El bailarín le robó un beso. Ella estaba determinada a odiarlo. Las circunstancias no cooperaron. (Haz clic en la imagen para bajarte el relato gratuito, en formatos EPUB y MOBI, junto con el fondo de pantalla.)

17 de mayo de 2013

TORTA DE LIMÓN CON PASAS DE UVA

¡Otra receta bien fácil para esos días de invierno en los que uno tiene ganas de comer algo con muchas calorías! :-D Les servirá por si quieren alternar con la torta de vainilla y chocolate, que es lo que suelo hacer, excepto que todo este año hubo una escasez de pasas de uva y la torta no queda igual sin ellas. Por suerte, ¡al fin aparecieron las dichosas pasas de uva en el supermercado y pude hacer la torta! ¡Yipi! [Gissel feliz de tener pasas de uva en el armario de la cocina, ya sea para la torta o para pellizcar a modo de postre después del almuerzo, ya que tienen fibra.]

Empecemos por los ingredientes, que son bastante similares a los de la otra torta...

INGREDIENTES

2 huevos grandes (una vez más, de gallina, no de avestruz)
200 gramos de azúcar
1 cucharada de vainilla (natural, natural, natural)
leche
1/4 taza de aceite (nuevamente, el que a uno le guste)
500 gramos de harina
2 cucharadas de polvo de hornear
la cáscara rallada de un limón (preferentemente sin pesticidas)
150-200 gramos de pasas de uva (se pueden mezclar rubias y oscuras)

Aquí debo añadir algo: hay personas a las que no les gustan las pasas de uva (al gato Garfield tampoco). OK, no las voy a matar por eso, aunque he de advertirles que la torta pierde gran parte de la gracia (y del sabor) sin ellas. Si tienen ganas de experimentar, pueden prescindir de las pasas de uva y sustituir la leche por... vino. Las pasas de uva se llevan bien con el sabor del limón, y la verdad es que el vino también. También se puede sustituir la leche por licor de anís. Nota adicional: ¡¡no se emborrachen mientras cocinan, que hay que vigilar el horno!!

PREPARACIÓN

De nuevo, es similar a la de la torta de vainilla y chocolate. Primero se mezclan en un recipiente los huevos, la vainilla, la leche (o el anís/vino, si se dejan de lado las pasas de uva), el azúcar y el aceite. Se añade la mitad de la harina y se mezcla bien.

Luego se añade el resto de la harina, más el polvo de hornear, las pasas de uva y la cáscara rallada del limón. Esto es importante: no se deben añadir antes las pasas de uva ni la cáscara del limón. ¿Por qué? Si se hidratan las pasas de uva, pesarán más y se irán al fondo de la tartera. En cuanto a la cáscara del limón... no sé qué reacción química se produce por ahí, pero si se añade en el primer paso, la masa se volverá gomosa y quedará con una textura rara después de la cocción.

Por cierto, si no es época de limones, hay maneras de conservar la cáscara rallada en el congelador. Basta mezclar la cáscara de un limón con 3 cucharadas de azúcar (el azúcar en altas concentraciones impide el crecimiento de bacterias y hongos) y ponerla en una bolsita. Todas las propiedades de la cáscara se conservan así durante meses. El jugo del limón también se puede congelar (puro) durante meses (probablemente pierda buena parte de la vitamina C, pero el sabor se mantiene).

¿Donde estábamos? Ah, sí, la mezcla final. Añadir más leche (o vino/anís si no se usaron las pasas de uva) hasta lograr una consistencia blanda sin llegar a líquida (de nuevo, no queremos que las pasas se vayan al fondo). [Mientras tanto, yo me voy zampando algunas pasas de uva que guardé por ahí. Mmmm, ¡me encantan!]

Por último, se vierte la mezcla en la tartera (previamente embadurnada de manteca y harina) y se lleva al horno. El método y tiempo de cocción es igual que para la otra torta: no hace falta precalentar el horno; fuego moderado desde abajo, y si hay calor desde arriba se puede utilizar en los últimos minutos para dorar la corteza. Tiempo: una media hora (pero no se fíen del tiempo sino del estado de cocción; pinchen la torta con el cuchillo para ver si sale seco).

Y entonces... ¡ya está la torta!


Esta torta no engorda... si no se consume en grandes cantidades :-D O sea, moderen esas porciones o se enfrentarán a un aumento sustancial de panza/caderas. La torta va muy bien con el té de la tarde o incluso una copita de limoncello :-) (Si no saben dónde conseguir limoncello, o lo encuentran muy caro, puse la receta aquí.)

Y mientras esperaba a que se hiciera la torta... me puse a enhebrar pasas de uva para hacer un collar comestible.


Ñam ñam :-)

G. E.

6 comentarios:

  1. Riquísimo! Gracias por compartir esta receta. Un abrazo muuuuuy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Espero que te guste, si haces la torta. Abrazos para ti también :-)

      Eliminar
  2. Me encanta tu blog desenfadado y loco. Me ha llamado la atención la receta; es un bizcocho resultón, lo he hecho, lo he probado y está muy bueno, gracias por compartir recetas. Yo también comparto recetas y otras cosas en mi blog, pásate a visitarlo!!
    http://laventanadelira-lira.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por la visita y el comentario! Me alegra que te haya gustado la receta. Me apuntaré a tu blog :-) ¡Besos!

      Eliminar

SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada (completa) del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación (¡incluyendo los dibujitos!). Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción. (Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás desuscribirte cuando quieras, además.)
Seis historias románticas contemporáneas con un toque de arte en cada una.
 
 
Haz clic en la imagen para leer la muestra gratis, haz clic en el botón verde abajo para comprar ya mismito esta edición de lujo mediante PayPal (pago seguro). (¡Y de paso alimentarás a la autora de este blog para que pueda seguir escribiendo! ¡Gracias!)
 

Datos personales

Mi foto

Dice aquí que debo escribir algo para demostrar que soy yo. Pues no. Prefiero dejar a todo el mundo con la duda. ¡Buajajajaja! >:-D