El bailarín le robó un beso. Ella estaba determinada a odiarlo. Las circunstancias no cooperaron. (Haz clic en la imagen para bajarte el relato gratuito, en formatos EPUB y MOBI, junto con el fondo de pantalla.)

31 de diciembre de 2012

¡FIESTA DE NOCHEVIEJA!

Al igual que para la Oktoberfest o el Halloween, tener un dragón hace mucho más divertidas las festividades :-)

Este fin de año, mi Donaldito y yo decidimos festejar por todo lo alto... literalmente. Es decir, nos fuimos a volar. Era algo arriesgado, claro, empezando porque era de noche y en la oscuridad se corre el riesgo de chocar contra algún murciélago distraído. Pero daba igual. Pasamos por encima de todas las casas, yo gritando "¡feliz Año Nuevo!" y mi dragón rugiendo el equivalente de esas palabras. (Aclaro, por si no lo he mencionado antes: MI DRAGÓN NO HABLA, sino que se comunica por gestos. Como máximo, todavía sabe graznar.)

A las doce empezaron los fuegos artificiales. Eso ya fue un problema, porque Donald es a prueba de fuego pero yo no, y en cierto momento noté un ligero olor a quemado. ¡Se me estaba chamuscando el pelo! Por suerte, Donald reaccionó rápidamente y me sumergió en el agua de la playa para apagar el incipiente incendio (vamos, que con mi abundante cabellera, aquello hubiera sido un desastre de proporciones épicas). Me tragué un pez. Bueno, ESPERO que fuera un pez, porque las aguas del Río de la Plata están bastante contaminadas por la basura que tira la gente. Los montevideanos son bastante puercos...

Pero mi dragón tenía algo que añadir a la pirotecnia, y escribió una felicitación en pleno firmamento. Luego dio la vuelta para hacer algunas correcciones, cuando le dije que "nuevo" va con V, no con B, y "feliz" va con Z, no con S. (No lo puedo culpar por las faltas de ortografía, sin embargo. Si no sabe hablar, tampoco domina demasiado bien el lenguaje escrito.)


Como sea, ¡mi Donaldito y yo les deseamos a todos un feliz y próspero 2013! :-)

G. E.

PD: Esto no acaba aquí, sino que continúa en la entrada del 1 de enero...

25 de diciembre de 2012

LA GRINCH... ACALORADA

¿Recuerdan mi historia de Navidad del año pasado? ¡Pues nada de Gissel Mamá Noel cariñosa esta vez! Y no es porque tuviera ganas de arruinarles la fiesta a los demás; es que este año simplemente me ganó el rechazo hacia el consumismo desenfrenado, antiecológico y sin sentido de la dichosa Navidad. Caramba, si más que la paz y el amor, lo que la gente celebra son las comilonas, los regalos y la llegada de Papá Noel (puestos en ello, el Papá Noel moderno es un invento de la Coca-Cola, bebida perjudicial y antiecológica por donde se la mire *).

Por todo lo anterior... ¡decidí sabotear la Navidad de tipo consumista! Mi intención era subirme a mi dragón en Nochebuena, arruinar todos los fuegos artificiales de mi ciudad (vamos, que eso de tirar fuegos artificiales en Nochebuena es una soberana estupidez, y encima las pobres mascotas se aterrorizan), robarme todos los regalos antiecológicos, proclamar un regreso a los buenos valores morales, cambiar la comida chatarra por frutas y verduras, y promover de nuevo la adquisición de libros en lugar de frivolidades.

Sin embargo... hubo un pequeño inconveniente. Este 24 de diciembre fue el día más podridamente caluroso del año, con una ola de calor que en Argentina dio una sensación térmica de hasta 50 grados Celsius. En Montevideo, la ciudad quedó convertida en un sauna. ¡Y ya he dicho que detesto el calor!

¿Cómo iba a ponerme un traje de Grinch con semejantes temperaturas? ¡Si la cosa más bien estaba para andar desnudos! ¡O con cubitos de hielo metidos debajo de la ropa! Decidí entonces que mejor me pintaría de verde, aun a riesgo de que me confundieran con la Bruja Mala del Oeste, Linterna Verde, Flecha Verde, el Duende Verde o el pato-planta mutante de la serie El Pato Darkwing.

Pero no hubo caso, igual me ganó el calor. Y a Donald. Para ser un dragón que escupe fuego, el pobre tampoco pudo con las altas temperaturas. ¡Y ni hablemos de mi gato, ya que estamos! Se despatarró una y otra vez por toda la casa, buscando algún lugar medianamente fresco. Yo me la había pasado tomando agua desde la mañana, pero creo que hice pipí una sola vez en todo el día. (Lo sé, es demasiada información, pero estoy aprovechando la ocasión para hacer hincapié en lo importante que es cuidar la hidratación durante una ola fuerte de calor.)

En fin, mi plan se vino abajo porque Donald no logró despegar del suelo. Nos desplomamos los dos en la pista del aeropuerto, jadeando. Mi pintura verde acabó por formar un charco en el suelo. Si hubiera tenido implantes de silicona, también se habrían derretido (menos mal que estoy en contra de exagerar artificialmente los atributos femeninos).


Oh, bueno, la próxima vez será. Prepárense...

Feliz Navidad... ¡y buen aire acondicionado!

G. E.

* Oh, parece que la relación entre la vestimenta de Papá Noel y la Coca-Cola es una leyenda urbana, por eso taché la frase arriba. ¡Pero eso no hace que la Coca-Cola deje de ser una bebida perjudicial y antiecológica!

18 de diciembre de 2012

¡MI CUERPO NO ES MÍO!

¿Recuerdan mi entrada sobre las hormonas dominantes? ¡Pues parece que no debería preocuparme sólo por ellas en la lucha por controlar mi propio organismo! Leí más artículos científicos y pesqué los siguientes datos igualmente estremecedores:

1) ¡Las tripas de un ser humano tienen más neuronas que su cerebro!

2) ¡¡Un humano puede llegar a tener más bacterias que células propias!!

Bueno, lo primero explica muchas cosas. Por ejemplo, por qué nuestro sistema digestivo parece mandar sobre nuestra voluntad. ¡El muy maldito piensa por sí solo! Y se ve que adora la comida chatarra, además, porque cuando estoy determinada a comer zanahorias, legumbres, frutas y carnes magras, mis tripas parecen exigir a gritos patatas fritas con salchichas y una enorme porción de pastel de chocolate >:-/ ¡Qué tripas saboteadoras de una dieta saludable!

Y si a eso le sumamos la cantidad de microbios que seguramente viven ahí, ¡seguro que las neuronas de mis tripas se han puesto de acuerdo con las bacterias en una relación simbiótica, dejándome al margen de cualquier decisión alimenticia importante!

¡¡Resulta que en realidad mi cuerpo no es mío sino un sistema de soporte para los microbios, y mis tripas son más inteligentes que yo!! ¡¡Demonios!!

Neuronas de las tripas: ¡NOSOTRAS somos el verdadero cerebrito!
Bacterias: ¡Ja ja, vivimos en ti y no pagamos alquiler!

¡¡Nooo!! Pero ¿saben qué? ¡Me da igual que los microbios y las neuronas de las tripas me superen en número! ¡No les permitiré controlarme! Al diablo la democracia; ¡DESDE AHORA, MI CUERPO ES UNA DICTADURA Y LA QUE MANDA SOY YO!

¡Me voy a comer una zanahoria!

G. E.

12 de diciembre de 2012

MI JUGUETE MÁS GRANDE

(Nota: no encontrarán en este artículo ninguna referencia a juguetes sexuales, ¡que éste es un blog más o menos apto para todo público, demonios!)

Si mi padre hubiera sido médico, seguramente me habría dejado jugar con su estetoscopio. Pero mi padre no era médico, sino conductor de autobús. Eso significa que en mi casa nunca sobraba el dinero, pero, para compensar, yo tenía una tremenda ventaja sobre los demás niños de mi barrio: ¡podía jugar con un autobús de verdad!

Era un autobús de la cooperativa COETC, con el número 61. Y yo lo adoraba. Para una niña imaginativa y activa como yo, aquel autobús era una fuente interminable de diversión.

Para empezar, ¡es que era un autobús! No necesitaba convertirlo en otra cosa (por ejemplo, una nave espacial) para que fuera grandioso. Podía sentarme en el asiento del conductor, abrir y cerrar las puertas y divertirme con mis amigas toda la tarde de esa forma.

También podíamos jugar a escondernos en los asientos. O colgarnos de las barras de acero del techo, como monos. De verdad, que era un juguete genial. Encima, cuando mi padre tenía que sacar al autobús para "ablandar" el motor, de pronto teníamos una linda excursión familiar por delante, a veces con un montón de amigos. En esas ocasiones, yo me sentaba en el asiento del cobrador, y me ponía a tocar la campanita (esa que estaba para avisar al conductor de abrir y cerrar las puertas) hasta volver locos a todos los pasajeros :-D


Ese autobús era mi juguete favorito después de mis ponis de plástico y la pista de autos electrónicos. ¿Quién necesitaba un estúpido estetoscopio? (Bueno, en realidad tengo uno ahora mismo, para las cuestiones veterinarias. Sigue sin ser tan interesante como el autobús.)

No me puedo quejar de mi infancia :-)

G. E.

6 de diciembre de 2012

¡CONDENADAS HORMONAS!

En la revista argentina Muy interesante del mes pasado salió un artículo sobre las hormonas. ¡Y me dejó muy descorazonada! Al parecer, resulta que esas molestas sustancias, que apenas aparecen en picogramos en la sangre, ¡son las responsables de casi todas mis decisiones y de un montón de cosas que hace mi cuerpo sin mi permiso!

¡Y yo que me consideraba una persona racional! Pero no, ahora resulta que si me pongo a mirar a un tipo guapo, es porque los estrógenos están interfiriendo con mis funciones cerebrales. Cuando estoy escribiendo, el disfrute está a cargo de la dopamina, y las hormonas de la digestión deciden por su cuenta que los nutrientes vayan a mi trasero y no a mis músculos o mis neuronas, donde yo los necesito. ¡Grrrr!


¿Pues saben qué? ¡Me rehúso a seguirles la corriente a las hormonas, excepto en lo que sea absolutamente inevitable! (Ya quisiera haber regulado mi hormona del crecimiento y medir unos 10 cm más, para no tener que recortar todos mis pantalones.) Entérense, hormonas: mis hábitos reproductivos los controlaré YO; comeré lo que YO crea saludable y dejaré de comer cuando YO lo decida, y no dejaré que tú, estúpida dopamina, me vuelvas adicta a lo que te dé la gana. Capisce?

¡Y si alguna vez asesino a alguien, será porque se lo merece, no por un arranque de ira ocasionado por la adrenalina! Ah, no, espérense. Creo que ahí sí me convendría culpar a las hormonas :-P (Suele ser muy útil en los tribunales.)

Me voy a jugar a Angry Birds, digooooo... a hacer ejercicio.

G. E.

Artículo relacionado: ¡MI CUERPO NO ES MÍO!

30 de noviembre de 2012

MANDELBROT Y JULIA

Para descansar un poquito de mis disparates habituales, hoy les voy a hablar de Mandelbrot y Julia. No, no son personas. Bueno sí, FUERON personas alguna vez, llamadas Benoît Mandelbrot y Gaston Julia. Pero les dieron nombre a unas fórmulas matemáticas que originan imágenes fractales, y es de éstas que va el artículo.

Me encantan los fractales de todo tipo. Son bonitos, intrincados, y constituyen la única forma en que he podido llegar a apreciar las matemáticas. (De verdad, que los números no son lo mío. Demasiado abstractos y predecibles.) Los fractales provienen de unas fórmulas que, al repetirse una y otra vez (en las llamadas iteraciones), producen una imagen. Las computadoras de antes no tenían demasiada capacidad para generarlas (calcular una sola imagen podía tomar cientos de horas), pero hoy en día, con los procesadores y los programas actuales, se pueden crear bellísimas obras de arte en pocos minutos.

Hay muchas más fórmulas aparte del conjunto Mandelbrot y el conjunto Julia, pero estas dos siguen siendo grandes favoritas por su versatilidad. Aquí les van algunos ejemplos de lo que se puede hacer con el conjunto Mandelbrot:




Y aquí les van algunos ejemplos de lo que se puede hacer con el conjunto Julia:




Creé estas imágenes con el programa Ultra Fractal. Es de lo mejor. Hay que pagarlo, pero... ¡vale la pena! (Se puede probar gratis. Y no, el autor no me paga por promoverlo; lo hago de pura buena onda :-D)

Si les gusta este artículo, otro día seguiré con el tema :-)

G. E.

24 de noviembre de 2012

CÓMO APOYAR A TU ESCRITOR FAVORITO

[Antes que nada, voy a aclarar por las dudas que también se puede apoyar a las escritoras, pero no lo digo en el título porque me fastidia el lenguaje políticamente correcto. Se sobreentiende que me refiero al gremio en general.]

Son tiempos difíciles para los escritores. Esperen, ¿qué estoy diciendo? SIEMPRE han sido tiempos difíciles para los escritores. Somos como los policías o los bomberos: necesarios pero infravalorados (eso sí: no nos enfrentamos a los delicuentes ni nos metemos en edificios en llamas; por ello es que, si tienen tiempo, también dedíquenlo a apoyar a los policías y los bomberos, por favor, que son muy importantes). En fin, la cosa es que mucha gente lee, y a un porcentaje (que yo espero sea muy elevado) de esa gente le gustaría ayudar a los escritores para que sigan escribiendo felices y contentos. Y como nadie mejor que un escritor para decirles cómo se puede hacer, aquí va una lista de medidas que he recopilado aquí y allá :-)

#1 COMPRAR LOS LIBROS

Parece una obviedad, ¡pero es que es muy importante! Como dije en el artículo sobre cómo enojar a un escritor, no es que los escritores seamos codiciosos ni escribamos por dinero, sino que la mayoría de nosotros estamos crónicamente mal pagados :-P Pero comprar los libros no sólo nos ayuda desde el punto de vista económico; también nos ayuda a tener otras ventas (porque nos sube en las listas), y a los que editamos por cuenta propia, nos puede servir para llegar a una editorial.

#2 COMPRAR LAS EDICIONES ELECTRÓNICAS DE LOS LIBROS

Lo sé, mucha gente todavía está como enamorada del papel. Que si el tacto de las páginas, que si el olor (en lo personal, prefiero oler la comida), que lo de escribir notas en los márgenes y etc... Peeeeero... las versiones electrónicas suelen dar porcentajes de regalías BASTANTE más altos a los autores, ya que en un libro de papel uno también está pagando por los costos de impresión, distribución, transporte y almacenamiento. Además, vamos, que los libros electrónicos también son una ventaja para los lectores: no ocupan lugar, no pierden páginas, no hay que limpiarles el polvo, y encima son MUCHO más baratos. ¡Todos salimos ganando! (Bueno, salvo las distribuidoras, pero ésas no tienen muy buena fama entre los escritores, se los aseguro. Y muchas editoriales pequeñas también se han peleado con ellas.)

#3 ESCRIBIR BONITAS RESEÑAS DE LOS LIBROS LEÍDOS

¡Y esto es totalmente gratuito! Son como máximo cinco minutos para decir algo en favor del libro (especialmente en la página de ventas), y el autor no sólo estará feliz por el resto del día, sino que además las reseñas ayudan a que más gente se interese por la obra en cuestión, lo que a su vez es como un círculo virtuoso que lleva a más ventas y más reseñas :-)

#4 EL FAMOSO EFECTO BOCA-OREJA

Antes se decía "boca-a-boca", pero luego alguien se dio cuenta de que eso más bien se refería a la reanimación cardiopulmonar, y se cambió por una expresión más exacta :-D La cuestión es, la promoción que hacen los lectores es INVALUABLE para los escritores. Los autoeditados, sobre todo, nos pasamos muchas horas promocionándonos hasta el cansancio, o hasta que los demás se cansan y nos piden que por favor dejemos de dar la lata. Pero incluso para los escritores editados por editoriales, la promoción sigue valiendo mucho porque las editoriales en general sólo promocionan a los autores famosos (la verdad, no creo que a estas alturas Stephen King ni Ken Follett lo necesiten).

#5 APÚNTATE A LA PÁGINA DE FACEBOOK DEL AUTOR

Esto no sólo beneficia al autor (cuantos más admiradores, más peso tendrá si el autor está buscando editorial), sino que así los lectores podrán estar enterados de las novedades, promociones y sorteos. De nuevo, ¡todos ganan!

#6 SIGUE AL AUTOR EN TWITTER

Es más o menos el mismo principio que el anterior. Los autores en general mantenemos a los seguidores informados a través de Twitter, y los retuiteos nos resultan de mucha utilidad :-)

#7 LEE EL BLOG DEL AUTOR

¿Se va captando la idea? :-D La cuestión es tener una base de lectores, algo así como un ejército detrás que nos respalde en la batalla interminable por destacar entre el mogollón (¡yay, por fin tengo una oportunidad de usar la palabra "mogollón"!).

#8 COMENTA, COMENTA, COMENTA

Si se te ocurre algo bonito que decirle al autor, ¡no te cortes! Ya sea o no que colabore con las ventas o la promoción, a los escritores nos gusta sentirnos apreciados. En lo personal, yo voy guardando los comentarios bonitos en un archivo de texto, para levantarme el ánimo cuando me pongo a pensar que la escritura, como profesión, es un soberano disparate sin sentido. (Me pasa a veces. Es una lata.)

#9 BUSCA LAS ALTERNATIVAS LEGALES

A algunos escritores les molesta la piratería, a otros no (a veces sirve como promoción, a veces no). Pero creo que a ninguno le gusta que su obra se incluya (sin permiso) en las páginas piratas que distribuyen troyanos. Tampoco está bien que los lectores sufran un daño a la computadora por su interés en un libro. O sea, antes de buscar un libro gratuitamente en sitios ilegales, mira primero en la página de Facebook, el Twitter o el blog del autor. ¡Hasta es muy posible que el libro que quieres esté a un precio rebajado o en promoción gratuita! Y sin que nadie te cuele un troyano.

#10 ¡APROVECHA QUE SE VIENE LA NAVIDAD!

Si ya tienes los libros del autor que te gusta, ¡regala ejemplares a otros en las fiestas! De paso, también contribuirás a la cultura general :-)

Con todo lo anterior, el escritor tendrá suficiente ayuda para que su profesión, como mínimo, no esté en números rojos todo el tiempo, y encima se sentirá muy, muy feliz y con ganas de seguir escribiendo. Algo así como yo, que cada vez que alguien me compra un libro y/o hace un comentario me pongo a hacer mi danza de la alegría:

¡Otra venta en Amazon!
¡Me han escrito una reseña!
¡SÍÍÍÍ, LOS LECTORES ME AMANNNN!
¡SOY FELIIIIIIIZ!

(Lo sé, parezco algo psicópata. Es mi reacción natural ante la felicidad, no se preocupen. Probablemente los demás escritores no hagan cosas tan disparatadas. O sí, quién sabe. Los escritores somos una especie bastante rara.)

Me voy a trabajar en mi siguiente novela...

G. E.

PD: Para que vean que no soy la única escritora que insiste sobre estos puntos, pueden leer este otro artículo.

****************************************

FRAGMENTO DE HISTORIAS DEL DESIERTO

Agalur se miró en el espejo. Estaba conforme con su apariencia; que la sencillez fuera ese día su mejor atributo, pues no sólo quería verse como un rey sino también como un hombre, y su fortaleza natural resultaría más atractiva en ese sentido que cualquier adorno. Así dispuesto, salió a recibir la comitiva.

Los dos jinetes iban hermosamente vestidos y montaban sendos caballos dorados. Éstos eran opandis, criaturas mágicas del desierto, y sólo una persona en todo Huru podía dominar su temperamento salvaje. Dicha persona venía más atrás, también sobre un caballo dorado y acompañada por sus guerreros. Como si ella necesitara protección, pensó Agalur, y sonrió para sí mientras veía aproximarse a la mujer de sus sueños.

La reina Mazina cabalgaba con la espalda recta y la cabeza en alto, bella y majestuosa. Su larga melena flotaba detrás de ella en mechones rojos y rubios, como gasas, como llamas. No usaba corona sino dos brazaletes tallados que parecían de oro, aunque se tratara de un material mucho más extraordinario. La mujer vestía una ceñida túnica de los mismos colores que su pelo, y Agalur, como siempre, se deleitó contemplando aquel cuerpo femenino con el que solía fantasear por las noches.

El rey descubrió de pronto que la espina de insatisfacción había desaparecido. Ya tenía frente a él aquello que le faltaba.

18 de noviembre de 2012

FORMULARIO PARA DELINCUENTES

En Uruguay vamos MAL MAL MAL con la cuestión de la inseguridad ciudadana. Los asaltos y robos se han ido por las nubes, los delincuentes son cada vez más violentos, nuestros gobernantes todavía no saben qué hacer (no me sorprende; algunos de ellos fueron delincuentes en su momento), y por si todo lo anterior fuera poco... ¡los ciudadanos honrados ahora tenemos que preocuparnos de que nos encarcelen o demanden por defendernos!

No bromeo. Si uno le dispara a un delincuente porque tiene una pistola, y al final resulta que la pistola del delincuente era de mentira, uno puede ir preso por uso desproporcionado de la fuerza. Encima, el delicuente puede acusarnos por daño patrimonial (¿de sus bienes honestamente robados?) y pedir una indemnización por gastos médicos. ¡Y hablo de casos reales!

Por eso, he decidido tener un formulario a mano para la próxima vez que alguien llegue a mi casa o me pesque en la calle con intenciones poco honestas. Es que, visto el panorama, no está de más cubrirse de alguna manera...


FORMULARIO PARA DELINCUENTES

1. ¿Su arma es real o de mentira? [Es importante aclarar esto desde el principio. Podría significar la diferencia entre permanecer libre por actuar en defensa propia o ir preso por lesionar/matar a un delicuente "desarmado".]

2. ¿Se metió a mi casa para robar o simplemente desea ir al baño? [No bromeo: fue la excusa real de un ladrón.]

3. En caso de que me dispare/apuñale, ¿su intención es matarme, incapacitarme o simplemente causarme un buen susto? [Tampoco bromeo aquí: un delicuente le disparó como diez veces a un guardia de seguridad, pero alegó que sus intenciones no eran homicidas. Ya, si cuando uno le pega varios tiros a alguien en realidad es de buena onda, qué joder...]

4. ¿Es usted menor de edad? [No está de más preguntar: si uno le causa una lesión a un menor de edad, es muy probable que uno vaya preso, aunque el menor de edad parezca adulto.]

5. ¿Tiene usted seguro médico de alguna clase? [También es importante dejar esto bien claro desde el principio, por si el delicuente pide la dichosa indemnización.]

6. ¿Tiene usted esposa/o y/o hijos? [Es que si luego te demandan, igual te obligan a indemnizar a toda la familia.]

7. ¿Tiene usted parientes que se tomen las venganzas en serio? [Por si uno hiere al delicuente y luego sus parientes vienen a cobrarse la revancha.]

8. ¿Está ahora mismo bajo el influjo de alguna sustancia psicotrópica? ¿O sea, de alguna droga? [Hay que explicar bien, porque la mayoría de los delicuentes no tienen un vocabulario amplio. En cuanto a la cuestión de las drogas, también puede hacer una diferencia en el tribunal.]

9. ¿Me va a disparar/apuñalar aunque no me resista?

10. ¿Sería mucha molestia si, después de darle lo que pide, usted me diera unos metros de ventaja antes de dispararme?

11. ¿Tiene usted abogado?

12. En el caso de que volvamos a vernos en un tribunal...

No, esperen, ¿qué estoy haciendo? ¿ES QUE LOS CIUDADANOS HONESTOS NO TENEMOS DERECHO A DEFENDERNOS NI A SER PROTEGIDOS POR EL GOBIERNO SEGÚN LO QUE ORDENA LA CONSTITUCIÓN? ¡¡ESTO ES EL COLMO!!

Dejaré el formulario así, y se lo daré al próximo delicuente que trate de asaltarme... a fin de distraerlo mientras le echo a mi dragón encima (para que lo rostice bien y no deje evidencias de ninguna clase que puedan usarse en mi contra en un tribunal).

¡Que soy una ciudadana honrada que paga sus impuestos, carajo!

G. E.

****************************************

FRAGMENTO DE ENTRE REJAS

Solo de nuevo en la enfermería, el doctor Davis se preparó para examinar el cuerpo, poniéndose su bata y unos guantes. Tarareaba un poco para sí, pero no era una contradicción a la reprimenda dirigida al guardia, sino una manera de disipar el aburrimiento ante un trabajo sucio y monótono.

Como estaba de espaldas al muerto, no lo vio moverse por debajo de la sábana.

Lentamente, el cadáver se incorporó en la camilla hasta quedar sentado. La sábana cayó al suelo con un susurro, llamando al fin la atención del médico. Éste se dio vuelta, y su expresión pasó de la curiosidad a la sorpresa, y luego al horror, cuando se halló ante un muerto viviente con los ojos inyectados en sangre. El cadáver sonreía. El médico hubiera podido pensar que los guardias se habían equivocado en su diagnóstico, pero aquella sonrisa no tenía nada de humano.

—Dios mío —balbuceó el hombre.

—Dios está muy lejos de aquí —replicó el cadáver, y saltó de la camilla hacia el doctor con las manos extendidas para agarrarlo del cuello. El médico trató de escapar, pero el cadáver se interponía entre él y la puerta y se movía como un leopardo. Las manos se cerraron sobre su garganta, levantándolo del piso. Hubo un momento de lucha y patadas inútiles, y luego el cuerpo del médico dejó de moverse para siempre.

El prisionero muerto soltó a su víctima sin fijarse dónde caía. Aún había una sonrisa en su cara.

11 de noviembre de 2012

¡MI DRAGÓN CUMPLE 2 AÑOS!

Cuando pienso que, hace dos años, mi dragón Donald era tan chiquito que podía tenerlo en brazos, la verdad es que me conmuevo :-) Ha sido un largo camino hasta ahora. Ayudé a Donald a encontrar su rugido y a negociar las condiciones de su empleo en el aeropuerto, hemos ido juntos a China y a la Oktoberfest, y en general la hemos pasado de maravilla.

Es por eso que para su segundo cumpleaños quería regalarle algo muy especial. El único problema era ¡que no se me ocurría nada! ¿Qué se le regala a un dragón que ya tiene casi todo lo que necesita para vivir? (Bueno, todavía tengo que conseguirle una cueva con tesoro, pero eso aún está en proceso porque requiere trámites muy largos. Ya saben, cuestiones inmobiliarias. Y los tesoros no son muy fáciles de encontrar.)

Entonces me puse a pensar en la estupenda relación que tengo yo con mi gato, y de inmediato se me prendió la lamparita: ¡podría conseguirle una mascota! Total, hasta la gorila Koko tuvo sus gatos (les puso nombre y todo).

Claro que... con el tamaño y peso de mi dragón, me pareció un poco arriesgado lo de regalarle un gato doméstico, por el riesgo de aplastamiento accidental. Fue por ello que decidí ponerme creativa... ¡y me fui hasta el zoológico!

Hay algo que deben saber sobre el zoológico en mi ciudad: es un DESASTRE. Los animales están bien cuidados, pero las jaulas y ambientes donde viven son por completo inapropiados en la mayoría de los casos. O sea, aparte del asunto del regalo de cumpleaños, era una buena ocasión para rescatar a uno de esos animales y ponerlo en un sitio más adecuado a sus necesidades biológicas.

Entre todos los felinos del zoológico... elegí el tigre más bonito. Para que tuviera rayas, igual que mi gato :-) Por supuesto, no fue fácil sacarlo de la jaula, pero el bicho estaba tan aburrido ahí dentro que no se resistió demasiado a que le pusiera una correa (al final sólo tuvieron que darme diez puntos en el hospital; poca cosa).

Preparar la fiesta fue fácil, y nos divertimos bastante. Le hice a mi Donald una torta de carne con verduras, invitamos al dinosaurio de Twitter y a todos los monstruos del Gran Hermano con monstruos (es que ya los echábamos de menos).

A mi Donald le encantó su tigre. No sé qué nombre le puso porque suena más o menos como "Grrrñññuaf" en en lenguaje de mi dragón (podría significar algo así como "Esponjoso" o "Devorador"). El tigre no parecía muy convencido al principio (quizás fuera porque no le gustaba el lazo que le puse), pero unos pocos kilos de carne cruda, una laguna y algo de paja suave bastaron para que se sintiera cómodo. (Todos los gatos son iguales. Bueno, excepto que a los tigres SÍ les gusta el agua.) En unos días le conseguiremos un espacio en una reserva natural de China, para que pueda interactuar con otros ejemplares de su especie.

También le regalé a mi dragón un retrato de nosotros dos. Algo así como un recuerdo de madre e hijo, ya que él me quiere mucho por ser su madre adoptiva. Luego me subí a una escalera para darle un abrazo y un beso en su escamosa nariz.


¡Feliz cumpleaños, Donaldito! Tu mami te ama :-)


G. E.

****************************************

FRAGMENTO DE EL DRAGÓN DE PIEDRA

No llegó a hablar. El dragón intentó escapar por la única vía libre, que daba justo hacia el niño. Feidos vio aproximarse a la bestia y de pronto notó que no podía moverse: los ojos del animal estaban fijos en los suyos, con una intensidad tan espantosa que lo privaron de su voluntad. Ni siquiera oyó a los jinetes gritarle que se hiciera a un lado.

El dragón tropezó con unas rocas. De nuevo se arrastró levantando tierra y pasto hasta que su hocico quedó casi a los pies del niño, pero no volvió a levantarse porque los jinetes desenvainaron sus espadas y las clavaron en el cuello de la bestia, su parte más vulnerable.

—Apártate, chico —dijo un cazador—. Todavía podría saltar sobre ti.

El dragón apenas seguía vivo. De su cuello manaban tres chorros de sangre espesa, y la mirada de sus ojos amarillos se iba apagando poco a poco como flores que se marchitan al atardecer. Para Feidos eso fue lo más terrible: ver cómo se le escapaba la vida al magnífico animal mientras éste se resistía con las pocas fuerzas que le quedaban, negándose a morir. Olía a cobre y miedo. Una lágrima se deslizó por sus escamas hasta mojar la tierra, y luego la bestia dejó de respirar. El niño se acercó por fin para tocarla. Quería sentir su calor antes de que eso también desapareciera.

Fue la última vez en mucho tiempo que Feidos vio un dragón.

6 de noviembre de 2012

LOS UNICORNIOS Y YO

Quizás no sea yo una mujer muy convencional, en el sentido de que paso de casi todas las cosas típicamente femeninas, como los zapatos de tacón alto, el maquillaje, los vestidos y las novelas románticas. De niña, tampoco me gustaba demasiado vestirme de princesa o jugar a las mamás. Tenía algunas muñecas Barbie, pero con el tiempo me dediqué más a diseñarles ropa que a jugar con ellas; y no porque sea fanática de la moda (ya he dicho que paso de los vestidos), sino por el proceso creativo que dicha tarea implica. Además, una de mis tías era modista.

Sin embargo... bueno, digamos que hay una afición "de niñas" que conservo hasta el día de hoy: los unicornios. Igual que a Lisa Simpson, me gustan los unicornios, no lo puedo evitar. Son bonitos. Son mágicos. ¡Son caballitos con cuernos! Uno de mis libros favoritos es El último unicornio, de Peter S. Beagle, y también tengo varias figuritas de unicornios en mi dormitorio.

Por lo tanto, dado que también me gusta dibujar, he dibujado a unos cuantos unicornios a lo largo de los años. Aquí les va una muestra de mi colección:





Antes de que lo pregunten, no, no son dibujos hechos con tiza. Los hice a lápiz, en negativo, y luego invertí los colores. Es que me gusta el efecto que produce :-)




El último de estos tres está inspirado en El último unicornio, donde efectivamente hay una conversación entre la hembra unicornio y una mariposa. Claro que no se puede esperar que una conversación con una mariposa tenga mucho sentido (tienen un cerebro muy pequeño), y eso es justamente lo que ocurre en el libro...



Hace tiempo que no dibujo unicornios. Creo que podría volver a eso, cuando acabe un par de proyectos en mi lista... porque los aficionados a los unicornios nunca tenemos suficientes :-P

G. E.

****************************************

FRAGMENTO DE LA CANCIÓN DEL ÁGUILA

El animal estaba echado sobre el ala intacta, en lo alto de un mueble cubierto con paja limpia. Así fue como el chico descubrió que, en su pata derecha, tenía algo incrustado entre las garras. Kaylon le abrió los dedos para ver de qué se trataba.

A primera vista parecía sangre, pero no lo era. La cosa que el águila tenía en su pata, hundida en la carne, era una piedra ovalada de color rojo cuya superficie relucía como una joya bajo la luz de la lámpara. La piel alrededor se veía por completo normal; la piedra se había integrado al miembro como si fuera parte del mismo. Kaylon pasó su índice sobre el objeto. La textura era cálida y suave, sin rastro de arañazos, aunque daba la sensación de que algo vibraba justo por debajo. ¿O era más bien como una corriente de electricidad estática?

El ave dio por terminada la inspección al levantarse. Había fuerza en sus movimientos, y lo único que al parecer la incomodaba era el vendaje del ala. El chico concluyó que estaba mucho mejor y depositó la liebre muerta encima del mueble. La rapaz miró el cadáver con cierto recelo.

—Te guste o no, dependes de mí desde hoy en adelante —le informó el muchacho—. Si vamos a seguir con esto, tendrás que acostumbrarte a que yo te dé de comer, entre otras cosas.

El águila observó a Kaylon con los ojos entrecerrados. Era como si todo tuviera que decidirse en ese instante: vida o muerte, confianza o suspicacia, amistad o enemistad.

Por fin el ave dio un paso solemne hacia la liebre que se le ofrecía y empezó a desgarrarla con el pico. El chico dejó que su rostro exhibiera una amplia sonrisa de triunfo.

31 de octubre de 2012

¡NOCHE DE BRUJAS 2012!

¿Recuerdan mi Noche de Brujas del año pasado, en la que mi dragón insistió en que YO me disfrazara de dragón para poder disfrazarse ÉL de princesa? Bueno, pues este año me tocó elegir los disfraces. Y dada mi reciente adicción al juego Angry Birds...

Pues bien, mi pájaro favorito de Angry Birds es el pájaro bomba. Lo adoro. Es negro (me gusta vestir de negro) y ¡hace explotar cosas! Junté bastante alambre, mucho papel de periódico, algunos kilos de engrudo, pintura de varios colores, y esto es lo que salió:


¡Bien! ¡Ya estaba lista para la fiesta de Halloween y/o para reventar algunos puercos verdes!

Le mostré el juego a mi dragón Donald, pero él, en lugar de elegir un pájaro, ¡señaló a uno de los puercos! (Mmm, tendré que enseñarle a jugar a Bad Piggies.) Esta vez necesité bastante más alambre, papel, engrudo y pintura, pero entre los dos conseguimos meterlo en este disfraz:


Lo más difícil fue plegarle las alas para que encajaran dentro de la bola. Lo bueno es que puse en práctica mi origami. Lo malo es que, cuando se quite el disfraz, es muy probable que tenga que plancharle las alas a Donald para que pueda volar de nuevo. (Grunf. Detesto planchar cosas.)

Lo bueno de estos disfraces es que los hicimos con compartimientos interiores para guardar los dulces que nos den, y también para guardar explosivos y huevos podridos en caso de que NO nos den dulces y nos veamos obligados a realizar alguna travesura... (¡Uh, ya espero que alguien se niegue!)

Cuando salgamos a la calle, correré detrás de Donald como si pretendiera hacerlo explotar. ¡Vamos a armar un tremendo espectáculo! (Sólo espero que nadie sienta la tentación de tirarme a mí con un tirachinas gigante. No soy la única fanática de Angry Birds en mi ciudad.)

En fin, ya estamos por salir a divertirnos. ¡Feliz Noche de Brujas a todos los lectores de este blog! :-)

G. E.

PD: Si tienen tiempo, pueden ir a mi otro blog a leer mis dos cuentos de Halloween para este año: El invitado y La cena de Halloween. Hay fantasmas y monstruos :-) ¡Ojo con las salpicaduras de sangre...!

****************************************

FRAGMENTO DE SOMBRAS

Miró en derredor entrecerrando los ojos. Las olas del mar saltaban sobre el muro de la playa; los árboles crujían y se quebraban como palillos de dientes; algunos cables del tendido eléctrico se vinieron abajo y las luces se apagaron. Fue cuando Javier distinguió las sombras, primero con el rabillo del ojo y luego ante él, cerrándose en círculo como leonas hambrientas. No hacían ruido, sólo se movían flotando igual que humo negro, indiferentes al viento y la lluvia.

—¡Largo! ¡Déjenme en paz! —gritó Javier por encima de los truenos. Las sombras no se alejaron—. ¡Auxilio! ¡Ayúdenme!

El muchacho empezó a correr sin esperar la ayuda que había pedido. Ya no creía que nadie pudiera salvarlo de las sombras, ni siquiera él mismo. Pero corrió de todas maneras, aprovechando el empuje del viento para aumentar su velocidad. Dejó de gritar porque eso hacía que entrara más agua a su boca, y necesitaba todo el aire que pudiera conseguir. De algún modo adivinó que las sombras venían por él, y que si llegaban a atraparlo estaría perdido. Siguió corriendo, pues, pero aún las veía a pocos pasos, estirándose como tentáculos.

Un rayo golpeó una columna. El estallido fue ensordecedor, con chispas y humo, y el agua transmitió la corriente hasta Javier, quien pudo sentir la electricidad recorriendo su cuerpo de pies a cabeza. En esos segundos no pudo pensar. Todos sus nervios hormigueaban y el corazón se descontroló en su pecho, latiendo de cualquier manera. Vio luces que sólo estaban en su cerebro; un diente se le astilló al cerrar las mandíbulas de golpe. Cuando la corriente se detuvo, él cayó sin fuerzas sobre el pavimento, de espaldas, y aunque la capa de agua amortiguó el impacto, su cráneo le envió una oleada extra de dolor.

Las sombras lo alcanzaron. Javier no sintió su tacto, sólo un poco de presión cuando lo agarraron de las piernas y lo arrastraron hacia el mar embravecido que había sobrepasado la barrera artificial. Tampoco pudo gritar. Tenía los ojos muy abiertos, inundados por la lluvia. Las nubes y la ciudad eran borrones sin sentido.

13 de octubre de 2012

CUANDO MUERE UN RUISEÑOR (LIBRO 1)

Hoy voy a hablar de otro libro. Para variar, no lo he escrito yo :-P Conocí a la autora Nina R a través de Facebook, donde pude ver sus ilustraciones y leer fragmentos de sus historias, y como me gustó lo que vi y leí, pues decidí comprarle uno de sus libros. Elegí éste:


Una portada chulísima, ¿verdad? Pues la hizo ella misma. ¡Y el libro tiene más ilustraciones! Bueno, soy lo bastante grandecita como para apreciar los libros sin ilustraciones, pero es que las ilustraciones son un extra muy bienvenido en este libro, porque están hermosas.

¿Y de qué va el libro? Pues... digamos que había una vez un reino (Lothir) gobernado por un tirano llamado Edner Nevothenien. En ese mismo reino, formando parte de un grupo de rebeldes, había un muchacho llamado Oritzen Ervenin. Las circunstancias hacen que estos dos personajes se crucen en formas inesperadas, y todo cambiará debido a eso, incluyendo el destino del reino.

Me la pasé bomba leyendo esta novela. No contiene magia, dragones ni batallas épicas, pero me enganché con las idas y venidas del despistado Oritzen, y con su extraña, compleja, exasperante, adorable y a menudo divertida relación con el despótico rey Edner (sí, se aplican todos esos adjetivos, y quizás algún otro que no recuerdo ahora mismo porque estoy escribiendo esta reseña en plena madrugada y ya empiezo a cabecear).

Como se ve en la portada, es la primera parte. ¿Leí la segunda? ¡Por supuesto! Tenía que saber cómo terminaba el asunto, y la verdad es que el final me dejó muy conforme. En algunos aspectos me hizo recordar a Cumbres borrascosas, excepto que esta historia me gustó muchísimo más que Cumbres borrascosas. (Es que Heathcliff es un amargado insoportable. El rey Edner me cae mucho mejor como villano del cuento.)

Si con esto les he picado la curiosidad (eso espero), les paso los enlaces para comprar el libro: directamente desde Ediciones Babylon, en papel o como libro electrónico; en Amazon España, también en papel o como libro electrónico; y por último, en Amazon USA (para toda América), como libro electrónico. Mi recomendación personal es que lo compren directamente desde la editorial, ya que el sistema de pago es seguro y ofrecen la versión electrónica en tres formatos (MOBI, EPUB y PDF).

A leer se ha dicho :-)

G. E.

7 de octubre de 2012

¡OKTOBERFEST 2012!

¡Mi dragón y yo volvimos a la Oktoberfest! Pero hubo una diferencia este año: en lugar de viajar hasta Alemania, ¡nos fuimos a Blumenau, que es una colonia alemana en Brasil! (Es que no me apetecía hacer todo el vuelo a través del Atlántico. Hace frío sobre el océano y siempre existe el peligro de toparse con el Kraken.)

Nos divertimos más que en Alemania, a decir verdad. Se ve que a los descendientes de Alemania en Brasil se les ha contagiado el espíritu carnavalesco de los brasileños, y la fiesta fue bastante más alegre. Mi dragón, como siempre, fue la sensación. Donald se convirtió de inmediato en el alma de la fiesta, tarareando canciones tradicionales y balanceando jarras de cerveza en la nariz.


Mientras tanto, yo me subí a una mesa y me puse a cantar Barrilito de cerveza a todo pulmón. Es que ya estaba bastante achispada a esas alturas, y ya saben lo que pasa con las inhibiciones cuando uno está achispado :-D (Encima, me había puesto el traje parecido a un plumero. Como que un atuendo de ese tipo anima a quitarse los remilgos.)

Recibí como diez propuestas matrimoniales, aunque no sé si fue porque a) yo estaba achispada y mi traje era muy revelador, b) ellos estaban muy achispados, c) tener un dragón hace maravillas con el atractivo personal, o d) todo a la vez. La verdad, me sentí tentada de aceptar algunas, porque esos brasileños de ascendencia alemana estaban súper buenazos :-D (No acepté las propuestas... pero sí intercambiamos teléfonos y direcciones de correo electrónico. Total, nunca se sabe dónde podría estar mi novio compatible.)

En fin, nos divertimos un montón :-) ¡Y trajimos barriles de cerveza a casa! (para beber en la Noche de Brujas; pienso organizar un fiestón, y de paso les digo que están todos invitados).

¡Salud!

G. E.

PD: Los dragones, al parecer, no sufren resaca.

PPD: Yo tampoco, porque esto es un blog con mucha ficción.

PPPD: ¡Ja!

1 de octubre de 2012

RELATOS DE AMOR Y SANGRE

Como dije en el artículo con las instrucciones para mi próximo novio, y como también demostré claramente en el artículo sobre el Día de San Valentín, lo del romanticismo simplemente no me va, salvo contadas excepciones. Tal vez sea porque, según lo que visto hasta ahora, lo del final feliz con amor eterno me parece más fantasioso todavía que los elfos y los viajes intergalácticos.

Sin embargo, en algún momento llegué a notar que el tema del amor estaba bastante presente en varios de mis relatos macabros, lo suficiente como para que valiera la pena reunir dichos relatos en un libro. Y eso fue lo que hice. Luego subí el libro a Amazon, de modo que ¡ya está disponible para su compra y lectura!

Haz clic en PREVIEW para leer la muestra. Haz clic aquí para comprarla en tu página de Amazon correspondiente.

Les paso la sinopsis para que sepan de qué va cada uno de los relatos:

Poco antes de la Revolución Francesa, un aristócrata busca a la misteriosa y bella mujer con la que ha soñado. La encontrará en otro mundo... y pronto descubrirá que la ira de ella puede llegar a ser tan fuerte como su amor.

En nuestra época, un asesino a sueldo rescata a una mujer con habilidades sobrenaturales que los pondrán en peligro a ambos.

Una joven modelo se enamora de la pintora que la ha contratado, pero el turbulento pasado de esta última se interpone entre ambas.

¿Puede un cuento de hadas salir terriblemente mal? Camelia le pide a un hada ser hermosa para conquistar al príncipe que ama, y todo parece ir bien... hasta que su deseo se vuelve en contra de ella.

Gonzalo abandona a su prometida luego de encontrar a su verdadero amor. Sin embargo, no hay peor furia que la de una mujer despechada, y Miranda está dispuesta a cualquier cosa con tal de recuperar a su novio. Eso incluye la magia negra... y sus mortales consecuencias.

Teresa consigue por fin el corazón que necesita para seguir viviendo. Sólo hay un problema: el corazón parece tener voluntad propia y unos impulsos sangrientos.

A finales del siglo XIX, una joven llamada Gabriela se casa con un hombre rico y dispuesto a solucionar todos sus problemas. Sin embargo, él tiene una sola condición, y cuando ésta no se cumple, el final feliz de Gabriela se convertirá en una pesadilla de muerte y venganza.

Hete aquí siete relatos macabros donde el amor podría redimir a sus protagonistas... o llevarlos a su destrucción.

¿Se animan a transitar el lado oscuro del amor conmigo? >:-D

G. E.

13 de septiembre de 2012

SOBRE CRIMINALES ¡ABSOLUTAMENTE TARÚPIDOS!

En la vida real hay criminales inteligentes... y otros que merecerían palos en la cabeza ya no por sus crímenes, ¡sino por su tremenda e insultante estupidez!

Como dudo mucho de que los delincuentes en general estén suscritos a este blog (lo que menos quiere una es que aprendan a hacer bien su "trabajo", por razones obvias), aquí les va una lista de los errores más locos de los que me he enterado hasta ahora:

"SUICIDIOS" FÍSICAMENTE IMPOSIBLES

¿Recuerdan la serie Sledge Hammer!? Hay una escena muy divertida donde los protagonistas encuentran un cadáver con no recuerdo cuántas puñaladas en la espalda. Entonces va Hammer y pregunta: "¿Ya descartaron el suicidio?" Pues bien, esto que me sonó tan chistoso y ridículo en la serie ¡ha pasado repetidamente en la vida real!

A ver, asesinos y asesinas con menos cerebro que un pollo, ¿realmente creen que la policía se va a tragar el cuento de que el muerto pudo suicidarse de un escopetazo en la nuca, o veinte puñaladas, o de cualquier otra manera que implique las habilidades de contorsionista de un integrante del Cirque du Soleil? Really? ¿Pero ustedes qué se piensan, que los detectives nacieron ayer?

LOS SEGUROS DE VIDA

Por lo que veo en los programas sobre crímenes de la vida real, cuando alguien te hace un seguro de vida millonario sin siquiera preguntártelo... es casi seguro que planea asesinarte para cobrar el dinero. Hasta aquí podría funcionar el asunto, pero luego... a ver, como que NO es buena idea hacer el seguro de vida uno o dos días antes de matar a la persona, o ir a cobrarlo inmediatamente después de asesinarla. ¡Es demasiado OBVIO, más allá de que lo primero que mira la policía es quién se beneficia cuando alguien ha muerto por causas no naturales! E incluso en caso de que la policía no lo notara, ¡sin duda que la compañía de seguros hará su propia investigación antes de soltar los dólares!

LA REACCIÓN ANTE EL INTERROGATORIO

Acabas de asesinar a alguien. Viene la policía a interrogarte. Como que el siguiente paso debería ser, no sé, FINGIR ALGUNA REACCIÓN ANTE LA MUERTE DE LA PERSONA ASESINADA, ¿NO? ¿Acaso no hay numerosas películas donde el homicida ensaya frente al espejo lo que va a decir? Sin embargo, algunos asesinos en la vida real no sólo olvidan fingir sorpresa/tristeza cuando les comunican la noticia de la muerte de la víctima, sino que tampoco se molestan en preguntar, a fin de cubrir las apariencias, cómo murió. ¡Bien hecho, idiotas, se acaban de convertir en los sospechosos principales de sus respectivos crímenes!

EXCUSAS INVEROSÍMILES

"Lo maté en defensa propia." Nop, esto no cuela cuando el sospechoso muestra apenas dos o tres rasguños y la víctima pesa treinta kilos menos y tiene fracturas por todos lados. NANAY.

EL ADN "VOLADOR"

"No, yo no conocía a la víctima", dice el homicida, y luego resulta que su ADN estaba por todos lados en la casa del muerto, e incluso en las orejas y la raja del trasero del muerto. ¿¿Estos criminales nunca vieron un episodio de CSI?? Encima, alguno ha llegado a tener el descaro de negar la evidencia del ADN, ya sea afirmando que la policía la plantó ahí... o que de alguna manera el ADN flotó hasta la escena del crimen. Aaaaajá. No, eso tampoco cuela.

CRIMINALES QUE NO SABEN DESHACERSE DE UN SIMPLE CADÁVER

Cierto, no es fácil deshacerse de un cadáver. ¡¡Pero al menos no cometan la estupidez de enterrarlo en el jardín propio o cualquier otro sitio vinculado a ustedes!! ¿Acaso nunca vieron un episodio de Hannibal o Dexter? ¿O al menos leído alguno de los libros?

TROFEOS

¡Evidencia, gente, evidencia! ¡LOS TROFEOS SON EVIDENCIA! O por lo menos no dejen los trofeos a simple vista, criminales idiotas. Lo mismo se vale para los productos de un robo. Mi caso favorito: un asaltante que no sólo recibió a la policía con la misma ropa que había llevado al asalto, sino que además el dinero se encontraba aún en los bolsillos de dicha vestimenta. [Palma golpea frente.]

NO PAGARLE AL ASESINO A SUELDO

Aunque no lo crean, esto también ha pasado en la vida real. En serio, ¿a qué clase de idiota se le ocurre no pagarle (o pagarle poco) a alguien QUE SE GANA LA VIDA MATANDO A OTRA GENTE POR DINERO, Y QUE ENCIMA PODRÍA DELATARLO COMO AUTOR INTELECTUAL DEL CRIMEN EN CUESTIÓN? (Mmmm, ahora tengo ganas de escribir un relato sobre el tema. Algo así como la historia de un escritor que se convierte en asesino a sueldo en sus ratos libres y empieza a liquidar a los editores que no pagan las regalías en tiempo y forma. Sería sumamente catártico.)

ASESINOS QUE NO SABEN USAR UN NAVEGADOR DE INTERNET

Sí, hoy en día encontramos todo buscando en Google. Pero cuando uno usa Google para preguntar "cómo asesinar a alguien" Y LUEGO VA Y COMETE EL ASESINATO, ¡más le vale borrar el historial de navegación antes de que la policía eche un vistazo a la computadora! (Sí, es otro caso real.) Sólo los escritores nos salimos con la nuestra en estas cuestiones, dado que matamos personas ficticias.

En fin, imagino que los policías y detectives han de agradecer la incompetencia de ciertos delincuentes. Esperemos que estos últimos no mejoren sus patéticas habilidades para el crimen, ya que facilitan mucho el trabajo de apresarlos :-D

Estás arrestado. Y no sólo por matar a tu vecino, sino por tratar de hacerme creer que se sucidió reventándose la cabeza con una maceta. Pedazo de imbécil.

G. E.

¿Buscas más entretenimiento? Haz clic AQUÍ para echar un vistazo a mis libros. ¡Cada compra me permite seguir escribiendo! ¡Gracias!

1 de septiembre de 2012

VIDA DE MARIPOSA

En alguna próxima vida quiero ser una mariposa. "¿Y eso por qué?", se preguntarán. Cierto, no suena muy espectacular ni emocionante, ¡pero la vida de mariposa tiene muchísimas ventajas!

Para empezar, desde que nacen hasta que inician la metamorfosis, su única actividad es comer. O sea, ¡comen todo el tiempo, sin preocuparse por la obesidad ni la diabetes tipo 2! Comen, comen, comen, crecen, crecen, crecen, y mudan la piel cuando ya no caben en ella. ¿No suena estupendo?

En segundo lugar, está lo de la metamorfosis. Al principio eres algo así como un tubo digestivo con patas, pero luego haces la metamorfosis y te conviertes en un hermoso insecto volador. ¡Y con la capacidad de ver más colores que los seres humanos! La vida de una mariposa adulta consiste en a) volar de una hermosa flor a otra, b) beber delicioso néctar (una vez más, sin preocuparse por la obesidad ni la diabetes tipo 2) y c) tener sexo.

Y en tercer lugar, las mariposas no tienen preocupaciones. Sí, pueden chocar contra los automóviles, o ser devoradas por pájaros, o morir en una tormenta, ¡pero su cerebro diminuto no piensa en nada de ello!

Aquí me dirán que las mariposas viven muy poco (entre quince días y tres meses, esto último para las Monarcas), pero bueno, mejor una vida corta y emocionante de mariposa que una vida larga, lenta y aburrida de tortuga terrestre :-P


Eh... por supuesto, cuando sea mariposa tendré cabeza de mariposa. Digo, es que así parezco una versión lepidóptera del protagonista de La mosca :-D (la versión original).

G. E.

26 de agosto de 2012

MIS HISTORIAS DEL DESIERTO (5)

Las aventuras en el desierto de mi novela aún no acaban, porque ¡hay mucho para hacer ahí! :-) (El episodio anterior está aquí. Para verlos todos, hagan clic en la etiqueta "historias del desierto".)

El guerrero Senti, Donald y yo continuábamos nuestro viaje hacia algún sitio, pateando doradas arenas y discutiendo sobre la mejor forma de combatir a las langostas carnívoras de Huru (sí, en Huru suele haber plagas de langostas que se comen a la gente, y encima son algo venenosas; emocionante, ¿eh?). De pronto encontramos unas huellas enormes en la arena y nos detuvimos para contemplarlas.

—Qué raro —dijo Senti—. Nunca había visto algo así.

—¡Pero yo sí sé a quién pertenecen estas huellas! —respondí—. Vamos a seguirlas. Podría ser divertido.

Fue un tremendo error, aunque en ese momento no lo sabía, claro. Como sea, seguimos las huellas, que en verdad eran colosales, hasta que al fin hallamos lo que yo esperaba ver. Pero describiré nuestro hallazgo con las palabras que usé en la novela, cuando el comerciante Frobio y su esposa Eldina se toparon con ello.

Era una criatura humanoide hecha de bloques de piedra gris. Caminaba ligeramente encorvada, con pasos lentos y dificultosos. Daba la impresión de que se desarmaría en cualquier momento, dado que los bloques no parecían estar unidos entre sí, pero la criatura continuaba su marcha sin soltar más que unas piedritas. Debía de ser una cuestión de magia, pensó el mercader, y se encogió de hombros. Era la primera vez que Frobio veía un hombre de roca, pero la magia abundaba en Huru.

—¿Qué... es... eso? —preguntó Senti.

—Es un castillo —respondí—. Bueno, no ahora mismo, pero alguien vive ahí, en todo caso. Vamos a saludar a su propietario.

Senti y yo subimos a lomos de mi dragón y volamos en torno a la cabeza del gigante rocoso, agitando las manos en actitud amistosa. El gigante titubeó al principio y finalmente se detuvo.

—¿Quiénes sois? —dijo una voz desde dentro.

—¡Turistas! —repliqué—. Y... eh... nos gustaría charlar con vos, noble hechicero, y quizás compraros alguna pócima mágica. —Pensé que esto último podría halagar al habitante de aquel castillo ambulante, de tal modo que calmara su desconfianza.

—Bien, podéis pasar. Pero dejad a esa enorme bestia azul afuera. Me pone nervioso.

Donald se posó en la nariz del gigante y Senti y yo entramos a su cabeza a través de la boca, llena de enredaderas colgantes. Donald parecía algo ofendido, por cierto. No le gusta que lo excluyan como si fuera un perro pulguiento.

El propietario del castillo ambulante nos esperaba con cara de suspicacia y los brazos cruzados. Su nombre (cosa que yo ya sabía porque soy la autora de la novela) era Bardún, y en mi libro lo describo así:

El mercader hizo una reverencia puesto que su anfitrión imponía respeto. Era alto y muy viejo, con una larga barba blanca que le llegaba a la cintura y ropajes algo desgastados pero de excelente calidad.

Pues sí, el hechicero Bardún imponía mucho respeto (como el mago Saruman pero con una expresión un poquito más enloquecida), de modo que hice una reverencia y le di un codazo a Senti para que me imitara.

—¿Y qué clase de pócima estáis buscando? —dijo el hechicero.

—Bueno, quizás algo para evitar las quemaduras solares —respondí—. Ya me estoy quedando sin bloqueador.

El hechicero me miró con cara rara, pero luego se encogió de hombros y empezó a rebuscar entre sus cosas mágicas. El interior de la cabeza del castillo estaba bastante desordenado, y Senti me dirigió una mirada como diciendo "esto no pinta del todo bien". Le hice un gesto para que se tranquilizara.

—¿Y cómo van las cosas por el desierto? —le pregunté a Bardún—. ¿Hay novedades? ¿Alguna visión nueva sobre el futuro que presagie aventuras, catástrofes y/o guerras? —Es que estoy planeando la continuación de la novela, y pensé que no me vendría mal la información de primera mano :-D

—Novedades, novedades... —farfulló el hechicero—. Mmmm, hay rumores. Rumores de que algo maligno se esconde en las profundidades del desierto. ¡Una criatura que tiene planes de conquista y destrucción!

La barba del hechicero pareció erizarse mientras hablaba, y fuera del recinto sonaron unos truenos a pesar de que el cielo estaba despejado.

—Pero claro, nunca se sabe —continuó Bardún, y todo volvió a la normalidad—. Al igual que las tormentas de arena, el futuro siempre es incierto.

(Tomé notas sobre la criatura maligna con planes de conquista, para añadirlas al plan de mi novela. Así no tendré que esperar a que me llegue la inspiración, que también suele ser poco fiable.)

Mientras tanto, Donald había asomado la cabeza por una ventana. Se le notaban unas ganas tremendas de participar en la conversación, y a pesar de que le hice señas para que no entrara, se coló al castillo andante y empezó a olfatear los objetos extraños y cubiertos de polvo que había por todas partes. De pronto, mi dragón y Bardún se encontraron cara a cara y el hechicero pegó un grito.

—¡Aaaaaahhhh, ya dije que no quería esa cosa dentro de mi casaaaaaa! ¡Largo, largo, largo! ¡Vete, monstruo enorme y azul y cornudo!

Increíblemente, Bardún empujó a Donald hasta que consiguió expulsarlo del castillo, y Donald, enfadado por la descortesía, le sacó la lengua. Entonces el hechicero tomó aire, agitó sus brazos majestuosamente, proyectó unos rayos mágicos hacia mi dragón y... Donald se precipitó al suelo envuelto en una nube de chispas.

—¡Eh, no hacía falta recurrir a esos extremos, señor hechicero! —protesté, sacando medio cuerpo por la ventana para ver qué le había hecho bardún a mi pobre dragón. Veía una forma azul en la arena, pero bastante más pequeña de lo esperado. Iba a encarar de nuevo al hechicero para exigirle una explicación, pero algo me golpeó por detrás, como un choque de energía eléctrica, y yo también caí del castillo envuelta en chispas. Aterricé en la arena patas arriba.

Un momento. ¿Dije patas arriba?

Me puse de pie... y tras un momento de observación, descubrí que yo ya no era yo.


¡Cuicuí! ¡Cuicuí! —exclamé. Oh, demonios. ¡El hechicero loco me había convertido en una especie de bírbix!

(Aquí toca otra pausa para dar explicaciones. A ver, básicamente un bírbix es un ave que vive en el desierto de mi novela y corre muy rápido, algo así como el Correcaminos de las caricaturas. Es del color de la arena, con un copete y una cola de color blanco iridiscente. En mi novela hay toda una historia donde aparece el bírbix: es una apuesta donde un rey trata de conquistar a una bella reina, de tal modo que quien atrape al ave ganará dicha apuesta.)

Buscando a mi alrededor, averigüé también qué había pasado con mi dragón: Bardún lo había transformado en ¡un caballo! Bueno, o algo así...


Donald me miró y soltó algo que parecía una mezcla entre relincho y graznido (recuerden que mi dragón suele graznar como los patos). Obviamente estaba tan desconcertado como yo. Habría querido consolarlo de alguna manera, pero lo único que salía de mi garganta era un montón de cuicuís.

El castillo humanoide se inclinó y Senti saltó a la arena. Luego el gigante de roca se alejó caminando con su típico paso cuidadoso.

¡Cuicuicuí! —le dije yo a mi acompañante, quien trató de mantenerse serio. No le salió muy bien.

—Lo siento, pequeña viajera —me respondió—. Ese Bardún ciertamente tiene unos nervios delicados. Pero sí me vendió la pócima contra las quemaduras solares. Toma.

Puse los brazos en jarras, digo, las alas. ¿Para qué iba yo a querer ahora la pócima, teniendo plumas por todo el cuerpo? ¿Y cómo iba a sujetar el frasco si ya no tenía manos?

—Bueno... —continuó Senti, guardando la pócima en su bolsillo—. Eh... supongo que será mejor que sigamos adelante, ¿no? Debe de haber algún otro hechicero que consiga devolveros a ti y a tu dragón a vuestra forma original.

Solté un suspiro. Sí, era la mejor alternativa. Mientras tanto, Donald trató de volar, pero sus alas atrofiadas ya no podían levantarlo del suelo. Se dio por vencido tras un par de coscorrones contra la arena. Menos mal, porque yo no estaba en condiciones de decirle que su forma ya no era apropiada para actividad aérea alguna.

Senti montó su caballo, continuamos marchando y... bien, es todo por esta vez. Pronto podrán enterarse de lo que pasó en los días siguientes de mi desértica aventura :-D (Sí, voy a dejar la historia colgada por aquí. Es que soy muy mala, ñajajajaja.)

G. E.

Haz clic en PREVIEW para leer la muestra gratis de la novela. Haz clic aquí para ir a tu página de Amazon correspondiente y comprarla.

20 de agosto de 2012

SOBRE MITOS LINDOS, FEOS O LOCOS

Hay gente que llega a creer cualquier chorrada, incluso aunque le pongan enfrente todas las pruebas de que no es cierta. Después están las cosas que nos gustaría creer, por convenientes, y cosas en las que es divertido creer porque hacen la existencia menos tediosa. En cualquier caso, les recomiendo hacer una búsqueda en Google para saber si tal o cual creencia es cierta o falsa, usando las palabras clave "hoax" (en inglés) o "mito". Digo, para evitar quedar como ignorantes ante los cerebritos :-P

Aquí va una lista de mis mitos favoritos, ya sea por lindos, feos o locos.

LAS CALORÍAS NEGATIVAS — Ay, sería estupendo que existiera algo así. ¿Alimentos que te hacen perder más calorías de las que ingieres, de modo que te ayudan a adelgazar? Me puse a investigar al respecto y lo siento, pero no existe tal cosa. Como máximo, hay algunos alimentos cuyo aporte calórico es muy, muy bajo, como los fideos shirataki (que son pura fibra), las fresas (¡sin crema doble!), los pepinos y la lechuga. Pero no tienen un aporte NEGATIVO de calorías. Sorry. (Masticar chicle sin azúcar no cuenta. Los movimientos mandibulares no queman suficientes calorías como para ayudarlo a uno a adelgazar.)

EL AGUA FRÍA OBLIGA AL CUERPO A QUEMAR CALORÍAS — Este mito se parece un poco al anterior, y tampoco es cierto. Bueno, en teoría es cierto, pero en la práctica uno tendría que ingerir tantos litros de agua fría que, en lugar de adelgazar, se moriría antes de hiperhidratación.

EL SEXO QUEMA MUCHAS CALORÍAS — Sí, quema calorías. Pero no tantas como la gente cree. Si quieren adelgazar, hagan dieta y no cancelen la membresía del gimnasio :-)

SUDAR ELIMINA TOXINAS — Pues no, lo siento :-( Sólo elimina agua y sales minerales. O sea, sudar sólo nos dejará deshidratados, pegajosos e hiponatrémicos. La buena noticia es que el hígado y los riñones, trabajando en equipo, cumplen muy bien la tarea de depurar nuestro organismo.

A LOS PERROS BUSCADORES DE DROGA LOS VUELVEN ADICTOS A ELLAS — ¡De ninguna manera! Éste es un mito espantoso que anda circulando por ahí, y yo trato de desmentirlo siempre que se da la ocasión. En serio, gente, NO HACE FALTA volver drogadicto a un perro para que busque drogas. Los perros son seres inteligentes y colaboradores con la capacidad de olfatear casi cualquier cosa que uno les enseñe, ya sean drogas, cadáveres, explosivos, criminales fugitivos, personas perdidas, otros animales e incluso trufas (aunque tengo entendido que, en materia de búsqueda de trufas, los campeones son los cerdos).

LOS CHINOS HACEN GATITOS BONSÁI METIÉNDOLOS EN FRASCOS — Me sorprende que alguien haya creído esto, porque es un disparate tan grande como la muralla china. A ver, gente, un poco de sentido común: ¿realmente creen que un gato podría sobrevivir más de unos pocos días metido en un frasco apretado? ¿Verdad que no? Los chinos hacen otras barbaridades con los animales, pero no ésta.

CARNE DE COSA Y POLLOS COSA — Sí, es malo comer comida hiperprocesada en los restaurantes McDonald's, pero la carne sigue saliendo de bovinos normales, no de lombrices ni de ningún otro bicho raro (comer lombrices no sería nada malo para la salud, por cierto; más bien lo contrario). Este bulo en particular lo escuché hace unos cuantos años; supuestamente la carne de las hamburguesas provenía de unas criaturas genéticamente modificadas y criadas en laboratorios, unas masas de carne sin cuernos ni pelaje, con las bocas conectadas a tubos de alimentación. El bulo de los pollos era para Kentucky Fried Chicken. Los "pollos cosa" eran similares a las vacas monstruosas, seres sin plumas y conectados a un tubo. Es una buena imagen para una película macabra de ciencia ficción, pero tampoco es cierta. Los criaderos intensivos de pollos son bastante horribles, sin embargo.

WALT DISNEY SE HIZO CONGELAR HASTA QUE ENCONTRARAN UNA CURA PARA SU ENFERMEDAD — Esto me lo hicieron creer a mí de chica, pero tengo entendido que sigue siendo una leyenda urbana popular. En fin, no es cierto. La criogenia está en pañales incluso en esta época, aunque hay una especie de sapo que es capaz de sobrevivir al invierno congelándose por completo. Si alguna vez encuentro uno, lo llamaré Walt :-)

HAY COCODRILOS EN LAS ALCANTARILLAS DE LOS EUA — Esto es una divertida leyenda urbana de los gringos. El cuento es que las personas adoptaban cocodrilos bebé para tenerlos de mascotas, pero se deshacían de ellos apenas se volvían demasiado grandes. En busca de agua, los bichos iban a parar a las alcantarillas. En fin, no hay cocodrilos en las alcantarillas de los EUA, pero en algunos Estados pueden llegar a meterse en las piscinas de la gente :-D La verdad, me gustaría tener una piscina con cocodrilo justo frente a mi casa. Podría espantar a los vendedores ambulantes, así como los fosos de los castillos medievales mantenían a raya a los invasores.

EL CHOCOLATE ENGORDA Y CAUSA ACNÉ — ¡Esto también es un mito! ¡ALELUYA! El chocolate NO causa problemas (bueno, salvo a los alérgicos, pobrecitos); más bien tiene antioxidantes y un montón de sustancias que lo hacen feliz a uno. ¡La culpa de este mito la tiene el azúcar! Coman chocolate amargo, gente; es satisfactorio, saludable y, en cantidades apropiadas, hasta puede ayudar a adelgazar. ¡Bendito sea el chocolate!

¿Algún mito que les haya llamado a ustedes la atención? Siéntanse libres de mencionarlo en un comentario. Mientras tanto, yo me iré a dar unas palmaditas en el lomo a todos esos cocodrilos de alcantarilla imaginarios.

Resulta que no existo. Snif, snif.

Ya, ya, pobrecito. Toma un pañuelo para tus lágrimas de cocodrilo.

G. E.

14 de agosto de 2012

MIS HISTORIAS DEL DESIERTO (4)

En el episodio anterior de mis aventuras por el desierto de mi propia novela, mi dragón y yo nos encontramos con Senti, un guerrero en busca de aventuras. O más bien él tuvo un encontronazo con mi dragón, pero eso fue un simple malentendido (a cualquiera le pasa).

Como sea, Senti se sumó a nuestro recorrido turístico por Huru... y no tardamos en toparnos con los primeros inconvenientes potencialmente letales.

Todo empezó mientras caminábamos por las cálidas arenas del desierto de camino al oasis más próximo. Yo le estaba contando a Senti la historia completa de cómo adopté a mi dragón Donald, y él, a su vez, me estaba contando una leyenda de Huru sobre la primera y única rebelión de los genios de agua (tomé notas para añadirla al segundo volumen de Historias del desierto). Como siempre, era un día despejado y bastante caluroso. Decidimos tomar un descanso. Mi dragón hizo un agujero en la arena con la intención de dormir una siesta, y Senti comenzó a armar una tienda para cobijarnos del sol... cuando de repente vi a Donald parar las orejas. Supe así que algo se avecinaba, a pesar de que no se veía nada por ninguna parte. Entonces descubrí a la figura que se aproximaba corriendo hacia nosotros, apenas distinguible en el entorno. Era... ¡un cazador de cabezas! De inmediato eché mano de mi cimitarra y...

Antes de seguir, debo explicar algo. Hay varias razones por las que mi novela no es apta para menores de 15 años, y los cazadores de cabezas son una de ellas. Quisiera dar una explicación más amplia aquí mismo, pero como éste es un blog más o menos apto para todo público, bueno, tendrán que leer la novela para saberlo.

En fin, siguiendo con la narración, saqué mi cimitarra, que lanzó un brillo deslumbrante bajo el sol. Senti también se puso en guardia y mi dragón levantó la cabeza, pero les hice un gesto a ambos para que no se molestaran.

—No se preocupen, chicos. De este engendro me encargo yo.

El cazador de cabezas estaba más cerca de nosotros. Ahora rugía como un león, al tiempo que enseñaba sus temibles dientes.


Mientras tanto, yo esgrimí mi bien afilada cimitarra...


La verdad, había querido hacer algo así desde que inventé a los cazadores de cabezas para mi novela. Lo divertido de crear villanos perversos es que también puedes darte el lujo de ajusticiarlos, de modo que le permití acercarse más al cazador de cabezas, di un salto, hice silbar el aire con mi cimitarra y...


¡Ja! Creo que ésa no se la esperaba. La cabeza voló por encima de Senti y de Donald, salpicando bastante sangre, y aterrizó en la arena. En ningún momento se le borró la expresión de "¿qué demonios acaba de pasar?", la cual, curiosamente, se parecía mucho a la de mi guerrero acompañante.

—Uh, eso no estuvo nada mal —dijo Senti, todavía con los ojos como platos. Limpié la cimitarra antes de envainarla.

—Gracias. Como dije antes, me preparé bien antes de venir. —Lo cual, en términos literarios, significa inventarse que una no sólo va por ahí cargando una cimitarra, sino que además es capaz de utilizarla como una experta. Y no me miren con esa cara. Este blog es de ficción.

En fin, Senti quedó bastante impresionado, pero como no es mi intención avergonzarlo, para mi próxima aventura lo dejaré enfrentarse a lo que sea que decida que nos haya de caer encima :-D

Estas aventuras continuarán.

G. E.

Artículo relacionado: MIS HISTORIAS DEL DESIERTO (5).

Haz clic en PREVIEW para leer la muestra gratis de la novela. Haz clic aquí para ir a tu página de Amazon correspondiente y comprarla.

8 de agosto de 2012

LADY GAGA GISSEL

Voy a ser sincera: paso de la música de Lady Gaga. De hecho, paso de casi toda la música pop que se puede escuchar en estos momentos. SIN EMBARGO... ¡no se puede negar que Lady Gaga tiene estilo! Es por eso que, para esta entrada, decidí imitarla un poquitín y vestirme de formas raras, por más que en mi artículo anterior haya dejado bien clara mi posición con respecto a las apariencias.

Para empezar, y dado que me encantan el estilo gótico y los disfraces de Halloween, me inventé un look onda "novia de Frankenstein".

(Insertar música de Nox Arcana para darle
ambiente a mi nueva y fabulosa imagen.)

Decidí salir a la calle así vestida, y confirmé dos cosas: 1) en mi ciudad, el estilo gótico se mira con más recelo que una enfermedad desfigurante, como la lepra o la viruela; y 2) ¡qué difícil es caminar con plataformas! Después de unas cuantas torceduras de tobillo y algunas propuestas de matrimonio de tipos con actitud sospechosa, volví a casa y me puse hielo para bajar la hinchazón. (Guardé el vestido, sin embargo, para el próximo Halloween, aunque tal vez cambie las plataformas por mis típicas zapatillas Reebok de deporte... pintadas de violeta, para que hagan juego.)

A continuación, decidí crear un vestuario colorido y festivo, por si llego a viajar a Rio de Janeiro durante el carnaval :-D Y me puse esto:

Ventajas de este atuendo: era suavecito.
Desventajas: las plumas no paraban de hacerme cosquillas.

Lo sé, otra vez me puse zapatos inadecuados para caminar o bailar, pero bueno, recuerden que estaba imitando a Lady Gaga. (Uf. Es más fácil moverse con patines, se los aseguro. Incluso los de hielo.) Como sea, tuve que desplumar unos cuantos ñandúes para hacerme semejante atuendo. No quedaron muy felices, sin embargo, pero bueno, quizás dejen de guardarme rencor cuando haga más calor.

De nuevo, salí a la calle con este atuendo... y varias amas de casa me pidieron que las ayudara a quitar el polvo de los muebles. Creo que me confundieron con un plumero gigante :-P

Bue. Hasta ahora venía medio raro el experimento. Como último intento, recordé el vestido de carne que se hizo Lady Gaga para no recuerdo qué cosa. Como aquí el precio de la carne roja está por las nubes, me fui a la playa con una caña de pescar y conseguí algunos peces. O sea, me hice un vestido con pescados. Pescados FRESCOS, ¿eh?

Fue mala idea. Apenas salí a la calle, todos los gatos del barrio fueron tras de mí. Tuve que quitarme los pescados para poder escapar con vida. Y NO, no quedé desnuda. Llevaba pantaloncillos por debajo de mi extraña falda comestible :-)

¡¡AUXILIOOOOOOOO!!

Y con eso ya tuve suficiente de imitar a Lady Gaga. Volveré a mi típico look de cerebrito nerd. Causa menos complicaciones.

G. E.
SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada (completa) del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación (¡incluyendo los dibujitos!). Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción. (Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás desuscribirte cuando quieras, además.)
Seis historias románticas contemporáneas con un toque de arte en cada una.
 
 
Haz clic en la imagen para leer la muestra gratis, haz clic en el botón verde abajo para comprar ya mismito esta edición de lujo mediante PayPal (pago seguro). (¡Y de paso alimentarás a la autora de este blog para que pueda seguir escribiendo! ¡Gracias!)
 

Datos personales

Mi foto

Dice aquí que debo escribir algo para demostrar que soy yo. Pues no. Prefiero dejar a todo el mundo con la duda. ¡Buajajajaja! >:-D