El bailarín le robó un beso. Ella estaba determinada a odiarlo. Las circunstancias no cooperaron. (Haz clic en la imagen para bajarte el relato gratuito, en formatos EPUB y MOBI, junto con el fondo de pantalla.)

8 de agosto de 2011

EL CABELLO HACE LA FELICIDAD

¿Cómo, no lo sabían? :-D Bueno, al menos es eso lo que nos dice la industria cosmética. No sé si lo habrán notado, pero según los avisos comerciales, si no tenemos el cabello brillante como un piso recién encerado, sano, sin puntas abiertas, canas ni caspa, con rizos perfectos, ondas perfectas o liso como una regla y sin raíces traicioneras del color equivocado, entonces los hombres no se fijarán en nosotras y andaremos por ahí con cara de perdedoras y desgraciadas, a quienes más nos valdrá hacer algo con nuestros pelos rebeldes o suicidarnos.

¡¡Pero lograr una cabellera perfecta es muy, pero que muy difícil!! A cierta edad vienen las canas, pero si te tiñes el pelo tienes que teñírtelo a cada rato para que el color quede parejo, y como la tintura agrede el cabello, entonces tendrás que comprar toda una gama de productos para repararlo y protegerlo de la lluvia (¡es que la lluvia te lo destiñe!), esclavizándote de por vida como una drogadicta (¡uf!). Y aunque no tengas canas todavía (¡demasiado tarde para mí!), igual existe esa cosa horrible que se llama frizz, y como insinúa el aviso, si tienes frizz no eres feliz. Pero ese asunto del frizz es bien podrido, porque aparentemente basta un mínimo de humedad (digamos, un 1% por arriba de la humedad promedio en el desierto de Atacama) para que el cabello se encrespe al estilo afro. Lo cual no sería malo... si el estilo afro no estuviera, por ahora, fuera de moda.

Por si fuera poco, resulta que no basta con que el cabello se vea bien, ¡porque aun así podría tener daño oculto! ¡Oh tragedia! ¡Tengo que averiguar si tengo daño oculto! ¿Alguien me presta un microscopio electrónico?

¡¡¡Y las últimas propagandas dicen que la frescura del cabello se pierde a media tarde!!! Si no le pongo alguna sustancia para mantenerlo en orden, ¡mi cabello se desbocará y tendré que ponerme una bolsa de papel en la cabeza para que nadie sea testigo de mi vergüenza!

Esto ya parece una tarea digna de Misión: Imposible.

¿Qué puedo hacer, qué puedo hacer? Mi cabello es largo y brillante, pero se encrespa, y tiene canas, y también tiene alguna puntita estropeada. ¡Eso significa que estoy condenada! ¿Cómo hacen las modelos de la TV para tener esas cabelleras perfectamente perfectas? ¿Se las diseñan por computadora? ¿Cómo es que no muestran ni un cabello fuera de lugar, ni más largo o más corto que los demás? No puedo creer que esas cabelleras sean reales. Pero si son reales, seguro que se las lustran, planchan y rizan inmediatamente antes de la foto o la filmación. ¡No es posible que tanta perfección se mantenga intacta por más de 3 milisegundos! Seguro que al menor suspiro algún pelillo se les ha de escapar del peinado. ¿O no?

¡¡¡AUXILIO!!!

G. E.

PD: En realidad no me tomo el tema tan en serio. Me basta con un peine + un buen champú + un buen acondicionador.

PPD: Además, mi cabellera es naturalmente espectacular :-P

PPPD: No, en serio, es una cabellera impresionante. Hasta me la elogian por la calle :-)

PPPPD: Lo sé, no soy nada modesta :-D

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada (completa) del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación (¡incluyendo los dibujitos!). Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción. (Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás desuscribirte cuando quieras, además.)
Seis historias románticas contemporáneas con un toque de arte en cada una.
 
 
Haz clic en la imagen para leer la muestra gratis, haz clic en el botón verde abajo para comprar ya mismito esta edición de lujo mediante PayPal (pago seguro). (¡Y de paso alimentarás a la autora de este blog para que pueda seguir escribiendo! ¡Gracias!)
 

Datos personales

Mi foto

Dice aquí que debo escribir algo para demostrar que soy yo. Pues no. Prefiero dejar a todo el mundo con la duda. ¡Buajajajaja! >:-D