INCOMPATIBLES - Ella quería conquistar al cerebrito de la clase. Él estaba determinado a ignorarla... hasta que descubrió su secreto. UNA RELACIÓN PERFECTA - Historias románticas contemporáneas con un poco de arte en cada una. BESO ROBADO - Lina conoce a dos bailarines de ballet: uno que le gusta... y otro que hará de todo para conquistarla. LOBO DE LUNA - La amistad inquebrantable entre una criatura del bosque y un lobo de otro mundo. EL REY Y EL PÁJARO BLANCO - Había una vez un joven rey y un ave blanca con un secreto extraordinario. CORAZÓN DE VERANO - Una niña elfa invernal le compra a un mercader algo que cambia todo su mundo: un hada del verano. RELATOS DE AMOR Y SANGRE - A menudo el amor sale terriblemente mal... AMOR SANGRIENTO - Él está muriendo de un cáncer terminal. Ella tiene un secreto escalofriante. OSCURA SALVACIÓN - Historias sobre amor y salvación... plagadas de horror y oscuridad. Haz clic en las portadas para leer las muestras gratuitas. Ve a la página SOBRE MIS LIBROS para ver todo mi catálogo. ¡Gracias por apoyarme!

27 de septiembre de 2017

CÓMO DETECTAR INFORMACIÓN ENGAÑOSA EN INTERNET

"¡El mundo celebra la vacuna contra la diabetes!", "¡las zanahorias curan el cáncer!", "¡ingerir bicarbonato alcaliniza el cuerpo y previene enfermedades!", "¡el secreto que las farmacéuticas no quieren que sepas!", "¡el secreto que tu gobierno no quiere que sepas!", etcétera, etcétera. ¿Les suena algo de lo anterior? Si es así, entonces...

¡BIENVENIDOS AL MARAVILLOSO MUNDO DEL CLICKBAIT O CIBERANZUELO!

Antes que nada, voy a contarles unas cuantas historias maravillosas.

1) Mi madre tuvo cáncer de cuello de útero y se salvó gracias a una terapia milagrosa basada en el poder de los átomos.

2) La esposa de un conocido tuvo cáncer de seno y se salvó gracias a otra terapia milagrosa de brebajes preparados por un conjunto de sabios.

3) Yo no he pasado un solo día enferma en cama desde 2007 gracias a la ingesta de determinados alimentos y por llevar a cabo ciertas prácticas físicas y espirituales.

4) También evité numerosas enfermedades potencialmente mortales gracias a un método antiguo basado en la transformación e inyección de ciertos organismos microscópicos.

¡Oh, pero qué increíble!, ¿verdad? Sin duda. A mi madre le hicieron radioterapia, a la esposa del conocido le hicieron quimioterapia, yo no he enfermado por lavarme las manos, comer bien y hacer ejercicio, y no he contraído sarampión ni etc. porque me vacunaron de niña.

Acabo de ejemplificar cómo una historia "embellecida" puede tener más poder sobre la mente de las personas que una simple explicación científica basada en hechos y estadísticas. Así es como la gente termina renegando de la medicina (con estudios comprobados detrás) y cae en las garras de gurús que prometen curas "milagrosas" tan efectivas como besar sapos y cantarle a la luna.

Otro ejemplo: los médicos vienen diciendo hace rato que las personas debemos comer más verduras porque eso previene varias enfermedades, incluyendo la arterioesclerosis, la obesidad y el cáncer de colon. ¿Qué es lo que pasa? Que la gente NO come más verduras. Pero si en Internet salen varios artículos seudocientíficos hablando de las maravillas de ingerir carbón activado, entonces la gente va y come carbón activado (y luego se enferman por comer carbón activado, claro, porque el carbón activado es efectivo solamente cuando se usa para purificar agua o tratar determinadas intoxicaciones agudas).

En serio, ¿qué carajo está pasando aquí? ¿Cuándo fue que la gente dejó de confiar en la ciencia y empezó a confiar en artículos de origen y veracidad cuestionables?

Esto viene de largo, en realidad. Al principio la medicina no era muy confiable que digamos (de hecho, era bastante probable que los médicos te mataran con sus tratamientos), y cualquier charlatán podía afirmar que su elixir mágico (agua + azúcar + alguna hierba de sabor raro) curaba desde la sífilis hasta la tuberculosis. E incluso antes de eso, los textos religiosos hablaban de curas milagrosas por parte de los profetas y mesías.

Es que... los milagros son ATRACTIVOS. Los milagros son SEXIS. ¡Nos encantaría que existieran! Y los estafadores LO HAN SABIDO SIEMPRE, de modo que aprovechan la desesperación y la esperanza ajenas para sacar dinero a las personas incautas.

Encima, sabemos que hay científicos de ética cuestionable (casi siempre por codicia). Compañías farmacéuticas que largan medicamentos a precios abusivos, por ejemplo. Investigadores que interpretan mal a propósito los datos estadísticos para que el resultado se ajuste a lo que les conviene.

Sin embargo, no se puede negar que el método científico es el gran responsable del progreso de la humanidad, y que gracias a él hoy tenemos MILAGROS REALES como las telecomunicaciones, los aparatos para hacer resonancias magnéticas, los antibióticos y los paneles solares.

En serio, los conocimientos que tenemos hoy en día habrían sido considerados milagrosos en el pasado. Siguen siendo milagrosos ahora. No hay necesidad de desconfiar de algo si se ha probado repetidamente que tal cosa FUNCIONA, ¡como las vacunas! (sobre las cuales escribí este otro artículo).

Pero bueno, a lo que iba con el título de esta entrada: ¿cómo hacer hoy en día para detectar las estafas, la seudociencia y los artículos alarmistas creados específicamente para conseguir clics?

HAGAMOS COMO LOS POLICÍAS: SEGUIR EL DINERO

El primer objetivo del estafador es ése: CONSEGUIR DINERO. Y para conseguir dinero hará/dirá cualquier cosa. Cuando se trata de un artículo falso en Internet, los siguientes elementos deberían levantar banderas rojas:

UN TITULAR SÚPER LLAMATIVO — Ejemplos: los que puse arriba del todo en este artículo. Esos titulares son ciberanzuelos que se usan para que la gente haga clic en ellos y llegue al artículo, el cual podrá ser totalmente falso, medianamente falso, o verdadero pero muy exagerado. La cuestión es: el responsable del artículo ganará dinero de una forma u otra, ya sea simplemente por el tráfico y la publicidad (el tráfico vale oro, por así decirlo) o por convencer a la gente de que compre ALGO.

LENGUAJE MUY RIMBOMBANTE — En serio, sospechen de cualquier artículo que use las palabras "milagro", "cura enfermedades diversas", "el gobierno te está ocultando esto" y así por el estilo. Los creadores de estos artículos buscan dos cosas: 1) entusiasmar al público con algo que podría mejorarles/salvarles la vida o 2) convencerlos de que el artículo contiene información privilegiada y de que uno, por leer dicha información, estará a salvo de algo o podrá obtener algo que otros no.

Sobre todo, el artículo transpirará CERTEZA, a diferencia de la ciencia, que en general admite tener un margen de error o posibilidad de fracaso. Un oncólogo raramente dirá a sus pacientes que tienen una probabilidad del 100% de curarse de un melanoma. Más bien dirá "le detectamos el melanoma a tiempo y tenemos una probabilidad bastante alta de extirparlo por completo, pero luego tendremos que hacerle revisiones durante cinco años para asegurarnos de que no haya hecho metástasis en alguna parte". Ugh, eso no sonó particularmente fabuloso, ¿verdad? Pero es lo que pasa en la vida real. Lo cual me lleva al siguiente punto:

SUENA DEMASIADO BUENO/MALO PARA SER CIERTO, PERO TE ASEGURAN QUE ES CIERTO — Siempre hay que sospechar de los extremos, sobre todo si la noticia extremista NO aparece en ninguno de los grandes medios (los cuales serían los primeros en verificarla y publicarla). El extremismo es típico de las teorías conspiranoicas, onda "hay una gran hermandad secreta de hombres poderosos que tiran de los hilos de la política y manejan el destino de la humanidad". Eh... no. Lo que tenemos ahora es un montón de políticos tarúpidos, como Trump o Nicolás Maduro, que causan desastres. También hay políticos que hacen algunas cosas bien. Y hay organizaciones guerrilleras que reclutan gente a la fuerza, y narcotraficantes bastante organizados. Y así por el estilo, nada increíblemente sofisticado. La inteligencia es tan escasa que no tiene sentido pensar en humanos megainteligentes y megacodiciosos capaces de trabajar secretamente en equipo sin traicionarse entre sí.

Tampoco hay medicamentos que curen varias enfermedades distintas a la vez. Sanar un intestino enfermo, por ejemplo, resuelve tropecientos problemas de salud secundarios, cierto, pero los artículos sobre medicamentos falsos suelen mencionar una lista de enfermedades QUE NO ESTÁN RELACIONADAS ENTRE SÍ (y que por lo tanto requerirían tratamientos diferentes).

No se dejen engañar: esas "curas comprobadas" NUNCA FUERON COMPROBADAS. O son datos falsos, o los testimonios provienen de personas que SIMPLEMENTE TUVIERON MUCHA SUERTE. El efecto placebo existe; por algo hay que tomarlo en cuenta en cualquier estudio médico. Y por algo es que cada estudio médico positivo tiene que ser verificado por otros equipos de científicos. También existen pruebas estadísticas para saber si un resultado positivo es auténtico o si sólo ocurrió por simple casualidad. La verdadera ciencia suele equivocarse MUCHO antes de dar en el clavo, ¿por qué habría de tener suerte cualquier fulano con una solución sospechosamente simple? Recordemos cuánta gente moría en el pasado por usar hierbas tóxicas o metales pesados como tratamientos médicos. Lo del carbón activado de hoy en día es el equivalente al plomo en el pasado. SÍ, EL PLOMO SE USABA COMO MEDICAMENTO. También el arsénico y el mercurio.

Suplemento mineral milagroso. Suena bonito, pero es CLORO, o sea, el ingrediente de la LEJÍA. ¡No lo ingieran bajo ninguna circunstancia!

LAS INTERPRETACIONES MÍSTICAS — Hay que sospechar de cualquier cosa que suene a horóscopo. Las ciencias NO son místicas. Las particularidades del cuero cabelludo NO son un reflejo de la personalidad de cada uno, ni el hígado es una especie de órgano mágico del cual depende el estado de todos los demás órganos (no existe un "órgano principal" en el cuerpo; CUALQUIERA puede matarte en caso de falla... bueno, salvo quizás el bazo, el cual es prescindible después de cierta edad). No estoy inventando nada, son artículos reales que tuve que refutar. Ninguno tenía referencias a estudios científicos reales, por supuesto, ni mencionaba hechos biológicos de ninguna clase para respaldar sus argumentos. Cualquier persona con conocimientos medianos de anatomía y fisiología podría haberse dado cuenta de que nada de lo anterior tenía fundamento. Pero claro, el público promedio NO suele tener conocimientos medianos de anatomía y fisiología, dado que la educación pública es deficiente en ciencias. ¡Y VAYA QUE LOS ESTAFADORES APROVECHAN ESA DEFICIENCIA!

ALGO DE VERDAD PARA RESPALDAR UNA GRAN MENTIRA — Mi ejemplo favorito: el de las bayas Goji, que se están vendiendo ahora como un superalimento capaz de prevenir/aliviar tropecientos problemas de salud. ¿Son nutritivas las bayas Goji? Sí... pero no más que cualquier otra fruta. ¿Hacen milagros? DEFINITIVAMENTE NO.

CIENCIA VS. SEUDOCIENCIA — A menudo los artículos falsos son enmascarados con argumentos que SUENAN científicos, pero que en el fondo no lo son. Mi ejemplo favorito de esto: las dietas "alcalinizantes". Supuestamente, las dietas alcalinizantes alcalinizan los fluidos internos y previenen/alivian así unos cuantos problemas de salud. Sus autores dicen que uno puede verificar el progreso de tales dietas con tiras reactivas que miden el pH de la ORINA. Hasta aquí, todo suena muy científico. Peeeeeero... la orina es lo ÚNICO que se alcaliniza. Cada fluido del cuerpo necesita mantenerse en un pH específico, y el organismo ya tiene sus mecanismos para asegurarse de que así sea (estos mecanismos fallan solamente en presencia de enfermedad, y las dietas "alcalinizantes" NO arreglan eso, sino que hay que ir al médico). ¿Y eso de que el organismo remueve calcio de los huesos para alcalinizar la sangre? NO ES CIERTO. El pH se regula mediante los RIÑONES y la RESPIRACIÓN, eliminando iones de bicarbonato o amonio según haga falta o acelerando/disminuyendo la expulsión de CO2. NADA QUE VER CON EL CALCIO DE LOS HUESOS.

Hay muchas más maneras de usar términos científicos para contar mentiras. Tomen esto en cuenta la próxima vez que alguien trate de convencerlos de algo, y consulten a algún experto en el tema antes de creer en lo que sea.

OTRA COSA A TOMAR EN CUENTA: LA IDEOLOGÍA DEL ARTÍCULO

No todo el mundo se mueve por dinero. A menudo la gente también promueve/ataca ideas en favor de una ideología, ya sea política, religión, racismo, xenofobia, machismo e incluso el veganismo. Y mienten, o dicen medias verdades y medias mentiras, para convencer a otros de "pasarse a su lado". Lo cual me lleva al primer punto:

LA POSTURA OPUESTA ES "EL MAL" — Las personas que se han fanatizado con alguna ideología simplemente no admiten que hay una escala de grises en casi cualquier tema. Todo es blanco y negro para ellas. Hay "lados"; y claro, su lado es bueno y el lado contrario es maaaaaaaaaalo.

Sospechen de cualquier artículo/discurso que no admita la posibilidad de que haya puntos intermedios entre los extremos. Puede que contenga algunas verdades, pero es imposible que tenga la razón en todo, simplemente porque sus autores nunca escuchan los argumentos (posiblemente válidos) de las personas "del otro lado".

LA IDEOLOGÍA OTORGA SUPERIORIDAD MORAL — Los fanáticos de alguna ideología no sólo creen que su lado es el bueno, sino que ellos, además, son moralmente superiores por creer en lo que creen. Es por eso que, ante cualquier crítica o escepticismo, no responden con argumentos sino con ataques personales. "Soy mejor persona que tú por creer en lo que creo, y tú eres una mala persona por cuestionarme. Y como tú eres mala persona, entonces nada de lo que digas puede ser válido, punto."

Tomen con pinzas o descarten cualquier artículo/discurso de personas que reaccionen de esta manera a una crítica. Jamás serán objetivas ni estarán interesadas en los hechos, sólo en lo que ellos crean (o quieran creer) que es "la verdad", a fin de alimentar su ideología y su ego. Lo cual me lleva al punto tres:

MÁS SEUDOCIENCIA Y ESTADÍSTICAS ALTERADAS — Los fanáticos de una ideología se enamoran tanto de ella que la defenderán de cualquier modo posible, ya sea usando argumentos seudocientíficos o escogiendo solamente los datos que confirmen su postura (esto último se llama "sesgo de confirmación").

Si las personas muy fanatizadas les presentan artículos "científicos" o estudios estadísticos, no les crean de buenas a primeras. Contrasten la información. Las personas fanatizadas se caracterizan por poner las emociones por delante de la lógica, pero las emociones no determinan ni cambian los hechos.

UNA ÚLTIMA REFLEXIÓN SOBRE EL ASUNTO

Sí, los médicos y los científicos en general cobran un sueldo. Y sí, son seres humanos que a veces aceptan sobornos o violan su ética profesional por dinero. Peeeeero... han estudiado durante muchos años para estar donde están. ¡Y la mayoría hasta lo han hecho por vocación de ayudar! Los gurús y estafadores quieren una sola cosa: DINERO FÁCIL. Y seguro que ellos SE RÍEN a espaldas de la gente que cree sus mentiras y les da su dinero.

En serio, los médicos y científicos no pasan tantos años estudiando con el propósito específico de estafar a la gente. Sería un método muy DIFÍCIL. Encima, son trabajos con una alta probabilidad de fracaso, y eso lleva a demandas. Los gurús y estafadores, en cambio, sólo tienen que largar unas cuantas mentiras, vender productos "mágicos" o escribir artículos locos para generar ganancias a través de clics. SÚPER MEGA SENCILLO.

Repito: TODOS nos van a sacar dinero porque así funciona el capitalismo... pero la probabilidad de que algo salga bien es mucho más alta con aquellos que NO prometen milagros.

Vacúnense contra los engaños con una saludable dosis de escepticismo + información verificada. ¡O pregúntenme a mí, y con gusto los ayudaré a determinar si un artículo es cierto o falso! :-) (para algo estamos los cerebritos).

G. E.

¿Buscas más entretenimiento? Haz clic AQUÍ para echar un vistazo a mis libros. ¡Cada compra me permite seguir escribiendo! ¡Gracias!

8 comentarios:

  1. Me encantó, tienes toda la razón. Personalmente, odio los títulos falsos o títulos donde se quieren aprovechar de las personas que pecan por inocentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por la visita y el comentario! Sí, esos títulos son realmente odiosos, así como la gente detrás de ellos.

      Eliminar
  2. Soy médico y mi pan de cada día son los pacientes que llegan porque se estan tratado con "no sé qué té magico" y vienen con un infarto porque dejaron de lado las pastillas de la presión.
    Estoy de acuerdo en que la mente es muy poderosa y si no les hace daño ni afecta demasiado su bolsillo generalmente no los regaño cuando consumen productos milagrosos, pero que dejen el medicamento que realmente los esta curando, eso sí molesta.
    Excelente entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Espero entonces que este artículo sirva para avivar a la gente, porque una amiga mía cayó DOS VECES en el artículo falso sobre la "vacuna contra la diabetes". Es horrible cómo los estafadores se aprovechan de la desesperación de la gente :-( ¡Saludos!

      Eliminar
  3. LA partida está muy bien. ME ENCANTÓ ESO de embellecer las frases, Está genial
    MUY BUEN ARTÏCULO.
    Lo comparto en mi página

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mil gracias! Espero que ayude, porque vengo pillando tantos artículos engañosos y disparatados que ya da miedo.

      Eliminar
  4. Me gusta tu artículo bien fundamentado, que ayude a no creer en cualquier cosa como una verdad revelada.
    Bien hecho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

ADVERTENCIA SOBRE LOS COMENTARIOS

Si quieres comentar algo sobre esta entrada, ¡adelante! Autorizo todos los comentarios siempre y cuando no sean a) propaganda o b) insultos. No recopilo datos sobre quienes comentan. Si te preocupa lo que el servidor de este blog pueda hacer con tus datos, lee la política de privacidad de Google y/o comenta en forma anónima (puedes usar un seudónimo como firma). Te recomiendo no poner tu dirección de correo electrónico; para algo anoté la mía en la página NO CLIQUEAR AQUÍ, en caso de que necesites contactarme en privado. ¡Besos y gracias!

POLÍTICA DE PRIVACIDAD

La autora de este blog no recopila datos sobre sus visitantes. Sin embargo, Google/Blogger, los intermediarios que figuran aquí para la venta de libros y otros productos, así como Google Analytics (que la autora emplea solamente para analizar el tráfico del blog a nivel estadístico, no para averiguar el paradero de nadie, porque a decir verdad le importa un pito dónde viva cada quién), sí pueden almacenar algunos datos en forma temporal o definitiva (esto último en caso de que alguien se haga una cuenta para comprar algo). La autora recomienda leer sus respectivas políticas de privacidad antes de usarlos. En el caso de los servicios comerciales (PayPal, Amazon, RedBubble y demás), la autora ha verificado su reputación para asegurarse de que no fastidien a nadie (en caso de que fastidien a alguien, pos vengan y avisen a fin de que la autora pueda pasar sus productos a servicios más confiables). Algunos vínculos en este blog son enlaces de afiliado que generan cookies temporales. No hay intenciones malignas detrás de eso; es para que la autora reciba la comisión correspondiente en caso de que se concrete una venta (la autora no sólo tiene que comer, sino también alimentar a su gato). Listo. Fin del texto destinado a calmar la paranoia sobre la privacidad de los datos. Ahora usen el sentido común y no pongan información sensible en lugares inadecuados (ejem-Facebook-ejem).


Fragmento de LOBO DE LUNA

El joven nanok siguió el sonido del agua, pero entonces olió algo más que lo distrajo. ¿Qué era eso? No lo reconoció en absoluto.

A pesar de su curiosidad, Urkin fue precavido: avanzó hacia la fuente del olor moviéndose de árbol en árbol, aprovechando que su pelaje era marrón como la corteza. De su cinturón extrajo un cuchillo de piedra, por las dudas; en Kum, cualquier novedad podía ser agradable... o mortal.

Poco a poco se aproximó a un árbol más grueso que los demás, donde oyó el tenue flujo de una respiración. El olor pertenecía a un ser viviente.

Urkin rodeó el árbol, y en un hueco vio una mancha plateada y pequeña. Y asustada. El nanok lo supo por la forma en que la criatura estaba doblada sobre sí misma, como si tratara de contraerse hasta desaparecer.

Sin soltar el cuchillo, Urkin se acercó un poco más, y entonces la criatura levantó la cabeza. Urkin contuvo la respiración.

Era un cachorro de lobo. Pero no un lobo cualquiera sino un ekté, un lobo de luna. Urkin jamás había visto uno, pero sí algunos miembros de su clan, en noches de Aima llena. Así sabía que los ektén eran plateados y que tenían a Aima en los ojos.

¿Qué hacía el lobezno en el hueco del árbol? Los cachorros nunca andaban solos, ni siquiera los de esa especie.

—¿Te has perdido? —preguntó Urkin, y el animal se encogió sobre sí mismo, gimiendo. Era muy hermoso. Urkin guardó el cuchillo y extendió una mano en un gesto de amistad.

El lobezno se apretó contra el fondo del hueco. No parecía dispuesto a salir por las buenas, y Urkin no iba a forzarlo. El nanok se alejó del árbol y tomó asiento sobre una roca, decidido a esperar el tiempo que fuera necesario.

Había huellas más grandes que las del cachorro en el suelo, y también eran lobunas. ¿Su madre o padre? ¿Qué había pasado ahí exactamente? Si los ektén eran como los lobos de Kum, no abandonarían a un miembro de su jauría, mucho menos al otro lado de la luz azul.

—Me quedaré aquí hasta que alguien venga a buscarte —dijo Urkin al lobezno—. Y si nadie viene... tendré que llevarte conmigo. No puedo dejarte solo, morirías. ¿Entiendes algo de lo que estoy diciendo? Supongo que no. Espero que comprendas mi tono de voz, al menos.

El lobezno se limitó a mirarlo sin parpadear. Al cabo de un rato pareció estar un poco más calmado, y sus ojos se desviaron hacia el río. Urkin dedujo que debía de tener sed.

—Enseguida vuelvo.

El nanok fue hasta la orilla, arrancó una hoja grande y usó la misma como cuenco para recoger el agua. Urkin la olió primero, y sí, estaba buena. Regresó junto al árbol sosteniendo la hoja con ambas manos.

—Aquí tienes, lobo de luna —dijo el nanok, depositando la hoja frente al cachorro antes de volver a la roca.

El lobezno no bebió de inmediato, sino que palmo a palmo se deslizó hasta la hoja y una vez ahí tomó el agua con rápidos lengüetazos. Después retrocedió al hueco en el árbol.

—Puf. Ya veo que esto no será fácil. Pero créeme, no pienso hacerte daño.

Urkin empezó a cantar en voz baja, como hacía para sus primos a la hora de la siesta. El lobezno luchó por mantener los ojos abiertos, pero debía de estar cansado y se durmió al cabo de un rato. Urkin guardó silencio. Mientras esperaba le dio hambre, así que comió las bayas en su bolsita pensando que a la vuelta tendría que recoger más. Nadie apareció en todo ese lapso. Si el lobezno tenía familia, se hallaba fuera de su alcance.

El cachorro despertó hacia el atardecer. Quizás había pensado que su madre estaría ahí cuando abriera los ojos, porque miró en derredor y luego bajó la cabeza en un gesto de desilusión. Urkin sintió pena por él.

—Escucha, ya debo irme. ¿Quieres venir conmigo? Vamos, sígueme. —El cachorro no se movió—. Está bien, no me sigas. Pero yo volveré mañana, y si aún estás aquí, te traeré algo de comer. Adiós.

Al tiempo que decía todo esto, Urkin bajó de la roca y se alejó muy despacio del árbol. No quería dejar ahí al cachorro, pero el animalito tenía que decidir por sí mismo si aceptaba o no la invitación.

Urkin siguió caminando, le dio la espalda al árbol... y entonces escuchó pasos detrás de él. El nanok sonrió de alivio. Allí estaba el lobezno, con la cola entre sus patitas pero siguiéndolo por su propia voluntad.

—Bien hecho. Yo me encargaré de ti, pequeño.

------------------------

¿Te gustó el fragmento? Haz clic aquí para leer la muestra gratis desde el principio o clic aquí para comprar el libro en tu tienda correspondiente de Amazon. ¡Besos!
SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada completa del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación, ¡incluyendo los dibujitos! Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción. Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás desuscribirte cuando quieras, además. El servicio donde se almacenan las direcciones pertenece a Google, cuya política de privacidad puedes leer aquí.

Datos personales

Mi foto

Dice aquí que debo escribir algo para demostrar que soy yo. Pues no. Prefiero dejar a todo el mundo con la duda. ¡Buajajajaja! >:-D