El bailarín le robó un beso. Ella estaba determinada a odiarlo. Las circunstancias no cooperaron. (Haz clic en la imagen para bajarte el relato gratuito, en formatos EPUB y MOBI, junto con el fondo de pantalla.)

20 de julio de 2010

ESCUCHANDO AL CEREBRITO

Bien, ahora que ya he explicado a los cerebritos, quisiera tratar una cuestión que a menudo es olímpicamente pasada por alto, y es la siguiente: HAY QUE ESCUCHAR A LOS CEREBRITOS.

Parece algo evidente, ¿no? Al fin y al cabo, se supone que los cerebritos son las personas que poseen el conocimiento y saben cómo utilizarlo, por lo que su opinión debería ser consultada y tomada en cuenta frente a cualquier duda. Es que los cerebritos sabemos de todo, dada nuestra afición a aprender cosas de gran importancia (y algunas entretenidas pero absolutamente irrelevantes, como la composión química de la pelusa en el ombligo).

Sin embargo, y esto lo he comprobado en los libros de historia y también por experiencia propia, a menudo los no-cerebritos deciden ignorar la sabiduría de los cerebritos, ya sea por soberbia, testarudez, o quizás un deseo inconsciente de sufrir una muerte más o menos espectacular.

¿Recuerdan la tragedia de Chernóbil? Pues bien, antes de que el reactor explotara, un cerebrito dijo que era mala idea hacer la prueba que llevó al desastre. También hubo un cerebrito que advirtió sobre una falla potencial en las junturas del Challenger. Nadie le hizo caso y ya sabemos lo que pasó: la nave explotó junto con sus pobres tripulantes.

Los cerebritos no hacemos advertencias sobre las cosas porque nos guste presumir de nuestros conocimientos (bueno, a veces sí, pero no lo admitiré en voz alta). En general hacemos advertencias porque sabemos algo que otros ignoran, y queremos evitar que alguien sufra o meta la pata por desconocimiento sobre un tema en particular. O sea, si un cerebrito les dice "no salgan sin paraguas porque hoy el amanecer fue rojo", mejor háganle caso o terminarán ensopados. Otras advertencias que podría hacerles un cerebrito:

Eso podría explotar.
Mejor apaga la llave general antes de meter la mano ahí.
No deberías mezclar esas dos sustancias.
Yo que tú me alejaría de ese animal.
Ponte el traje de plomo antes de abrir la puerta.
Ese hongo es venenoso.
Cuidado con los dedos.
No tomes esa pastilla con alcohol.
Esas conservas tienen aspecto sospechoso.
Abre una ventana o te intoxicarás.

Y así por el estilo. Ya sé, ya sé, sonamos como una mamá reprendiendo a sus hijos. Disculpen eso. Al igual que las madres, hablamos así debido a la experiencia, nada más. Después de haber visto a cuatro o cinco personas sufrir accidentes estúpidos por desoír nuestras advertencias, a los cerebritos se nos suele escapar ese fastidioso tonito de superioridad.

No soy la única que ha notado cuán a menudo los cerebritos son ignorados. ¿Han visto alguna película de cine catástrofe? En ellas SIEMPRE hay un pobre y sufrido cerebrito que no consigue convencer a los políticos de turno sobre algún desastre que se avecina.

En general los cerebritos lamentamos tener la razón sobre cosas malas, pero como también es algo molesto que nos ignoren todo el tiempo, a menudo terminamos diciendo...



Háganles caso a los cerebritos. ¡Para eso estamos, igual que las enciclopedias! De lo contrario, no se enojen si les decimos...


G. E.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada (completa) del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación (¡incluyendo los dibujitos!). Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción. (Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás desuscribirte cuando quieras, además.)
Seis historias románticas contemporáneas con un toque de arte en cada una.
 
 
Haz clic en la imagen para leer la muestra gratis, haz clic en el botón verde abajo para comprar ya mismito esta edición de lujo mediante PayPal (pago seguro). (¡Y de paso alimentarás a la autora de este blog para que pueda seguir escribiendo! ¡Gracias!)
 

Datos personales

Mi foto

Dice aquí que debo escribir algo para demostrar que soy yo. Pues no. Prefiero dejar a todo el mundo con la duda. ¡Buajajajaja! >:-D