El bailarín le robó un beso. Ella estaba determinada a odiarlo. Las circunstancias no cooperaron. (Haz clic en la imagen para bajarte el relato gratuito, en formatos EPUB y MOBI, junto con el fondo de pantalla.)

21 de junio de 2011

DECIMOTERCERA SEMANA DEL GHM

¡El público ha votado y ya sabemos quiénes serán los finalistas del Gran Hermano con monstruos! Tras una competencia reñida, con diversos accidentes, trampas mortales, malentendidos varios y mucha, mucha monstruosidad, los participantes que quedan en pie son... ¡Drácula y el monstruo bajo la cama! ¡Un aplauso, por favor!

Esto nos deja con una participante más que se va: la marciana Atatrix. No se marchará del planeta Tierra, sin embargo, ya que aún está vigente su campaña para evitar la estúpida conquista de Marte.

Al igual que a Rodolfo, le hicimos una fiesta de despedida con música, comida (terrestre y marciana) y lucecitas de colores colgadas de las telarañas del castillo.

¡Pero esta vez las cosas no fueron tan alegres ni pacíficas! En medio de la fiesta aparecieron unos visitantes indeseados: ¡murciélagos vampiro mutantes! Irrumpieron a través de las ventanas y se abalanzaron sobre toda criatura con sangre (caliente o fría).


Las miradas apuntaron a Drácula, pero él se encogió de hombros y dijo que no tenía nada que ver con el asunto, ya que sus propios murciélagos son por completo normales. Entonces se escucharon golpes en la puerta y le abrimos al doctor Roderic Frankenheimer, quien entró corriendo en un estado de nerviosismo y desesperación. Al parecer los murciélagos eran un experimento fallido y de algún modo habían escapado de su laboratorio, el cual está cerca del castillo.

¡La que se armó! Los murciélagos vampiro mutantes, con más dientes que una piraña, mordieron a todo el mundo, y ni siquiera los cocodrilos se salvaron (pobrecitos, quedaron llenos de agujeros). El monstruo bajo la cama devoró algunos, pero quien acabó con la plaga fue Atatrix, furiosa a causa de la interrupción. Esto era de esperarse, claro, porque a nadie le gusta que interrumpan una fiesta en su honor. Atatrix sacó su pistola de rayos, la puso en modo de desintegración y empezó a dispararles a los murciélagos como una experta tiradora del Viejo Oeste (de Marte). La mitad de los murciélagos fueron reducidos a cenizas. En cuanto a la otra mitad, Atatrix los despachó a puntapiés (sus patadas de artes marciales marcianas son realmente devastadoras).


El dr. Frankenheimer se disculpó y le agradeció a Atatrix que no matara a todos los murciélagos, ya que todavía los necesitaba para terminar su experimento. No nos dijo cuál era ese experimento, sin embargo, lo cual levantó ciertas sospechas. Mmm, habrá que hacer una investigación para averiguarlo.

En fin, una vez acabada la plaga de murciélagos vampiro mutantes, la fiesta siguió su curso, y por último Atatrix empacó sus maletas y se retiró en su auto volador. Esperemos que tenga suerte en su campaña.

Si no han votado en la encuesta (está en la columna de la izquierda), recuerden que sólo quedan dos participantes. ¡Que gane el más monstruoso!

G. E.

Siguiente entrada: ¡EL GANADOR DEL GHM!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada (completa) del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación (¡incluyendo los dibujitos!). Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción. (Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás desuscribirte cuando quieras, además.)
Seis historias románticas contemporáneas con un toque de arte en cada una.
 
 
Haz clic en la imagen para leer la muestra gratis, haz clic en el botón verde abajo para comprar ya mismito esta edición de lujo mediante PayPal (pago seguro). (¡Y de paso alimentarás a la autora de este blog para que pueda seguir escribiendo! ¡Gracias!)
 

Datos personales

Mi foto

Dice aquí que debo escribir algo para demostrar que soy yo. Pues no. Prefiero dejar a todo el mundo con la duda. ¡Buajajajaja! >:-D