El bailarín le robó un beso. Ella estaba determinada a odiarlo. Las circunstancias no cooperaron. (Haz clic en la imagen para bajarte el relato gratuito, en formatos EPUB y MOBI, junto con el fondo de pantalla.)

31 de octubre de 2011

¡NOCHE DE BRUJAS CON MI DRAGÓN!

El año pasado me costó bastante decidir mi disfraz para la fiesta de Noche de Brujas. Este año... me costó bastante más. Es decir, NOS costó bastante más, porque mi dragón Donald decidió venir conmigo a la fiesta. Y encima quería que usáramos disfraces relacionados (no, no me lo DIJO, ya que no habla español, sino que me lo indicó por señas).

La opción más obvia era disfrazarme de caballero medieval y que él fuera el dragón. Pero había dos inconvenientes: 1) no tenía ninguna armadura a mano (salvo la de sir Gandolfo, del Gran Hermano con monstruos, pero ésa tiene vida propia y no se puede usar) y 2) jamás he tomado clases de equitación (lo del caballo no era problema, los hay a montones en mi ciudad). La siguiente opción que saltaba a la vista era que yo me vistiera de princesa, pero de nuevo había dos inconvenientes: 1) de princesa no tengo un pelo y 2) a mi dragón no le gustó la nueva idea. Tardé un rato en comprender por qué, y finalmente caí en cuenta de que ¡Donald no quería ir a la fiesta como un dragón, sino disfrazado de otra cosa!

Ahí se complicó el asunto, porque ¿de qué cuernos se puede disfrazar a un dragón? ¿De pájaro? ¿De fantasma? ¿De gorila? ¿De bombero? (eh... no, no creo que tenga sentido disfrazar de bombero a un animal que lanza fuego por la boca). ¡Menudo lío! Y encima tenía que buscar un disfraz para él que combinara de alguna manera con el mío. O sea, una doble complicación.

Sin embargo, al fin nos vino un chispazo de inspiración: ¡inversión de roles! Yo iría vestida de dragón y él iría vestido de princesa :-D


Tuvimos que visitar una fábrica de muñecas Barbie para conseguir todos esos metros de tela rosa :-P Pero el vestido quedó muy chulo, ¿verdad? ¿Y qué tal me veo yo vestida de dragón?

¡Ya podemos irnos a la fiesta! ¡Feliz Noche de Brujas!

G. E.

PD: Notarán que mi dragón está más grande que en el artículo sobre la Oktoberfest. Sí, pegó un tremendo estirón. Deben de haber sido las salchichas alemanas. O quizás la cerveza.

PPD: Ahora tengo una duda con respecto al disfraz de princesa. ¿Será que Donald es gay o simplemente está muy seguro de su sexualidad? Mmm, espero que no sea gay. No porque me importara, sino porque pretendo conseguirle una novia ¡para que tenga lindos dragoncitos! (le prometí a una amiga que la dejaría cuidar de uno). Claro que... podría adoptar bebés dragón dentro de una pareja homosexual. Hoy en día eso también se vale, al menos en los países civilizados. Puestos en ello, me da la impresión de que los dragones son bastante menos prejuiciosos que los humanos :-D

10 comentarios:

  1. pues a mi me ha gustado mucho, he disfrutado leyendolo y aunque disparatado es divertido

    he descubierto tu blogpo r casualidad, pero con tu permiso me quedo por aquí

    te seguimos

    un beso
    Lourdes

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias, Lourdes! :-) Me alegra haberte divertido, ya que ése es, justamente, mi propósito en la vida :-D Besotes XOXOXO

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué monísimos con vuestros disfraces!

    ResponderEliminar
  4. ¡Gracias! Aunque yo estaba más cómoda que Donald. Él se tropezaba a cada rato con los pliegues de su vestido rosa :-P

    ResponderEliminar
  5. Hola por novena vez al día. Te iba a preguntar si podías prestarme a Donald, es que una amiga y yo vamos a filmar una película en la cual hay una escena donde va a aparecer un(a) dragón(a), y no encontramos la manera de resolver el caso hasta que me acordé de tu dragón(a), ja, ja, ja, (tranquila todavía no te preocupes por el asunto, porque no tenemos ni filmadora XD XD XD)
    Bárbara...(y no te canses de mi =O)

    ResponderEliminar
  6. Puedes tomar prestado a Donald todo lo que quieras. Si me dices más o menos de qué va la película, hasta puedo dibujar la historia para este blog :-)

    ResponderEliminar
  7. Es muy loca porque se supone que es de las dos hijas de Dracula(mi amiga y yo), y que para volvernos humanas y segir una vida normal tenian que tomarse 13 gotas de sangre del ultimo dragon que existia todavia (¡¡¡NO TE ALARMES!!! no nos vamos a tomar de verdad su sangre, va a ser salsa de tomate). Y despues te sigo contando porque es un poco larga.
    Saludos a ti y a Donald, y gracias por ofrecermelo sin ningun problema.
    Barbara

    ResponderEliminar
  8. Pues será una locura pero ¡pinta bien! Estoy segura de que a Donald le gustará ser parte de la historia. Besotes.

    ResponderEliminar
  9. Me encantan esos disfraces! Yo iré de Lady Gagggga entonces yuhuuuuu!
    Estás chulísima con ese traje y dile a tu dragón q se cuide de la dieta alemana, que pronto no entrará ni en una viñeta (Saldrás solo tu, sentada en la uña de su pie) super-stronger!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues si vas de Lady Gaga, yo quiero ver la fotoooo! :-D Gracias por el elogio. En cuanto a Donald, creo que ya no va a crecer más. Menos mal. De lo contrario, no cabría en las hojas de papel cuando lo dibujo... ¡Besotes!

      Eliminar

SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada (completa) del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación (¡incluyendo los dibujitos!). Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción. (Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás desuscribirte cuando quieras, además.)
Seis historias románticas contemporáneas con un toque de arte en cada una.
 
 
Haz clic en la imagen para leer la muestra gratis, haz clic en el botón verde abajo para comprar ya mismito esta edición de lujo mediante PayPal (pago seguro). (¡Y de paso alimentarás a la autora de este blog para que pueda seguir escribiendo! ¡Gracias!)
 

Datos personales

Mi foto

Dice aquí que debo escribir algo para demostrar que soy yo. Pues no. Prefiero dejar a todo el mundo con la duda. ¡Buajajajaja! >:-D