INCOMPATIBLES - Ella quería conquistar al cerebrito de la clase. Él estaba determinado a ignorarla... hasta que descubrió su secreto. UNA RELACIÓN PERFECTA - Historias románticas contemporáneas con un poco de arte en cada una. BESO ROBADO - Lina conoce a dos bailarines de ballet: uno que le gusta... y otro que hará de todo para conquistarla. LOBO DE LUNA - La amistad inquebrantable entre una criatura del bosque y un lobo de otro mundo. EL REY Y EL PÁJARO BLANCO - Había una vez un joven rey y un ave blanca con un secreto extraordinario. RELATOS DE AMOR Y SANGRE - A menudo el amor sale terriblemente mal... AMOR SANGRIENTO - Él está muriendo de un cáncer terminal. Ella tiene un secreto escalofriante. OSCURA SALVACIÓN - Historias sobre amor y salvación... plagadas de horror y oscuridad. Haz clic en las portadas para leer las muestras gratuitas. Ve a la página SOBRE MIS LIBROS para ver todo mi catálogo. ¡Gracias por apoyarme!

26 de agosto de 2011

MIS MARIPOSAS

Tal como dije en el artículo sobre el ciclo de la mariposa Monarca, criar mariposas es uno de mis pasatiempos. ¿Por qué me gusta hacer eso?, se preguntarán. Bueno, digamos que criar bichos me parece divertido, y las mariposas son una opción más simple que criar armadillos u osos hormigueros (criar osos hormigueros en realidad no me vendría mal; mi jardín está plagado de hormigas). Es lindo ver crecer a las orugas, pero lo más lindo es verlas transformarse en bonitas mariposas. Desde que me compré una cámara digital me he dedicado a fotografiarlas, y con el tiempo he reunido una colección de imágenes de todas las especies que suelo criar.

Como diría Tyra Banks en America's Next Top Model, ¿quieren ver las mejores fotos?


Esta belleza pertenece a la especie Junonia evarete. Su característica principal es que ¡¡siempre anda con prisas!! Crece y se transforma con más rapidez que las demás especies, y una vez que sale de la crisálida, en pocos minutos está pronta para irse volando por ahí. Me dio un trabajo espantoso fotografiarla, porque ninguna de ellas quería posar como es debido. Finalmente conseguí esta preciosa imagen :-) (borré las otra ¡SESENTA! fotos que salieron mal).



Estas dos fotos son de la especie Agraulis vanillae. A diferencia de la especie anterior, esta mariposa es más bien tranquila. Y súper resistente, además: puede verse incluso en invierno, aunque un poco aletargada por el frío. O sea, vive más que otras especies de mariposas (por algo está el dicho ese de non calentarum, largo vivirum.


Éste es un ejemplar de Papilio thoas. La oruga se alimenta de rutáceas, como los cítricos (las hojas, no la fruta), y también de perejil. La mano es mía :-) Como pueden apreciar por comparación, la mariposa es bastante grande, llega a medir hasta 14 centímetros.



Estas dos fotos corresponden a la especie Papilio astyalus, macho y hembra respectivamente. Es más pequeña que Papilio thoas y también come rutáceas (perejil no). Anécdota: una vez una de estas mariposas salió de su crisálida sin que yo me diera cuenta, escapó de la caja y... acabó en las garras de mi gato. Pobrecilla :-( (¡Gato malo, gato malo!)


Esta especie es Papilio anchisiades. Sólo pude criarla una vez, porque es más bien tropical y no baja a Montevideo. También se alimenta de rutáceas. Curiosidad: las orugas son gregarias. O sea, la hembra pone todos los huevos en una misma hoja y las oruguitas siempre andan juntas, como en manada.


No sé a qué especie pertenece esta mariposa. Es de la familia de los hespéridos, que según mi guía de campo son algo intermedio entre las mariposas diurnas y las nocturnas (polillas). Como sea, me encanta. En la foto parece verdosa, pero su color es un negro iridiscente. La oruga, que es marrón con suaves pelillos blancos, come las hojas de una especie de rosal trepador de rosas blancas, y se hace una especie de refugio pegando varias de ellas con hilos de seda (muy práctica, la bicha).

Una vez que las orugas se vuelven mariposas, las dejo ir. Claro que a menudo regresan, y entonces he llegado a pescarlas en ciertas actividades...

¡Eh, queremos un poco de privacidad!

Como sea, adoro a "mis bebés" :-D


G. E.

29 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¡Gracias! Estoy muy orgullosa de mis chicas :-)

      Eliminar
  2. Gracias por hacernos saber un poco mas sobre estas bellas creturitas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada. Me alegra que te gusten las mariposas :-) Un abrazo.

      Eliminar
  3. ¡Hermosas!Su transformación siempre me ha impresionado, muy interesantes tus observaciones y que genial que las dejas en libertad una vez que crecen. ¡felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca me canso de ver la metamorfosis, aunque la verdad es que también me resulta divertido criar las orugas y verlas crecer de un día para el otro :-) Muchas gracias por la visita y el comentario. ¡Besos!

      Eliminar
  4. yo encontré una tirado muerta de las de larga vida y a los meses aparecieron 2 q giraron al rededor mío en el patio como 40 las grabé fue re loco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bárbaro! :-) Mi madre vio una nube completa pero en la playa. ¡Gracias por la visita y el comentario!

      Eliminar
  5. he hallado una papilio thoas bajo el limonero, con las alas abolladas... pienso que recien habría nacido, como si no estaba toda doblada...? le di agua con miel y subio a mi mano. Hace mucho frío asi que la meti a la casa. Lleva tres horas, comio otra vez, aleteo, sigue abollada, quiza menos. Espero sobreviva y que mañana salga volando

    ResponderEliminar
  6. es casi invierno, hace fro
    io. hallé al pie de un limonero una papilio thoas, con las alas muy abolladas. Pienso que recién habría nacido (mala epoca!) le ofreci agua con miel y bebio. Agito las alas y subio a mi mano, brazo, cuello. Me dio pena que la matara el frio, los insectos o las aves, y la entre a la casa. Lleva tres horas, comio otra vez, agito sus alas, exploró la caja. Sigue abollada. Espero pase la noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si era una mariposa recién salida de la crisálida y no estiró bien las alas en la primera media hora, ya no lo va a hacer. Me ha pasado en estos días con algunas Monarcas. Si tu mariposa no puede volar, lo mejor que puedes hacer es sacrificarla rápidamente metiéndola en el congelador. (No es que vaya a sufrir si muere de causas naturales, dado que es un bicho y no piensa, pero bueno, así da menos lástima.) Lo siento. En general esas mariposas permanecen como crisálidas durante el invierno, y la verdad es que esta época ya es muy tardía para ellas, a diferencia de las Monarcas, que siguen su ciclo más o menos hasta junio (ellas resisten mejor el frío). Gracias por la visita :-)

      Eliminar
  7. Hola. Vivo en Ciudad Juárez, al norte de México. Tu blog me ha reconfortado, pues tengo un limonero en el que recién descubrí unas larvas de lo que supongo es una Papilo Thoas. Estaba a punto de matarlas, pero creo que las dejaré vivir. ¿Crees que puedan afectar a mi árbol? Todavía es pequeño, tiene apenas dos años y un metro setenta centímetros de altura. Me gustaría saber tu opinión. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Andrés! Gracias por visitar mi blog. A ver, las larvas de Papilio thoas sí comen hojas de limonero, pero sólo las más nuevas porque son blanditas. No pueden masticar las hojas que hayan tenido algunos meses para endurecer. Tu árbol quizás estaría en peligro si midiera menos de un metro, pero con la altura que me dices que tiene no creo que haya problemas. ¡Saludos!

      Eliminar
    2. Muchas gracias por responder. Considerando tus observaciones las dejaré vivir. Trataré de documentar el proceso de desarrollo y te mantendré informada. Saludos y gracias nuevamente.

      Eliminar
    3. De nada por la respuesta, para eso estoy :-) Y sí, me encantaría seguir al tanto del asunto. ¡Gracias!

      Eliminar
    4. Al parecer tengo un triste final para la historia que recién comenzaba. Hace un par de días, por la mañana, mis orugas lucían fuertes y en crecimiento. En la tarde vi una avispa muy cerca de una de las orugas. Al día siguiente, no encontré a ninguna de las tres: ni avispa ni oruga. ¿Es posible que la avispa las haya matado? ¿O será que las orugas se mueven tan rápido que no las encuentro? Me siento triste...

      Eliminar
    5. Ay, sí, lo siento, hay avispas que depredan a las orugas como águilas capturando cabritos en las montañas. Las pillan y se las comen (una vez vi a una hacer eso en mi jardín). También hay avispas y moscas parásitas (la oruga come los huevos y luego el parásito le crece dentro, matándola como en una película de horror tipo Alien). Por algo suelo retirar a las orugas de sus respectivas plantas y criarlas yo misma. En fin, ojalá tus orugas reaparezcan. Y si no, podrías animarte a criarlas por tu cuenta la próxima vez. No es difícil. ¡Saludos!

      Eliminar
  8. Las Papilio Thoas cuentan como mariposas de la muerte? Vi una y tengo mucho miedo es en serio...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que yo sepa, no, no hay ninguna superstición que involucre a las mariposas Papilio thoas. Y aunque la hubiera, no creería en ella. Más bien me preocupan los criminales y los malos conductores en mi ciudad, que son 100% reales y causan muertes todos los días. Una vez se posó una Ascalapha odorata en la puerta del fondo de mi casa (es una polilla gigante). Sí hay una superstición macabra con respecto a esa especie, pero no pasó absolutamente nada. La verdad, yo consideraría que la presencia de CUALQUIER mariposa o pollila es de BUENA suerte. Significa que el lugar donde vives no está contaminado por pesticidas :-) Gracias por visitar mi blog. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  9. Hola! Tengo una crisálida de papilio thoas en casa..la tengo desde oruguita.. Mi consulta es.. En que época saldrá la mariposa? Esperaba que fuera cerca de la primavera o verano pero dadas las condiciones cálidas de estar en una casa me da miedo que salga antes y no sobreviva al invierno.. Que opinas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes que nada, gracias por pasarte por aquí :-) A ver, yo he tenido la misma preocupación. Nunca me ha pasado de que una mariposa de esa especie saliera de su crisálida en invierno (como máximo, han salido un poco sobre el final del verano), pero en mi casa no ponemos la calefacción muy alta. Te recomendaría que pongas la crisálida en el sitio más fresco posible de la casa, donde tampoco reciba mucha luz solar. Y no, no le conviene salir en invierno porque no aguanta el frío a diferencia de otras especies. Espero que te sirva el consejo, y no dudes en volver para informarme de qué pasó con la mariposa :-) ¡Besos!

      Eliminar
  10. Buenas noches!! Te escribí hace unos meses, soy la del último comentario sobre la papilios thoas..acaba de salir! Mira que la puse en un lugar fresco y oscuro de la casa..esta recién empezando el invierno! No se.. Mañana la pensaba soltar es enorme!! Le doy algo de comer? No esperaba que naciera ya!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero qué mariposa despistada! ¿Qué va a hacer en pleno invierno, la tonta? Me temo que tendrás que dejarla ir, porque ésas no se aguantan "enjauladas". Busca un sitio soleado y sin viento, y luego que se busque la vida... aunque me temo que será corta. Pobrecita. ¡Gracias por tenerme al tanto!

      Eliminar
  11. Bueno te cuento..estuvo 24 horas sin hacer nada de nada como esperaba. Hace un rato le agarro un ataque de querer volar y volar y con todas las condiciones en contra (es de noche y esta fresco) le abrí la puerta y salió ..pero revoloteo muy poco y se quedó parada en la ventana asíq la volví a entrar �� al menos que lo intente de día... Quedo muy cansada ahora, esta super quieta.. Insisto..hay algo que pueda ofrecerle para que consuma? Agua con azúcar, miel? No se! Perdón que te moleste, pero lo poco que viva prefiero que sea feliz!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. OK, le puedes dar agua con azúcar o miel. Haz que la mariposa pose las patitas en ella, y ya estirará sola la trompa para comer. Ten cuidado de no tocarle las alas. Si está tranquila, puedes hacer que se suba a tu mano simplemente metiendo los dedos bajo sus patas. Y si se vuelve a hacer de noche, puedes hacer que se tranquilice dentro de una caja dejándola totalmente a oscuras. ¡Suerte!

      Eliminar
    2. Bueno le abrimos todo para que salga pero esta viviendo suelta en casa,...come lo que me dijiste y le puse frutas y también le gustan..toma sol en mis plantas, vuela, camina en mis manos y come...no se si es vida ideal pero con 12 grados de máxima afuera no le hubiera ido mucho mejor..te mandaría foto pero no se como hacerlo por acá! Gracias por tus consejos!!

      Eliminar
    3. Pues yo te diría que a estas alturas ya le puedes poner nombre y decir que es tu mascota :-D De nada por los consejos. ¡Besos!

      Eliminar
  12. Hola. Buena tarde, saludos desde Mérida, México. Tengo 3 papilio thoas en mi limonero, y una en mi naranjita del patio. Las primeras que conocí en mi limonero, hace como un mes, las vigilaba todos los días hasta que las dejé de ver (ya estaban grandotas) y supongo no pudieron convertirse porque se las comieron o qué sé yo. Pero esta vez decidí criar una en casa, ya está grande la oruga y sólo quiero saber si estoy haciendo bien o mejor la devuelvo a la matita, pero me.da miedo que se la coman como supongo les pasó a las anteriores. Agradecería tus consejos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Mira, si puedes cuidar tú a las orugas, mucho mejor. En el árbol no sólo pueden ser devoradas por depredadores (avispas y pájaros), sino que también pueden morir por algún parásito. Ponlas en una caja, dales hojas bien limpitas (lavadas con agua y secadas con una toalla limpia), y cuando estén por convertirse en crisálidas (lo sabrás porque echan fuera todo el contenido del intestino, una mezcla de líquido y hojas masticadas) ponlas en alguna caja donde puedan pegarse al techo o a las paredes. Esto último es importante, porque cuando salen de la crisálida, la mariposa necesita estar colgada y tener espacio a fin de estirar las alas apropiadamente. En mi entrada EL CICLO DE LA MONARCA (https://elmundodegissel.blogspot.com.uy/2011/04/ciclo-de-la-monarca.html) hay fotos de cómo son las cajas que uso para todo el proceso de cría. Ya me contarás cómo sale el asunto. ¡Saludos!

      Eliminar



Fragmento de LOBO DE LUNA

El joven nanok siguió el sonido del agua, pero entonces olió algo más que lo distrajo. ¿Qué era eso? No lo reconoció en absoluto.

A pesar de su curiosidad, Urkin fue precavido: avanzó hacia la fuente del olor moviéndose de árbol en árbol, aprovechando que su pelaje era marrón como la corteza. De su cinturón extrajo un cuchillo de piedra, por las dudas; en Kum, cualquier novedad podía ser agradable... o mortal.

Poco a poco se aproximó a un árbol más grueso que los demás, donde oyó el tenue flujo de una respiración. El olor pertenecía a un ser viviente.

Urkin rodeó el árbol, y en un hueco vio una mancha plateada y pequeña. Y asustada. El nanok lo supo por la forma en que la criatura estaba doblada sobre sí misma, como si tratara de contraerse hasta desaparecer.

Sin soltar el cuchillo, Urkin se acercó un poco más, y entonces la criatura levantó la cabeza. Urkin contuvo la respiración.

Era un cachorro de lobo. Pero no un lobo cualquiera sino un ekté, un lobo de luna. Urkin jamás había visto uno, pero sí algunos miembros de su clan, en noches de Aima llena. Así sabía que los ektén eran plateados y que tenían a Aima en los ojos.

¿Qué hacía el lobezno en el hueco del árbol? Los cachorros nunca andaban solos, ni siquiera los de esa especie.

—¿Te has perdido? —preguntó Urkin, y el animal se encogió sobre sí mismo, gimiendo. Era muy hermoso. Urkin guardó el cuchillo y extendió una mano en un gesto de amistad.

El lobezno se apretó contra el fondo del hueco. No parecía dispuesto a salir por las buenas, y Urkin no iba a forzarlo. El nanok se alejó del árbol y tomó asiento sobre una roca, decidido a esperar el tiempo que fuera necesario.

Había huellas más grandes que las del cachorro en el suelo, y también eran lobunas. ¿Su madre o padre? ¿Qué había pasado ahí exactamente? Si los ektén eran como los lobos de Kum, no abandonarían a un miembro de su jauría, mucho menos al otro lado de la luz azul.

—Me quedaré aquí hasta que alguien venga a buscarte —dijo Urkin al lobezno—. Y si nadie viene... tendré que llevarte conmigo. No puedo dejarte solo, morirías. ¿Entiendes algo de lo que estoy diciendo? Supongo que no. Espero que comprendas mi tono de voz, al menos.

El lobezno se limitó a mirarlo sin parpadear. Al cabo de un rato pareció estar un poco más calmado, y sus ojos se desviaron hacia el río. Urkin dedujo que debía de tener sed.

—Enseguida vuelvo.

El nanok fue hasta la orilla, arrancó una hoja grande y usó la misma como cuenco para recoger el agua. Urkin la olió primero, y sí, estaba buena. Regresó junto al árbol sosteniendo la hoja con ambas manos.

—Aquí tienes, lobo de luna —dijo el nanok, depositando la hoja frente al cachorro antes de volver a la roca.

El lobezno no bebió de inmediato, sino que palmo a palmo se deslizó hasta la hoja y una vez ahí tomó el agua con rápidos lengüetazos. Después retrocedió al hueco en el árbol.

—Puf. Ya veo que esto no será fácil. Pero créeme, no pienso hacerte daño.

Urkin empezó a cantar en voz baja, como hacía para sus primos a la hora de la siesta. El lobezno luchó por mantener los ojos abiertos, pero debía de estar cansado y se durmió al cabo de un rato. Urkin guardó silencio. Mientras esperaba le dio hambre, así que comió las bayas en su bolsita pensando que a la vuelta tendría que recoger más. Nadie apareció en todo ese lapso. Si el lobezno tenía familia, se hallaba fuera de su alcance.

El cachorro despertó hacia el atardecer. Quizás había pensado que su madre estaría ahí cuando abriera los ojos, porque miró en derredor y luego bajó la cabeza en un gesto de desilusión. Urkin sintió pena por él.

—Escucha, ya debo irme. ¿Quieres venir conmigo? Vamos, sígueme. —El cachorro no se movió—. Está bien, no me sigas. Pero yo volveré mañana, y si aún estás aquí, te traeré algo de comer. Adiós.

Al tiempo que decía todo esto, Urkin bajó de la roca y se alejó muy despacio del árbol. No quería dejar ahí al cachorro, pero el animalito tenía que decidir por sí mismo si aceptaba o no la invitación.

Urkin siguió caminando, le dio la espalda al árbol... y entonces escuchó pasos detrás de él. El nanok sonrió de alivio. Allí estaba el lobezno, con la cola entre sus patitas pero siguiéndolo por su propia voluntad.

—Bien hecho. Yo me encargaré de ti, pequeño.

------------------------

¿Te gustó el fragmento? Haz clic aquí para leer la muestra gratis desde el principio o clic aquí para comprar el libro en tu tienda correspondiente de Amazon. ¡Besos!

SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada (completa) del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación (¡incluyendo los dibujitos!). Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción. (Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás desuscribirte cuando quieras, además.)

Datos personales

Mi foto

Dice aquí que debo escribir algo para demostrar que soy yo. Pues no. Prefiero dejar a todo el mundo con la duda. ¡Buajajajaja! >:-D