Haz clic en las imágenes para leer en línea las respectivas muestras gratis. Haz clic aquí para ver mi catálogo completo y las diferentes opciones de compra o descarga gratuita. ¡Gracias por apoyar mi carrera literaria! :-)

31 de diciembre de 2015

DESEOS PARA EL PRÓXIMO AÑO

Otro año que se acaba... al menos en nuestro calendario. No sé por cuál fecha andarán los chinos.

En fin, como no ando con ganas de hacer resoluciones para el 2016, más bien voy a expresar una lista de deseos por parte de mi dragón y de mí. Con un poco de suerte quizás se cumplan aquellos que están fuera de nuestro control (si alguien sabe el teléfono de algún genio, hada madrina o un dios que sí funcione, que me lo pase, porfis). En cuanto a los otros, el requerimiento mínimo es que el calentamiento global no progrese tanto como para que el calor nos quite la voluntad de hacerlos realidad (vamos, que cuando la temperatura pasa de los 28 grados se me van las ganas hasta de presionar los botones del control remoto de la tele, y mi pobre dragón se acerca peligrosamente a una temperatura de fusión nuclear).

Aquí va la lista...

DESEOS POR PARTE DE MI DRAGÓN Y DE MÍ

1) El clásico: paz y prosperidad mundial.

2) Buena salud para todos aquellos que la merezcan. En cuanto a quienes NO la merezcan debido a su infinita maldad, no sé, tal vez podría tocarles alguna enfermedad rara de esas que salen en los documentales de National Geographic. Mi favorita es una en que los tejidos blandos del cuerpo se convierten en hueso después de un traumatismo (no bromeo, eso existe).

3) Que se revierta el aumento de la población mundial para que puedan recuperar su espacio las demás especies de este planeta, sobre todo las que están en peligro de extinción.

4) Si no se cumple el punto 2 para la gente malvada, entonces nos gustaría que se convirtieran en bonitas estatuas de mármol, oro, bronce, caramelo, chocolate, malvavisco o jamón serrano. Devoraríamos las comestibles, por supuesto :-) (Ni a Donald ni a mí nos gusta desperdiciar comida, es antiecológico.)

DESEOS POR PARTE DE MI DRAGÓN

1) Más escenas con los dragones en Juego de tronos.

2) Que pasen en Cartoon Network la tercera temporada de la serie animada que salió de la película Cómo entrenar a tu dragón.

3) Que alguien cree una variedad de chocolate que resista el aliento caliente de los dragones. Digo, es que mi dragón puede beber cocoa y comer torta de chocolate, pero el chocolate de barra se le derrite antes de tiempo y chorrea al piso. La verdad, entiendo su queja. Yo pongo mi chocolate en el refri durante el verano porque no me gusta que se ablande :-P

4) Que lo contraten como rostizador oficial de terroristas (o sea, de los que no pillen enfermedades raras ni se conviertan en estatuas como puse arriba).

5) Que los del Comité Olímpico creen alguna disciplina específica para él. Dice que le gustaría ganar una medalla de oro deportiva (se le da bien el vuelo acrobático, por ejemplo).

6) ¡Una novia! (Al final resulta que aquella vez que se vistió de princesa para la Noche de Brujas no fue por cuestiones de identidad sexual. Claro que eso no habría cambiado en absoluto mis sentimientos por él. Un hijo es un hijo, aunque sea un dragón y encima adoptado.)

DESEOS POR PARTE DE MÍ

1) Que a toda la gente que aprecio le vaya bien, especialmente a mi madre, mi prima Paula y mis amigos de Facebook Pablo y Luismi.

2) Que la gente cambie esas estúpidas y nocivas drogadicciones por una saludable adicción a los libros.

3) Que el gobierno de Uruguay empiece a trabajar como es debido. Vamos, es que la educación pública sigue empeorando y mi ciudad continúa llena de basura, gente pobre y delincuentes (recuerden mi perorata de la otra vez sobre lo mal que anda Uruguay; casi nada ha mejorado desde entonces, más bien al contrario).

4) Que ninguno de mis otros compositores favoritos muera prematuramente en un accidente (como le pasó a James Horner) y que ninguno de mis otros escritores favoritos muera también prematuramente por alguna enfermedad degenerativa (como le pasó a Terry Pratchett).

5) Conocer a algún autor nuevo que me deslumbre, literariamente hablando.

6) Que mis libros se vendan más para que yo pueda seguir escribiendo. No es una cuestión de codicia sino algo más simple: no puedo escribir si la actividad no es rentable, porque consume muuuuuucho tiempo y esfuerzo y eso da hambre (la comida no es gratis). Aquí está el resto de las maneras en que pueden colaborar con sus autores favoritos :-)

7) Que me salgan bien todos mis próximos proyectos literarios y artísticos. (Y de paso, que los creadores de MyPaint larguen ya una versión 1.2 estable para Windows. Adoro ese programa de dibujo.)

8) Que haya más hombres lindos paseando por mi barrio sin camisa, al menos por el resto del verano (la visión de muchos abdominales firmes haría más soportable el odioso calor).

9) Si los terroristas se salvan de las enfermedades raras, de convertirse en estatuas o de ser rostizados por mi dragón, lo que deseo para el año que viene es poder meterlos a mis historias de horror, donde los haré sufrir a manos (o garras) de algún engendro pesadillesco. ¡Muajajajaja!

10) Que la gente escriba con mejor ortografía en Facebook y Twitter. (Ya saben que la mala ortografía me saca de quicio.)

11) Que la gente siga compartiendo fotos de lindos gatitos en Facebook y Twitter :-D

12) Que cierto personaje de Juego de tronos no esté definitivamente muerto, porque de lo contrario me hará falta algún tipo de terapia psicológica. ¡Uaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!

13) Que estrenen alguna película animada tan fenomenal como mis cinco favoritas. De paso, que John Powell le ponga la banda sonora. John Powell es fabuloso. ¡Te adoro, John Powell! ¡Que no te dé por pilotear un avión, porfis!

14) Que larguen alguna otra película tan megafenomenal como Titanes del Pacífico. (Ya va de camino a ser una película de culto para mi grupo de amigos frikis, incluyéndome.)

15) Que la vieja miserable de al lado sea abducida por extraterrestres y que éstos nunca la devuelvan a la Tierra. Tampoco estaría mal que mis vecinos dejaran de comunicarse a los gritos. (En serio, ¿qué les pasa? Viven en una casa pequeña, no deberían gritarse tanto hasta el punto de que los oigo a través de las gruesas paredes.)

16) ¡Álbumes nuevos de todos mis grupos musicales favoritos! (especialmente Epica, Nightwish, Delain y Nox Arcana).

17) Como me han dicho que desear un novio nerd, fiel e igualito a Henry Cavill es demasiado pedir, entonces mi último deseo es algo más sencillo: ¡¡un unicornio!! (ya saben, es que adoro a los unicornios).


¿Qué deseos tienen ustedes? Siéntanse libres de compartirlos por si me topo con el genio, hada o dios que sí funcione :-D (anotaré todo en una lista que llevaré siempre en mi bolsillo).

G. E.

PD: Si les llama la atención mi vestuario como de princesa, es que sigo en mi castillo de hielo creado con poderes criogénicos. Y no saldré de ahí hasta que la temperatura en Montevideo se vuelva soportable o se cumpla mi deseo de que haya hombres lindos sin camisa por todas partes.

EDITADO EL 1/1/2017 PARA AÑADIR:

Bueno, la mayoría de mis deseos no se cumplieron, ¡pero algunos sí! Mis seres queridos no enfermaron (yo tampoco, ¡yuju!), tengo a mi unicornio Cuernito, el personaje de Juego de tronos que mencioné arriba sigue vivito y coleando, mis grupos musicales favoritos largaron álbumes nuevos (¡y muy buenos, gracias!), y sí pillé algunas películas decentes en el cable (no fui al cine en todo el año; está muy caro y no me gusta el ruido que hace la gente al masticar palomitas de maíz). Por otro lado, mis ventas de libros se desplomaron en lugar de aumentar :-( Tendré que trabajar mucho para recuperarme del golpe.

Y en cuanto a mi dragón, todavía no tiene novia, pero ocurrió algo en su sexto cumpleaños que tal vez nos conduzca a algo con respecto a ese asunto en particular :-) Por ahora mi Donaldito está feliz porque al final sí hubo muchas escenas con los dragones en Juego de tronos.

Espero que a ustedes les haya salido mejor la cosa :-P

G. E.

25 de diciembre de 2015

FELIZMENTE CONGELADOS

Me chincha la Navidad. Y ya he dejado bien claro que odio el calor. Encima, en el hemisferio sur me toca sufrir las dos cosas al mismo tiempo. REQUETEGRUNF.

En fin, este año decidí escaparme de todo. ¡Al estilo de la princesa Elsa, con poderes criogénicos y castillo de hielo! (Porque todo es posible en este blog.)

Como no hay montañas en Uruguay, mi Donaldito y yo buscamos la sierra más cercana y de inmediato la llené de nieve. Luego creé un hermoso castillo todo lleno de torres, balcones y escaleras (me gustan las escaleras, subirlas es un estupendo ejercicio aeróbico). Finalmente me puse un vestuario más apropiado para la ocasión. NO, NADA DE VESTIDOS LARGOS CON CAPAS QUE ARRASTRAN Y ZAPATOS DE TACÓN. En serio, ¡qué poco práctico! (y más para mí, que soy propensa a los días torpes; usar tacones en un piso de hielo parece una estupenda manera de sufrir graves resbalones y caídas). En lugar de eso escogí un lindo vestidito de patinadora y me puse unos patines igualmente bonitos :-) Ya sólo me faltaba la canción...

¡Libre soy, libre soy!
Quedó el verano atrás.
¡Libre soy, libre soy!
¡No más sudor verás!

(Es que también odio sudar, es desagradable.)

Entonces empezaron a pasar cosas todavía más raras. Mi dragón y yo estábamos muy contentos en nuestro nuevo entorno, él creando esculturas de nieve para luego derretirlas con su aliento a 200 grados, yo patinando y ejecutando triples de un lado a otro (es mi blog, puedo dar saltos triples si quiero). Y entonces apareció el primer pingüino. Un pingüino chiquito con cara de "hola, ¿me puedo quedar por aquí?" que se recostó en la nieve como si acabara de llegar de un largo viaje. A ese pingüino le siguieron otros aún más grandes, y de pronto tenía a mi alrededor como quinientos pingüinos juguetones al estilo de esa película con pingüinos de Jim Carrey. (¿Cómo que no la han visto? ¡¡Véanla de inmediato, es una historia ADORABLE!!)

Después llegaron los osos polares, todavía más cansados. Y hambrientos. Mi dragón les trajo vacas para que no se comieran a los pobres pingüinos (no es que las vacas nos den menos pena que los pingüinos, pero los pingüinos son especies en peligro).

La cosa empezó a cobrar sentido cuando arribaron los primeros yetis.

—Ya veo —dije yo—. Es por el calentamiento global, ¿verdad?

Los yetis asintieron.

—Y supongo que esos molestos turistas que van a esquiar y a escalar tampoco ayudan, ¿cierto?

Los yetis volvieron a asentir.

—Oh, de acuerdo, pueden quedarse —dije—. Pero no se coman a los pingüinos, ¿eh? Sí pueden jugar con los osos y mi dragón.

Los yetis largaron exclamaciones de felicidad y se fueron a retozar en la nieve. Mientras tanto, mandé a Donald a buscar fresas, chispas de chocolate, huevos, leche y azúcar para hacer helado, y de paso le ordené que trajera algo de pescado para los pingüinos.

A eso de las nueve de la noche aparecieron algunos gigantes de hielo de Jotunheim, pero eso ya era demasiado. Les dije que volvieran a su planeta y que hablaran con su líder o al menos con Loki. No voy a hacerme cargo de las consecuencias de los calentamientos globales interplanetarios.

Y así pasé la Nochebuena y la Navidad: lejos del frenético ambiente navideño-consumista en mi ciudad, poniendo música invernal de Nox Arcana y jugando a las carreras en el hielo con los pingüinos (algunos de ellos me ganaron; son rápidos deslizándose sobre la panza). ¡Y el frío ahuyentó a las cucarachas y los mosquitos! ¡Yupi!


Creo que me quedaré así hasta marzo :-)

G. E.

PD: Los elfos navideños del año pasado volvieron a mi ciudad, pero cuando supieron de mis poderes criogénicos, prefirieron quedarse en la costa y pasar sus vacaciones tomando el sol en la playa y haciendo esculturas de arena. Les recomendé que usaran mucho protector solar.

19 de diciembre de 2015

COSAS QUE ENCUENTRO EXTREMADAMENTE IRRITANTES

Ya antes he escrito sobre cosas que me molestan o me hacen enojar, como los mosquitos, las cucarachas, la mala ortografía y el calor. Pero hay más cosas que me fastidian mucho y que no dan como para escribir un artículo entero, así que decidí reunirlas en una sola entrada.

(No voy a hablar de las cosas que me hacen enfadar en serio, como las guerras, el hambre mundial, el deterioro ambiental y todo eso. El propósito de este blog es entretener a la gente, no deprimirla.)

Aquí voy...

COMENTARISTAS DEL PATINAJE ARTÍSTICO - Sí, es un deporte y tiene puntuación. ¡PERO NO ES FÚTBOL NI BÉISBOL, DEMONIOS! No me interesan las estadísticas ni los comentarios en medio de la ejecución, ¡que para algo le ponen música! ¿¿Podrían callarse hasta que el patinador termine su rutina, por favor?? Es como si estuviera viendo un ballet y alguien al lado se pusiera a comentar "qué bien ejecutada esa pirueta" o "qué buena altura alcanzó en ese jeté. Le pegaría de inmediato con mi cachiporra. (Sí, me refiero sobre todo a ustedes, Alejandro Klappenbach y Mariano Ryan. Dejen de parlotear durante la música. A nadie le gusta.)

PERSONAS QUE ENSUCIAN LA VÍA PÚBLICA - ¿En serio? ¿Harías eso en tu casa o jardín, tirar un envoltorio al piso o dejar ahí la caca del perro? ¡¡Busca una papelera para ese envoltorio y recoge la caca del perro, pedazo de mugriento!!

CUANDO ME INTERRUMPEN EN MEDIO DE UNA ORACIÓN - Aparte de que es mala educación, en mi caso siento como si me produjeran una especie de cortocircuito en el cerebro. ¡Es súper molesto! ¿Podrías ESCUCHAR lo que digo y esperar a que termine la oración antes de hacer un comentario? ¡Gracias!

PERROS QUE LADRAN A LO IDIOTA TRAS LAS REJAS - Y dale. Perro idiota. He pasado por aquí tropecientas mil veces, ¿todavía no te has dado cuenta de que no soy una amenaza? ¿Acaso tienes el CI canino de un pollo? ¡Cierra el maldito hocico, chucho escandaloso!

CUANDO NO SE VE QUE LA LECHE ESTÁ EN MAL ESTADO - Me molesta que cualquier alimento esté en mal estado, pero en general SE NOTA. A veces la leche tiene grumos y huele feo. Otras veces... recién me doy cuenta de que está mala después de que he probado el primer trago. ¡¡¡Uaaaaa, qué ascooooo!!! ¡Maldita leche traicionera!

HONGOS QUE APARECEN EN INVIERNO EN LAS PAREDES - ¡¡¡Nooooo!!! ¿¿Otra vez?? ¡Pero si tengo el deshumidificador a tope! Grrrr. De nuevo a limpiar los hongos, o a repintar en primavera. Menudo fastidio.

CUANDO CANCELAN UNA SERIE A LA QUE ME HE ENGANCHADO - Really? ¿Qué les parecería si yo les pasara una novela mía SIN EL FINAL? ¿Verdad que no les gustaría, eh? ¡Si van a cancelar la serie, por lo menos aten los cabos sueltos en el último episodio!

PERSONAS QUE TE ETIQUETAN O AÑADEN A GRUPOS EN FACEBOOK - Oye, ¿acaso te pusiste a pensar por un segundo en si me interesa o no aquello en lo que me estás etiquetando, o en el grupo al que me estás añadiendo? ¡No tengo ganas de perder el tiempo borrándome de cosas a las que no me he apuntado! ¡¡¡Aaaarrrrgggghhhh!!!

QUE ME ESCRIBA MI ESTÚPIDO EX NOVIO SUECO, O PEOR, ¡SU MADRE! - A ver, estúpido ex novio sueco, te dije que no iba a volver a hablarte, y desde entonces he ignorado sistemáticamente todos tus mensajes. ¡Por seis años! ¿¿Cuándo vas a pillar la condenada indirecta que ni siquiera es una indirecta?? ¡Deja de recordarme que existes! (Le escribiría para largarle esto si no fuera porque realmente me prometí no volver a hablarle. Y una promesa es una promesa.)

LLAMADAS TELEFÓNICAS INOPORTUNAS QUE ENCIMA INTENTAN VENDERME ALGO - Un 99% de las llamadas a mi teléfono fijo caen en esta categoría. Las aborrezco. ¡Y más de una vez pertenecen al mismo servicio! ¡Y ni siquiera dejan de llamarme aunque les ponga una queja! ¿Qué tengo que hacer, demandar a la empresa correspondiente por acoso? ¡¡YA LES DIJE COMO CINCUENTA VECES QUE NO ME INTERESA ESE SERVICIO, GRACIAS, Y SEPAN QUE JUSTO ME LLAMARON EN MEDIO DEL ALMUERZO!! Y para los de Automóvil Club, ¿¿¿cuántas veces tengo que decirles QUE NO TENGO AUTO??? ¡Puf!

GENTE QUE PISOTEA MI JARDÍN PARA AFANAR LIMONES - Empezando por el hecho de que están ROBANDO, encima destruyen mis otras plantas. Para futuras referencias: ¡el hecho de que mi jardín no esté enrejado no lo convierte en propiedad pública! ¡Y los limones son baratos, ladrones tacaños de porquería!

EL MALDITO POLVILLO SOBRE LOS MUEBLES - Porfis, científicos del mundo, ¿podrían inventar algo así como unos nanobots que devoren el polvillo sobre los muebles? ¡¡Detesto tener que aspirarlo una y otra y otra y otra vez!! ¡La vida es demasiado corta!

MOTOCICLISTAS RUIDOSOS - Más allá de que muchos motociclistas en mi ciudad son soberanamente imprudentes, ¿qué maldita necesidad tienen de recortar los caños de escape para que sus motos suenen como el maldito Concorde? ¡Y encima pasan frente a mi casa cuando estoy durmiendo la siesta o viendo una película sin subtítulos! Qué ganas de poner un alambre entre árbol y árbol de mi calle, para que rueden sus cabezas...

EL RUIDO DE LAS PODADORAS Y SOPLADORAS DE CÉSPED - ¿Necesito decir más? Durante el verano, parece que todos los días le toca a alguien cortar el condenado pasto. Ruido, ruido, ruido. Extraño la época en que la gente usaba podadoras mecánicas y luego recogía el pasto cortado con un simple y silencioso rastrillo.

ESCRITORES MEDIOCRES QUE NO ADMITEN SU MEDIOCRIDAD - Siendo escritora yo misma, es que lo veo como un caso de mala praxis. ¿Tus lectores se quejan una y otra vez de los defectos en tus libros? ¡Sorpresa, es probable QUE TENGAN RAZÓN! ¡Deja de insultarlos y aprende a escribir mejor, que nos haces quedar mal a todos los demás!

GENTE QUE CITA A MUJICA EN TWITTER O FACEBOOK - Esto me recontra mega sulfura. Oigan, ¡sepan que hablar es FÁCIL y GRATIS! ¡Que lo que importan son las ACCIONES, no las palabras! ¿Y saben cuánto de lo que dice Mujica se reflejó en su gestión de gobierno? ¡¡¡CASI NADAAAAAAA!!! O mejor dicho, ¡los problemas que teníamos siguieron empeorando, especialmente en la educación pública! Háganme un favor y pónganse a citar a alguien que realmente haya logrado algo. ¡¡GRACIAS!!

¿Y saben cómo he quedado yo después de mencionar todas estas cosas irritantes? ¡Así!:

¡¡¡UAAAAAAAAAA, PERO QUE MOLESTOOOOOOOOOO!!!

G. E.

1 de diciembre de 2015

UNA CUESTIÓN DE AUTOESTIMA

Conversación hipotética con un espejo mágico:

—Espejito, espejito, ¿quién es la más bella del reino?

—Blancanieves.

—Ésa no se vale, es un personaje de ficción.

—Bueno. Charlize Theron, entonces.

—¿Quieres hacerme enojar? Mira que tengo un martillo...

—¿Y tú qué quieres, que te mienta? ¿Has visto a Charlize en la propaganda de J'adore? ¡Parece una maldita diosa de la belleza!

—¡Oh, bueno, de acuerdo! Espejito, espejito, ¿quién es la más BUENA del reino?

—Jane Goodall.

Bue, ni yo pude discutir eso. Jane Goodall es como la madre Teresa de Calcuta, pero para los simios.

—Espejito, espejito, ¿quién tiene la cabellera más hermosa del reino? —Guiño, guiño, mano esponjando cabellera propia.

—Simone Simons, la cantante de Epica.

—¡La madre que te parió, espejo de porquería!

Bien, hablando en serio, hubo una época en la que yo no tenía autoestima. ¿Recuerdan mi entrada sobre la venganza por el acoso escolar? Fueron muchos años de hacerme sentir mal por cualquier cosa, ya fuera mi estatura, mi pelo, mi cutis, mi forma de ser, los aparatos de ortodoncia, la falta de habilidades para los deportes o mi forma de vestir. Blegh.

Encima, y aunque hayas superado el efecto de las burlas en la adolescencia (conste que mucha gente no lo consigue), luego llegas a la vida adulta y un porcentaje grande de empresas te largan propagandas destinadas a que te sigas sintiendo mal, a fin de que compres cosas. Me refiero a productos de belleza, cirugías estéticas, zapatos bonitos pero muy malos para la salud, anabólicos, ropa de marca, relojes, perfumes y un largo etc.

Las propagandas nos han bombardeado con imágenes de cuerpos perfectos o imposiblemente delgados, y así aumentaron los casos de anorexia. También han tratado de hacernos creer que tendremos más amigos por fumar o beber alcohol, usando la soledad como una herramienta de mercadotecnia.

Hoy en día las marcas de cosméticos y de ropa quieren hacernos creer que realmente les importan las "mujeres reales". Dudo mucho de que sea cierto. Más bien creo que saben que hay una epidemia de obesidad, y que eso les jode las ventas, y lo que yo veo es un simple intento por reconquistar a las consumidoras que se sienten fuera del juego a causa de sus medidas. Al mismo tiempo, las fábricas de comestibles que antes nos vendían chatarra cargada de azúcar y grasas trans nos venden ahora chatarra "light" o "0%", haciéndonos creer que adelgaza y es buena para la salud. Bonita forma de engordar a la gente para luego aprovecharse de su necesidad de recuperar la figura...

Y por último, está la gente que simplemente te va a despreciar porque no cumples con ciertos estándares de belleza, o porque pasas de los treinta años, o porque no tienes un auto caro, o por la razón que sea, porque la lista es interminable.

A pesar de tantos factores en contra, yo conseguí recuperar mi autoestima y mandar al carajo este sistema tan tóxico, porque me tenía HARTA. Y también me tiene harta que haga daño a otras personas que no lo merecen.

En serio, ya es hora de que nos pongamos de acuerdo para reconsiderar cuál es el valor intrínseco de cada uno, sin medirnos por estándares imposibles o peor, ¡comerciales! Como cantó en su momento Whitney Houston, "aprender a amarse uno mismo es el amor más grande de todos". (Ay, Whitney, ojalá le hubieras hecho caso a tu propia canción. Amy Winehouse cantó que no le daba la puta gana ir a rehabilitación, y así fue como acabó su vida. Mucho más coherente.)

Al fin y al cabo, ¿qué cualidades apreciamos en nuestros conocidos que más nos gustan? Yo aprecio estas cosas:

1) La bondad.

2) El sentido del humor.

3) Que se preocupen por mí cuando estoy mal.

4) Que compartan mis gustos para que así tengamos de qué hablar.

5) La lealtad.

6) La inteligencia y la cultura.

7) Que les preocupe cuidar al planeta y los animales.

8) Que cuiden de su salud e higiene personal. (Y me dirán que esto es cosa de cada uno, pero lo siento, no me gustan los fumadores ni las personas que no se bañan. Huelen feo. Tampoco siento respeto por las personas que arruinan su salud, porque la salud es algo invaluable.)

Como ven, la belleza física y la riqueza ni siquiera están en mi lista. Las considero irrelevantes a la hora de relacionarme con alguien.

Y la verdad, por lo que he visto hasta ahora, he llegado a la conclusión de que ni la felicidad ni el amor dependen de la belleza, independientemente de lo que nos quieran hacer creer tantas industrias. ¿Que la belleza llama la atención? Sin duda. Pero a la larga... quien te quiera te va a querer, y quien no te quiera, pues no te va a querer sin importar lo que hagas o cómo te veas. La alegría, la bondad, la generosidad, la empatía y el sentido del humor son más efectivos para retener a las personas.

¡Y ya basta de dietas locas por cuestiones estéticas, chicas! Si van a cuidar el peso, que sea por cuestiones de salud, no por lo que impongan las industrias. Más bien concentrémonos en exigir tallas de ropa que cubran la diversidad de formas en las personas normales. A menos que a uno se le desbarajusten los triglicéridos en la sangre, ¡es la ropa la que debe ajustarse a uno, no al revés!

Por último: siempre va a haber personas más lindas, más bondadosas o más acaudaladas que uno. No está mal envidiarlas, o admirarlas, o desear tener la misma suerte (y conste que a menudo no tienen tanta suerte como uno cree; yo he envidiado a mucha gente de la que luego me enteré que estaba enferma, y entonces di las gracias por mi buena salud). Y no es mala idea tomar como modelos a las personas más bondadosas que uno, como Jane Goodall o Jared Leto. Pero que nada de eso nos arruine el amor propio, gente. Si uno consigue ser la mejor versión de uno mismo, por dentro y por fuera, entonces no hay razón para que no nos sintamos bellos por dentro y por fuera, y tendremos todo el derecho de gozar de una autoestima bien merecida.

Yo: Espejito espejito, ¿quién es la más bella del reino?
Espejo: Sigue siendo Charlize, pero no significa que no puedas amarte a ti misma.
Yo: OK, me gusta esa respuesta.

G. E.
SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada (completa) del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación (¡incluyendo los dibujitos!). Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción. (Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás desuscribirte cuando quieras, además.)
Seis historias románticas contemporáneas con un toque de arte en cada una.
 
 
Haz clic en la imagen para leer la muestra gratis, haz clic en el botón verde abajo para comprar ya mismito esta edición de lujo mediante PayPal (pago seguro). (¡Y de paso alimentarás a la autora de este blog para que pueda seguir escribiendo! ¡Gracias!)
 

Datos personales

Mi foto

Dice aquí que debo escribir algo para demostrar que soy yo. Pues no. Prefiero dejar a todo el mundo con la duda. ¡Buajajajaja! >:-D