Haz clic en las imágenes para leer en línea las respectivas muestras gratis. Haz clic aquí para ver mi catálogo completo y las diferentes opciones de compra o descarga gratuita. ¡Gracias por apoyar mi carrera literaria! :-)

9 de septiembre de 2017

SOBRE LA REPRESENTACIÓN LITERARIA LGTBIQ

Hace un tiempito hubo una controversia por una entrevista a una autora española de literatura fantástica. Le preguntaron por qué no incluía más personajes LGTBIQ en sus libros, y ella respondió algo así como que los pondría según lo requiriera la historia, no por obligación.

Mucha gente se ofendió por interpretar que la autora está en contra de la representación literaria de la comunidad LGTBIQ. Yo sí entendí lo que estaba tratando de decir, básicamente porque, como escritora, estoy en la misma situación que ella; o sea, viendo el tema DESDE FUERA.

Es fácil escribir sobre dragones, ogros, elfos, robots, alienígenas e incluso asesinos seriales. No son colectivos oprimidos que estén luchando para conseguir la igualdad de derechos, de modo que los escritores podemos representarlos/incluirlos como/cuando nos dé la regalada gana. Pero cuando se trata de personas reales que sufren algún tipo de discriminación... bueno, la cosa cambia bastante.

Mi círculo de amigos escritores es bastante grande, y diría que, en general, nuestro grado de empatía es alto. NOS IMPORTAN LOS DERECHOS DE LOS COLECTIVOS OPRIMIDOS, sean los que sean (incluyéndonos, porque los escritores somos un gremio crónicamente mal pagado). Por lo tanto, muchos estamos haciendo un esfuerzo consciente y voluntario para contribuir a la igualdad. PERO QUEREMOS HACERLO BIEN.

¿A qué me refiero con "bien"? Básicamente a dos aspectos del asunto, al menos como yo lo veo:

1) Más que la representación, yo creo que estamos buscando la NORMALIZACIÓN. O sea, incluir personajes LGTBIQ en nuestros libros hasta que el público general ya no reaccione negativamente ante su presencia, como debería ocurrir en la vida real. ¿Pueden creer que algunos servicios de publicación TODAVÍA están censurando u ocultando libros con romances homosexuales, por ejemplo? ¿Y que hay gente que, al mirar una serie con personajes LGTBIQ, salta a decir que existe una "agenda gay" cuyo propósito es adoctrinar a los niños? Es ridículo que esto pase hoy en día, como si el colectivo LGTBIQ estuviera compuesto por criaturas alienígenas con planes de dominación mundial en lugar de seres humanos inofensivos que simplemente se salen del promedio estadístico.

2) Queremos desarrollar BUENOS personajes LGTBIQ, como lo intentaríamos con cualquier otro tipo de personaje. Me refiero a que no sean planos como siluetas de cartón y que no caigan en estereotipos ofensivos. Esto es fácil en caso de que la novela transcurra en una sociedad ficticia donde la orientación sexual y la identidad de género no tienen importancia, pero cuando es una historia basada en la vida real, donde todavía NO se ha logrado la igualdad, tanto la orientación sexual como la identidad de género demandan ciertos conflictos narrativos por cuestiones de credibilidad. No es obligatorio que una novela gire alrededor de tales conflictos, obviamente, pero los mismos sí pueden condicionar determinadas actitudes de los personajes LGTBIQ y/o de quienes los rodean. Y claro, si el autor NO pertenece al colectivo LGTBIQ, entonces tendrá que informarse un poquito para contar adecuadamente esas situaciones.

Es por todo lo anterior que necesitamos mejorar la COMUNICACIÓN entre los autores que no pertenecemos al colectivo LGTBIQ y el colectivo LGTBIQ. A los escritores nos hace falta información sobre los diferentes tipos de discriminación, los estereotipos dañinos, incluso los detalles de los tratamientos para la reasignación de género. TODO SIRVE. En serio, gente, no tengan miedo de hablar con los autores, de explicarnos cosas y de corregirnos cuando haga falta. A lo largo de mi vida he tenido varias amistades o contactos de Facebook/Twitter homosexuales o bisexuales, y a menudo han tardado meses en contarme que no son heterosexuales, como si fuera un secreto que no se puede revelar hasta haber conocido bien a la otra persona. Mucho menos me han contado sus problemas particulares, aunque ahora, por suerte, estoy conociendo gente en Twitter que sí lo hace. Y menos mal, porque hay formas de discriminación e insultos que ni siquiera me habrían pasado por la cabeza, dado que yo no discrimino a nadie por su orientación sexual ni identidad de género (tampoco por su color de piel o religión, siempre y cuando esta última no pisotee derechos ajenos).

Los autores escribimos sobre lo que sabemos. No necesariamente por experiencia propia, claro. Entonces, cuanto más sepamos, más podremos escribir sobre determinados temas y más personajes LGTBIQ podremos incluir en nuestras historias, ya sea en forma casual/secundaria (sin peso en la trama) o como protagonistas.

Esto. Porque a ningún grupo humano de bien se le debería negar un espacio en la literatura. Y mucho menos en la vida

Y esperemos que llegue el día en que quienes se sientan como bichos raros sean los que discriminan :-)

G. E.

¿Buscas más entretenimiento? Haz clic AQUÍ para echar un vistazo a mis libros. ¡Cada compra me permite seguir escribiendo! ¡Gracias!

2 comentarios:

  1. Bien planteado. Me parece absurdo pretender que un autor ponga personajes, no por el argumento, sino para agradar a una buena idea. Cuando se hace algo como lo que pretenden sale algo falso.
    Está muy claro que los mutantes de Marvel representan a los grupos discriminados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no tiene sentido poner personajes del tipo que sea para llenar cuotas. Hay que trabajar en la normalización, pero hay que hacerlo BIEN. ¡Saludos!

      Eliminar



Fragmento de LOBO DE LUNA

El joven nanok siguió el sonido del agua, pero entonces olió algo más que lo distrajo. ¿Qué era eso? No lo reconoció en absoluto.

A pesar de su curiosidad, Urkin fue precavido: avanzó hacia la fuente del olor moviéndose de árbol en árbol, aprovechando que su pelaje era marrón como la corteza. De su cinturón extrajo un cuchillo de piedra, por las dudas; en Kum, cualquier novedad podía ser agradable... o mortal.

Poco a poco se aproximó a un árbol más grueso que los demás, donde oyó el tenue flujo de una respiración. El olor pertenecía a un ser viviente.

Urkin rodeó el árbol, y en un hueco vio una mancha plateada y pequeña. Y asustada. El nanok lo supo por la forma en que la criatura estaba doblada sobre sí misma, como si tratara de contraerse hasta desaparecer.

Sin soltar el cuchillo, Urkin se acercó un poco más, y entonces la criatura levantó la cabeza. Urkin contuvo la respiración.

Era un cachorro de lobo. Pero no un lobo cualquiera sino un ekté, un lobo de luna. Urkin jamás había visto uno, pero sí algunos miembros de su clan, en noches de Aima llena. Así sabía que los ektén eran plateados y que tenían a Aima en los ojos.

¿Qué hacía el lobezno en el hueco del árbol? Los cachorros nunca andaban solos, ni siquiera los de esa especie.

—¿Te has perdido? —preguntó Urkin, y el animal se encogió sobre sí mismo, gimiendo. Era muy hermoso. Urkin guardó el cuchillo y extendió una mano en un gesto de amistad.

El lobezno se apretó contra el fondo del hueco. No parecía dispuesto a salir por las buenas, y Urkin no iba a forzarlo. El nanok se alejó del árbol y tomó asiento sobre una roca, decidido a esperar el tiempo que fuera necesario.

Había huellas más grandes que las del cachorro en el suelo, y también eran lobunas. ¿Su madre o padre? ¿Qué había pasado ahí exactamente? Si los ektén eran como los lobos de Kum, no abandonarían a un miembro de su jauría, mucho menos al otro lado de la luz azul.

—Me quedaré aquí hasta que alguien venga a buscarte —dijo Urkin al lobezno—. Y si nadie viene... tendré que llevarte conmigo. No puedo dejarte solo, morirías. ¿Entiendes algo de lo que estoy diciendo? Supongo que no. Espero que comprendas mi tono de voz, al menos.

El lobezno se limitó a mirarlo sin parpadear. Al cabo de un rato pareció estar un poco más calmado, y sus ojos se desviaron hacia el río. Urkin dedujo que debía de tener sed.

—Enseguida vuelvo.

El nanok fue hasta la orilla, arrancó una hoja grande y usó la misma como cuenco para recoger el agua. Urkin la olió primero, y sí, estaba buena. Regresó junto al árbol sosteniendo la hoja con ambas manos.

—Aquí tienes, lobo de luna —dijo el nanok, depositando la hoja frente al cachorro antes de volver a la roca.

El lobezno no bebió de inmediato, sino que palmo a palmo se deslizó hasta la hoja y una vez ahí tomó el agua con rápidos lengüetazos. Después retrocedió al hueco en el árbol.

—Puf. Ya veo que esto no será fácil. Pero créeme, no pienso hacerte daño.

Urkin empezó a cantar en voz baja, como hacía para sus primos a la hora de la siesta. El lobezno luchó por mantener los ojos abiertos, pero debía de estar cansado y se durmió al cabo de un rato. Urkin guardó silencio. Mientras esperaba le dio hambre, así que comió las bayas en su bolsita pensando que a la vuelta tendría que recoger más. Nadie apareció en todo ese lapso. Si el lobezno tenía familia, se hallaba fuera de su alcance.

El cachorro despertó hacia el atardecer. Quizás había pensado que su madre estaría ahí cuando abriera los ojos, porque miró en derredor y luego bajó la cabeza en un gesto de desilusión. Urkin sintió pena por él.

—Escucha, ya debo irme. ¿Quieres venir conmigo? Vamos, sígueme. —El cachorro no se movió—. Está bien, no me sigas. Pero yo volveré mañana, y si aún estás aquí, te traeré algo de comer. Adiós.

Al tiempo que decía todo esto, Urkin bajó de la roca y se alejó muy despacio del árbol. No quería dejar ahí al cachorro, pero el animalito tenía que decidir por sí mismo si aceptaba o no la invitación.

Urkin siguió caminando, le dio la espalda al árbol... y entonces escuchó pasos detrás de él. El nanok sonrió de alivio. Allí estaba el lobezno, con la cola entre sus patitas pero siguiéndolo por su propia voluntad.

—Bien hecho. Yo me encargaré de ti, pequeño.

------------------------

¿Te gustó el fragmento? Haz clic aquí para leer la muestra gratis desde el principio o clic aquí para comprar el libro en tu tienda correspondiente de Amazon. ¡Besos!

SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada (completa) del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación (¡incluyendo los dibujitos!). Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción. (Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás desuscribirte cuando quieras, además.)

Datos personales

Mi foto

Dice aquí que debo escribir algo para demostrar que soy yo. Pues no. Prefiero dejar a todo el mundo con la duda. ¡Buajajajaja! >:-D