El bailarín le robó un beso. Ella estaba determinada a odiarlo. Las circunstancias no cooperaron. (Haz clic en la imagen para bajarte el relato gratuito, en formatos EPUB y MOBI, junto con el fondo de pantalla.)

29 de marzo de 2011

SEXTA SEMANA DEL GHM

Parece que cada vez suceden cosas más extrañas en el castillo del Gran Hermano con monstruos. ¿Recuerdan lo que pasó con las dos vacas? Florinda acabó en la panza de Rodolfo y Mumú fue devorada por las ranas mutantes carnívoras. Pobrecillas (aunque Rodolfo dijo que Florinda estaba deliciosa).

En fin, conseguimos una tercera vaca... y también tuvimos problemas con ella. No porque algún participante (o monstruo no participante) se la comiera, sino porque... bueno, déjenme empezar por el principio.

La vaca se llamaba Bessie, y era británica. Conste que tenemos muchas vacas aquí en mi país, pero al precio que estamos exportando la carne, salía muy caro comprar una para el GHM. Los británicos nos ofrecieron entonces a Bessie por unas pocas libras. Toda una ganga, y supongo que debimos sospechar que había algo raro detrás de la oferta.

No sé si recuerdan lo que pasó hace unos veinte años en Inglaterra. Ocurrió porque a las vacas les daban de comer pedazos de otras vacas y de ovejas (procesados en forma de pienso, no como tales; eso sí que habría sido macabro). Entonces las vacas se contagiaron de cierta enfermedad y...

Sí, adivinaron: Bessie era una vaca loca. No se notaba al principio, pero entonces le dio un ataque de locura y se desató el caos.


Nótese que Bessie atacó primero a Rodolfo. Quizás fue una venganza por lo sucedido con Florinda, aunque en tal caso no podría decir cómo se enteró.

Bessie estaba tan loca que hasta persiguió al monstruo bajo la cama, a quien sacó de su hábitat a fuerza de cornadas (nota: llamar al carpintero para que repare las camas).


Ningún monstruo del GHM se salvó de ser atacado por la vaca loca. Ni siquiera los fantasmas japoneses, quienes se defendieron flasheándola con sus peligrosas cámaras fotográficas. 0010110 acabó con varias abolladuras, a Atatrix se le rompió el casco de su traje espacial (menos mal que tenía un repuesto, o la pobre se habría asfixiado) y Bernarda sufrió una grave fractura en su concha de caracol (ya le pusimos un parche). Aracne escapó trepándose a sus telarañas, Martín se hizo pasar por una escultura de arcilla y Bublob se sumergió en la piscina. Le pedimos al conde Drácula que le chupara la sangre a Bessie, pero dijo que no quería contagiarse con los dichosos priones. Se entiende.

Sin embargo, alguien acudió inesperadamente al rescate:


Ya ven, Medusa convirtió a Bessie en piedra en un santiamén, salvando el día. ¡Bien por Medusa! (ya había dicho antes que era una incomprendida).

¿Y qué hicimos con la vaca? Bien, la pusimos en las almenas del castillo a modo de gárgola (por fin nos dimos ese gusto).

Para terminar, tocaba expulsar a otro participante, y esta vez le tocó a Martín el gólem. Fue quien salió en el sorteo con los participantes que no han recibido ningún voto en la encuesta (está en la columna de la izquierda, por si todavía no han votado; en tal caso, les recuerdo que Matilda la zombi y Frankie Junior también están fuera del concurso).

Esto no se acaba aquí, por supuesto. ¡El concurso sigue! Estén pendientes de la próxima actualización.

G. E.

Siguiente entrada: SÉPTIMA SEMANA DEL GHM.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada (completa) del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación (¡incluyendo los dibujitos!). Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción. (Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás desuscribirte cuando quieras, además.)
Seis historias románticas contemporáneas con un toque de arte en cada una.
 
 
Haz clic en la imagen para leer la muestra gratis, haz clic en el botón verde abajo para comprar ya mismito esta edición de lujo mediante PayPal (pago seguro). (¡Y de paso alimentarás a la autora de este blog para que pueda seguir escribiendo! ¡Gracias!)
 

Datos personales

Mi foto

Dice aquí que debo escribir algo para demostrar que soy yo. Pues no. Prefiero dejar a todo el mundo con la duda. ¡Buajajajaja! >:-D