INCOMPATIBLES - Ella quería conquistar al cerebrito de la clase. Él estaba determinado a ignorarla... hasta que descubrió su secreto. UNA RELACIÓN PERFECTA - Historias románticas contemporáneas con un poco de arte en cada una. BESO ROBADO - Lina conoce a dos bailarines de ballet: uno que le gusta... y otro que hará de todo para conquistarla. LOBO DE LUNA - La amistad inquebrantable entre una criatura del bosque y un lobo de otro mundo. EL REY Y EL PÁJARO BLANCO - Había una vez un joven rey y un ave blanca con un secreto extraordinario. RELATOS DE AMOR Y SANGRE - A menudo el amor sale terriblemente mal... AMOR SANGRIENTO - Él está muriendo de un cáncer terminal. Ella tiene un secreto escalofriante. OSCURA SALVACIÓN - Historias sobre amor y salvación... plagadas de horror y oscuridad. Haz clic en las portadas para leer las muestras gratuitas. Ve a la página SOBRE MIS LIBROS para ver todo mi catálogo. ¡Gracias por apoyarme!

13 de agosto de 2010

SOBREVIVIENDO A UNA PELI DE TERROR

Como aficionada al género macabro, quisiera ofrecerles gratuitamente una guía con consejos para sobrevivir a una película de terror, si por algún fenómeno cósmico-paranormal llegaran a verse en medio de una. Es que en general la tasa de supervivencia en las pelis de terror es bastante baja (más o menos un 8% del reparto), tal que más vale andar preparados. Igual no garantizo que vayan a llegar a los créditos, pero... bueno, no se pierde nada con intentarlo. (Mientras tanto, los que estemos del otro lado nos divertiremos con sus intentos de escape mientras masticamos palomitas de maíz. Sí, los aficionados a las pelis de terror somos así de sádicos.)

CAPÍTULO 1: COSAS/PERSONAS PELIGROSAS

En una peli de terror hay una serie de criaturas y objetos que más vale evitar, aunque parezcan inofensivos. He aquí una lista con los más comunes:

Niñas/mujeres asiáticas embrujadas — Son fáciles de reconocer por sus largos pelos medio revueltos (todas van al mismo estilista). En general son vengativas, tienen muy mala leche, y su capacidad asesina se potencia cuando están vinculadas a los aparatos electrónicos.

Libros antiguos — Encontrar un libro antiguo en una peli de terror suele ser una mala señal, especialmente si tiene ilustraciones macabras y está escrito en latín. ¡Ni se les ocurra leerlo en voz alta! Es muy posible que conjuren alguna presencia maligna sedienta de sangre y/o tripas.

Pestes animales — Cualquier animal con alto potencial reproductivo puede ser una amenaza para la vida en una peli de terror, aunque sean simples babosas. Si ven uno de estos animales por ahí, pueden estar seguros de que se aproxima una plaga. Escapen corriendo cuanto antes. Ejemplos de pestes animales: hormigas, abejas, babosas, ratas, arañas, sanguijuelas, gusanos y serpientes (que ahora también pueden encontrarse en los aviones).

Plantas — Las plantas, incluso las más inofensivas, pueden ser tan poco fiables como los animales. Especialmente si tienen forma de repollo y tratan de pegarse a uno en sueños.

Humanos putrefactos — Son los llamados zombis. Pueden reconocerse fácilmente por sus tonalidades verdosas, ausencia de algunas partes corporales y un apetito insaciable de cerebros. Si ven uno, corran en la dirección opuesta.

Ancianas repelentes — No se fíen. Quizás piensen que son simples viejecitas con malos hábitos de higiene, pero cualquier anciana repelente en una peli de terror seguro tiene malas intenciones (maldiciones, embrujos y/o conjuros). ¡Recuerden lo que le pasó a Blancanieves!

Reliquias arqueológicas — Cualquier objeto obtenido de una excavación arqueológica seguro estará maldito. Señales de advertencia: esqueletos de otros exploradores en el sitio de la excavación, trampas mortales. Recuerden: no están en una peli de Indiana Jones, sino en una de terror.

Hombres con garfios — En las películas de terror no son simples discapacitados. Los garfios son excelentes como armas mortales, ya sea para apuñalar, desfigurar y/o destripar. Por si fuera poco, estos hombres con garfios saben bien lo que uno hizo el verano pasado (¡aaahhh!).

Muñecas — Incluso la muñeca de aspecto más inocente puede estar poseída por una entidad maligna. Se moverá cuando no la estén mirando, y de pronto... ¡zas!

Hombres con cuchillos en las manos — La única excepción es Eduardo Manostijeras. Por lo demás, cualquier sujeto con cuchillos en las manos es inevitablemente un asesino sangriento. Sobre todo cuando uno está soñando.

Agua de aspecto sospechoso — Hablo en serio. En una peli de terror, hasta el agua puede ser peligrosa. Si no es pura y cristalina... ¡tiemblen!

Cables eléctricos — Electrocución asegurada. Ni se molesten en llamar a un electricista, sólo ¡corran!

Motosierras — ¿Necesito explicar esto?

Trituradores de basura — JAMÁS metan una mano en el triturador de basura si están en una peli de terror. La advertencia se extiende a cualquier tipo de maquinaria con potencial de convertirlo a uno en carne picada.

Fanáticos religosos — Evítenlos a toda costa, especialmente si están en una peli de terror basada en un libro de Stephen King.

Aparatos electrónicos — Todos los aparatos electrónicos y sus soportes de audio/vídeo tienen el potencial de albergar presencias malignas. Primero fueron los televisores y las radiograbadoras, luego las videograbadoras, y supongo que en el futuro habrá que cuidarse de los DVDs y los reproductores de MP3 y MP4.

Extraterrestres — Olvídense de ET. En las pelis de terror, los extraterrestres SIEMPRE tienen malas intenciones.

Robots — Olvídense de WALL-E. Con los robots pasa lo mismo que con los extraterrestres.

Teletransportadores — Tienen la mala costumbre de convertir a las personas en monstruos mutantes que escupen jugos digestivos. Evítenlos.

Niebla — Suele albergar monstruos y fantasmas, con el peligro agregado de que uno no ve la amenaza hasta que es demasiado tarde.

Vecinos — Salvo contadas excepciones, los vecinos en las pelis de terror son malignos. Al principio parecen amigables, pero en algún momento de la película se transformarán en asesinos, monstruos, torturadores y/o pirómanos.

Espejos — Los espejos reflejan a los fantasmas y otros espectros. A veces les permiten pasar a nuestro mundo. Olviden la vanidad; si están en una peli de terror, desháganse de los espejos.

Niños o niñeras — Depende de quién sea el protagonista de la peli. Si es un niño, la niñera será alguna loca homicida; si es la niñera, es posible que el niño sea el loco homicida (aunque también puede venir de afuera). Hay que tener un cuidado especial con los niños adoptados. Son casi todos malignos.

Vampiros — Eh... me refiero a los de antes, no los que brillan al sol.

Humanos peludos — O sea, hombres lobo. También me refiero a los de antes.

Hombrecitos llamados Igor — Suele ser una mala señal toparse con un hombrecito llamado Igor. Especialmente si trabaja para un científico loco.

Christopher Lee — Nunca, NUNCA se fíen de Christopher Lee (tampoco de Tim Curry).

Personas con poderes mentales — A menos que se llamen Danny Torrance o Charlie McGee, es seguro que cualquier persona con alguna clase de poder mental lo usará para algo espantosamente macabro, sobre todo las adolescentes víctimas de acoso escolar.

Niña asiática malvada y embrujada.
Nótese tono verdoso y cara de corre-que-te-atrapo.

CAPÍTULO 2: LUGARES PELIGROSOS

En las películas de terror, hay lugares que conviene evitar a toda costa. Ejemplos:

ruinas o templos abandonados
cabañas en medio del bosque
Maine
áticos
sótanos
casas donde ha muerto alguien en forma violenta
casas construidas sobre cementerios
lagos
cuevas
pueblos chicos con habitantes tétricos
mansiones antiguas
laboratorios
hoteles desconocidos y aislados *

* Especialmente peligrosos si el dueño tiene el apellido Bates. Recomendación: hospedarse siempre en grandes hoteles de nombre conocido. Nada raro pasa en ellos en las pelis de terror.

CAPÍTULO 3: ADVERTENCIAS

Aquí va una serie de consejos que conviene seguir para aumentar las probabilidades de supervivencia:

a) Hacer caso a las leyendas contadas por los habitantes locales. Ellos siempre saben cuál es el monstruo/fantasma/asesino en cuestión.

b) Si tu mascota muere de forma horrible en el transcurso de la película, puedes estar seguro/a de que tú serás el/la siguiente. ¡Corre!

c) Si dos amigos tuyos o más han muerto, de nuevo puedes estar seguro/a de que tú serás el/la siguiente. ¡Sigue corriendo!

d) Chicas: las zapatillas de deporte son para correr, los tacones sirven para defenderse, ¡no al revés!

e) Si la peli tiene un número romano en el título, el villano no morirá. Es importante tenerlo en cuenta. Uno debe ser más simpático/interesante que el villano para poder sobrevivir.

f) Si escuchas violines chirriantes, algo malo se aproxima. ¡Date la vuelta y corre!

Muñeca poseída de aspecto inocente.
Asesinó a toda una familia antes de ser destruida.

CAPÍTULO 4: LO QUE NO HAY QUE HACER

a) Tratar de escapar en automóvil. No funcionará.

b) Pedir ayuda por teléfono móvil. Sin importar donde estén, no habrá cobertura.

c) Darle la espalda al monstruo/asesino aunque parezca muerto. Lo recomendable en estos casos es dispararle más de una vez. Y si le pueden arrojar un piano encima, mejor.

d) Separarse de los amigos. Altamente desaconsejado, pues permite al asesino liquidar a sus víctimas una por una con facilidad.

c) Subir/bajar a investigar qué fue ese ruido. Mala idea. Mejor salgan del lugar y corran a toda velocidad.

d) Tratar mal a las ancianas repelentes. Ver explicación arriba sobre las maldiciones y etcétera.

e) Tener sexo. Mala idea.

f) Entrar a casas deshabitadas aunque nadie conteste los golpes a la puerta. En general el resultado es como cuando un insecto se mete en una de esas telarañas con forma de embudo: malo, malo, malo.

CAPÍTULO 5: MUERTE INEVITABLE

Aunque sigas todos los consejos que he dado arriba, es muy posible que igual no sobrevivas si eres:

negro/a
un personaje secundario
Paris Hilton
el bufón del grupo
el capitán de un equipo deportivo

Bien, espero que esto les sirva de ayuda. Hasta la próxima (si sobreviven).

El fantasma en el espejo de mi baño les manda saludos.

G. E.

6 comentarios:

  1. Lo tendré en cuenta si me veo en esa tesitura. PD. Este post ha sido MUY friki, pero con gracia XD (bah, yo también soy friki).

    ResponderEliminar
  2. Si mi apellido no fuera Escudero, sería Friki :-) ¡Me alegra que te haya divertido el post! Uno nunca sabe cuándo puede verse en este tipo de emergencias...

    ResponderEliminar
  3. Jajaja una entrada genial! Lo tendré en cuenta, Gissel. Me gustan todas las referencias que haces en el post, pues yo soy un amante del cine de terror. Eso de la niebla y los fanáticos religiosos me ha parecido un guiño maravilloso al maestro del terror. Lo de las motosierras, por si alguien se pregunta, son peligrosas cuando están manejadas por locos que se ponen el rostro cortado (literalmente) de otro. Puedes acabar a trozos y si lo lleva algún torpe (Amancecer de los Muertos) pues también son circunstancialmente peligrosos. Acabas hecho un puzzle. Te ha faltado ya decir que si una persona tiene poderes, ya sea mentales o de otra índole...también convendría alejarse de ellas.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Luismi! ¡Y buen apunte lo de los poderes mentales! Especialmente si los tienen adolescentes conflictuadas...

      Eliminar
    2. Jeje gracias a tí por hacerme caso! "Carrie" on my way!

      Eliminar
    3. Cuidado con esa chica. Me da que es algo inestable... :-D

      Eliminar



Fragmento de LOBO DE LUNA

El joven nanok siguió el sonido del agua, pero entonces olió algo más que lo distrajo. ¿Qué era eso? No lo reconoció en absoluto.

A pesar de su curiosidad, Urkin fue precavido: avanzó hacia la fuente del olor moviéndose de árbol en árbol, aprovechando que su pelaje era marrón como la corteza. De su cinturón extrajo un cuchillo de piedra, por las dudas; en Kum, cualquier novedad podía ser agradable... o mortal.

Poco a poco se aproximó a un árbol más grueso que los demás, donde oyó el tenue flujo de una respiración. El olor pertenecía a un ser viviente.

Urkin rodeó el árbol, y en un hueco vio una mancha plateada y pequeña. Y asustada. El nanok lo supo por la forma en que la criatura estaba doblada sobre sí misma, como si tratara de contraerse hasta desaparecer.

Sin soltar el cuchillo, Urkin se acercó un poco más, y entonces la criatura levantó la cabeza. Urkin contuvo la respiración.

Era un cachorro de lobo. Pero no un lobo cualquiera sino un ekté, un lobo de luna. Urkin jamás había visto uno, pero sí algunos miembros de su clan, en noches de Aima llena. Así sabía que los ektén eran plateados y que tenían a Aima en los ojos.

¿Qué hacía el lobezno en el hueco del árbol? Los cachorros nunca andaban solos, ni siquiera los de esa especie.

—¿Te has perdido? —preguntó Urkin, y el animal se encogió sobre sí mismo, gimiendo. Era muy hermoso. Urkin guardó el cuchillo y extendió una mano en un gesto de amistad.

El lobezno se apretó contra el fondo del hueco. No parecía dispuesto a salir por las buenas, y Urkin no iba a forzarlo. El nanok se alejó del árbol y tomó asiento sobre una roca, decidido a esperar el tiempo que fuera necesario.

Había huellas más grandes que las del cachorro en el suelo, y también eran lobunas. ¿Su madre o padre? ¿Qué había pasado ahí exactamente? Si los ektén eran como los lobos de Kum, no abandonarían a un miembro de su jauría, mucho menos al otro lado de la luz azul.

—Me quedaré aquí hasta que alguien venga a buscarte —dijo Urkin al lobezno—. Y si nadie viene... tendré que llevarte conmigo. No puedo dejarte solo, morirías. ¿Entiendes algo de lo que estoy diciendo? Supongo que no. Espero que comprendas mi tono de voz, al menos.

El lobezno se limitó a mirarlo sin parpadear. Al cabo de un rato pareció estar un poco más calmado, y sus ojos se desviaron hacia el río. Urkin dedujo que debía de tener sed.

—Enseguida vuelvo.

El nanok fue hasta la orilla, arrancó una hoja grande y usó la misma como cuenco para recoger el agua. Urkin la olió primero, y sí, estaba buena. Regresó junto al árbol sosteniendo la hoja con ambas manos.

—Aquí tienes, lobo de luna —dijo el nanok, depositando la hoja frente al cachorro antes de volver a la roca.

El lobezno no bebió de inmediato, sino que palmo a palmo se deslizó hasta la hoja y una vez ahí tomó el agua con rápidos lengüetazos. Después retrocedió al hueco en el árbol.

—Puf. Ya veo que esto no será fácil. Pero créeme, no pienso hacerte daño.

Urkin empezó a cantar en voz baja, como hacía para sus primos a la hora de la siesta. El lobezno luchó por mantener los ojos abiertos, pero debía de estar cansado y se durmió al cabo de un rato. Urkin guardó silencio. Mientras esperaba le dio hambre, así que comió las bayas en su bolsita pensando que a la vuelta tendría que recoger más. Nadie apareció en todo ese lapso. Si el lobezno tenía familia, se hallaba fuera de su alcance.

El cachorro despertó hacia el atardecer. Quizás había pensado que su madre estaría ahí cuando abriera los ojos, porque miró en derredor y luego bajó la cabeza en un gesto de desilusión. Urkin sintió pena por él.

—Escucha, ya debo irme. ¿Quieres venir conmigo? Vamos, sígueme. —El cachorro no se movió—. Está bien, no me sigas. Pero yo volveré mañana, y si aún estás aquí, te traeré algo de comer. Adiós.

Al tiempo que decía todo esto, Urkin bajó de la roca y se alejó muy despacio del árbol. No quería dejar ahí al cachorro, pero el animalito tenía que decidir por sí mismo si aceptaba o no la invitación.

Urkin siguió caminando, le dio la espalda al árbol... y entonces escuchó pasos detrás de él. El nanok sonrió de alivio. Allí estaba el lobezno, con la cola entre sus patitas pero siguiéndolo por su propia voluntad.

—Bien hecho. Yo me encargaré de ti, pequeño.

------------------------

¿Te gustó el fragmento? Haz clic aquí para leer la muestra gratis desde el principio o clic aquí para comprar el libro en tu tienda correspondiente de Amazon. ¡Besos!

SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada (completa) del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación (¡incluyendo los dibujitos!). Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción. (Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás desuscribirte cuando quieras, además.)

Datos personales

Mi foto

Dice aquí que debo escribir algo para demostrar que soy yo. Pues no. Prefiero dejar a todo el mundo con la duda. ¡Buajajajaja! >:-D