INCOMPATIBLES - Ella quería conquistar al cerebrito de la clase. Él estaba determinado a ignorarla... hasta que descubrió su secreto. UNA RELACIÓN PERFECTA - Historias románticas contemporáneas con un poco de arte en cada una. BESO ROBADO - Lina conoce a dos bailarines de ballet: uno que le gusta... y otro que hará de todo para conquistarla. LOBO DE LUNA - La amistad inquebrantable entre una criatura del bosque y un lobo de otro mundo. EL REY Y EL PÁJARO BLANCO - Había una vez un joven rey y un ave blanca con un secreto extraordinario. RELATOS DE AMOR Y SANGRE - A menudo el amor sale terriblemente mal... AMOR SANGRIENTO - Él está muriendo de un cáncer terminal. Ella tiene un secreto escalofriante. OSCURA SALVACIÓN - Historias sobre amor y salvación... plagadas de horror y oscuridad. Haz clic en las portadas para leer las muestras gratuitas. Ve a la página SOBRE MIS LIBROS para ver todo mi catálogo. ¡Gracias por apoyarme!

9 de julio de 2012

USOS PARA LOS POLÍTICOS TARÚPIDOS O CORRUPTOS

Muchos votantes estamos de acuerdo con que no resulta fácil decidirse por un candidato cada vez que llegan las elecciones. Vamos, que uno mira las diversas listas y no puede evitar largar expresiones como "qué asco, a éste no", "uf, a éste no le confiaría ni una piedra" o "cómo es que este otro no marchó preso por haber dilapidado/robado tantos millones el año pasado". Al final uno termina votando al que parece menos malo, pero ese candidato menos malo, a pesar de los discursos relativamente potables, luego resulta ser corrupto, imbécil o como mínimo inepto/ineficiente.

Cada tanto charlo sobre el tema con mis amigos de Facebook, y entonces todos decimos algo así como "qué pena que no podamos votar a Daenerys Targaryen o Tyrion Lannister para presidentes". Una opción para Oriente Medio sería Loki, el hermano malvado de Thor (no le llevaría más de una semana poner en orden a toda la región, estoy segura). Y en mi propio país pondría a Lord Vetinari, dado que Montevideo ya se parece bastante a Ankh-Morpork.

Pero bueno, estoy divagando un poco. La cuestión es: ¿qué nos gustaría hacer con los políticos tarúpidos o corruptos? Me puse a pensar en el asunto y se me ocurrieron unas cuantas opciones...

OFRENDAS PARA DIOSES VOLCÁNICOS - Siempre he cuestionado la necesidad de sacrificar vírgenes, sea al dios que sea. Sobre todo a los dioses monstruosos. O sea, si el dios monstruoso en cuestión se va a comer la ofrenda, ¿qué más le da si dicha ofrenda ha tenido sexo o no? Y a un volcán, pues mucho menos. Un político corrupto o tarúpido me parece una mejor opción, sobre todo porque en general están gorditos y la grasa frita huele delicioso. Seguramente eso complacería mucho más al dios volcánico que una aburrida virgen.

ALIMENTO PARA ESPECIES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN - Los linces ibéricos, por ejemplo. Tengo entendido que les tiran conejos, los cuales son plaga en varios países. Propongo que alimentemos a los linces con políticos tarúpidos/corruptos y nos comamos nosotros a los conejos (bueno, salvo los vegetarianos, quienes preferirían adoptarlos como mascotas).

SOYLENT GREEN - Para humanos o mascotas. Se parece un poco a la opción anterior, pero con referencia cinematográfica :-D

MUÑECOS DE PRÁCTICA PARA TIRO AL BLANCO - Katniss Everdeen y ciertos superhéroes han vuelto a poner de moda el tiro con arco. Diría que un político tarúpido o corrupto sería un buen incentivo para mejorar la puntería durante las lecciones.

MONIGOTES PARA EL ENTRENAMIENTO DE PERROS DE ATAQUE - Dado que los políticos tarúpidos/corruptos han empeorado la cuestión de la inseguridad con sus malas decisiones, obligándonos a defendernos por cuenta propia, en mi opinión sería estupendo poder usarlos para entrenar a los perros de ataque destinados a protegernos. Díganme si de esta manera no liquidaríamos varios problemas al mismo tiempo.

PALEAR ESTIÉRCOL DE CABALLO EN LOS CRIADEROS - Yo misma tuve que hacer esto alguna vez... y no es muy agradable que digamos. O sea, obligaría a los políticos tarúpidos/corruptos a cumplir dicha tarea, y mientras tanto los ciudadanos honrados nos iríamos a cabalgar felizmente por ahí.

LIMPIAR FOSAS SÉPTICAS - Hablo de limpiarlas CON PALAS. Nada de usar esas cómodas máquinas que chupan la caca hacia un tanque con un tubo. Y luego de quitar toda la caca con palas, los obligaría a restregar la fosa con cepillos hasta dejarla impecable (mientras no toque llenarla de caca otra vez). Sí, esta opción se parece a la anterior, pero es que ésa no me pareció suficiente en cuestiones de excremento.

BALAS DE CAÑÓN EN ALGÚN CIRCO - Sin casco. Y apuntaríamos el cañón hacia un muro muy, muy sólido. Después de eso quedaría una bonita salpicadura en el muro, y entonces podría venir el artista Hua Tunan a pintarle un dragón encima. (Si no conocen al artista Hua Tunan, búsquenlo ya mismito. Es fenomenal.)

CONGELARLOS EN ESCULTURAS MACABRAS - En el hemisferio norte, podríamos congelar a esos políticos en Halloween y dejarlos así durante todo el invierno, como una especie de museo frío al estilo de Madame Tussauds :-D No sería bonito... pero sí muy, muy satisfactorio.

HOSPEDADORES PARA PARÁSITOS ALIENÍGENAS BENEVOLENTES - Vale, los alienígenas parásitos con capacidades de control mental casi siempre son malvados en las películas, pero nunca se sabe, podría haber parásitos inteligentes y buenos que necesitaran cuerpos humanos para sobrevivir. Sería lindo juntar a todos los políticos corruptos/tarúpidos en un corral y decir a los extraterrestres que elijan el que más les guste.

CARNADA PARA TIBURONES MUTANTES ESCAPADOS DE ALGÚN LABORATORIO MARINO - Hay varias películas sobre ese tema, también, incluyendo las del megatiburón y el tiburón-pulpo que dan en el canal Space (sí, tiburón-pulpo, no es broma). Esos bichos no pueden andar sueltos por ahí, y como en general les gusta la carne humana, bien podríamos usar a los políticos indeseables para capturarlos. Nos divertiríamos un montón, de paso.

CONEJILLOS DE INDIAS PARA LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA - Hacer experimentos en animales, incluyendo las ratas, es cruel. Definitivamente hay que sustituir a esas pobres criaturitas por políticos corruptos o tarúpidos, y de paso obtendríamos resultados más fiables, dado que, nos guste o no, los políticos son de nuestra misma especie, al menos en términos biológicos.

SUJETOS PARA ABDUCCIONES EXTRATERRESTRES - Queridos extraterrestres: Si en verdad han estado viniendo a la Tierra a llevarse gente para estudiarla, ¡les regalamos a todos los políticos tarúpidos/corruptos que quieran! Siéntanse libres de meterles sondas por el trasero y todo eso :-)

SEÑUELOS EN CARRERAS DE FORORRACOS - ¿Han visto alguna vez una carrera de galgos? No me gustan los deportes con animales, pero sé que se usa un conejo falso como señuelo para que los perros vayan tras él. En fin, podríamos hacer lo mismo con los políticos inservibles, en espectaculares carreras de fororracos. Y podríamos dejar que los fororracos se comieran al señuelo al final de la carrera. Ah, ¿no saben lo que es un fororraco? Miren aquí (que no se diga que este blog no ofrece cultura además de disparates).

En cuanto a mí, me iré ya mismito a pillar a algún político tarúpido/corrupto de mi propio país y lo usaré como juguete para algún calamar gigante.


(Lo sé, los calamares gigantes tienen diez brazos, no seis, pero me cansé de dibujar tentáculos.)

Si tienen alguna otra sugerencia sobre qué hacer con los políticos tarúpidos o corruptos, siéntanse libres de mencionarla en los comentarios :-)

G. E.

No hay comentarios:

Publicar un comentario



Fragmento de LOBO DE LUNA

El joven nanok siguió el sonido del agua, pero entonces olió algo más que lo distrajo. ¿Qué era eso? No lo reconoció en absoluto.

A pesar de su curiosidad, Urkin fue precavido: avanzó hacia la fuente del olor moviéndose de árbol en árbol, aprovechando que su pelaje era marrón como la corteza. De su cinturón extrajo un cuchillo de piedra, por las dudas; en Kum, cualquier novedad podía ser agradable... o mortal.

Poco a poco se aproximó a un árbol más grueso que los demás, donde oyó el tenue flujo de una respiración. El olor pertenecía a un ser viviente.

Urkin rodeó el árbol, y en un hueco vio una mancha plateada y pequeña. Y asustada. El nanok lo supo por la forma en que la criatura estaba doblada sobre sí misma, como si tratara de contraerse hasta desaparecer.

Sin soltar el cuchillo, Urkin se acercó un poco más, y entonces la criatura levantó la cabeza. Urkin contuvo la respiración.

Era un cachorro de lobo. Pero no un lobo cualquiera sino un ekté, un lobo de luna. Urkin jamás había visto uno, pero sí algunos miembros de su clan, en noches de Aima llena. Así sabía que los ektén eran plateados y que tenían a Aima en los ojos.

¿Qué hacía el lobezno en el hueco del árbol? Los cachorros nunca andaban solos, ni siquiera los de esa especie.

—¿Te has perdido? —preguntó Urkin, y el animal se encogió sobre sí mismo, gimiendo. Era muy hermoso. Urkin guardó el cuchillo y extendió una mano en un gesto de amistad.

El lobezno se apretó contra el fondo del hueco. No parecía dispuesto a salir por las buenas, y Urkin no iba a forzarlo. El nanok se alejó del árbol y tomó asiento sobre una roca, decidido a esperar el tiempo que fuera necesario.

Había huellas más grandes que las del cachorro en el suelo, y también eran lobunas. ¿Su madre o padre? ¿Qué había pasado ahí exactamente? Si los ektén eran como los lobos de Kum, no abandonarían a un miembro de su jauría, mucho menos al otro lado de la luz azul.

—Me quedaré aquí hasta que alguien venga a buscarte —dijo Urkin al lobezno—. Y si nadie viene... tendré que llevarte conmigo. No puedo dejarte solo, morirías. ¿Entiendes algo de lo que estoy diciendo? Supongo que no. Espero que comprendas mi tono de voz, al menos.

El lobezno se limitó a mirarlo sin parpadear. Al cabo de un rato pareció estar un poco más calmado, y sus ojos se desviaron hacia el río. Urkin dedujo que debía de tener sed.

—Enseguida vuelvo.

El nanok fue hasta la orilla, arrancó una hoja grande y usó la misma como cuenco para recoger el agua. Urkin la olió primero, y sí, estaba buena. Regresó junto al árbol sosteniendo la hoja con ambas manos.

—Aquí tienes, lobo de luna —dijo el nanok, depositando la hoja frente al cachorro antes de volver a la roca.

El lobezno no bebió de inmediato, sino que palmo a palmo se deslizó hasta la hoja y una vez ahí tomó el agua con rápidos lengüetazos. Después retrocedió al hueco en el árbol.

—Puf. Ya veo que esto no será fácil. Pero créeme, no pienso hacerte daño.

Urkin empezó a cantar en voz baja, como hacía para sus primos a la hora de la siesta. El lobezno luchó por mantener los ojos abiertos, pero debía de estar cansado y se durmió al cabo de un rato. Urkin guardó silencio. Mientras esperaba le dio hambre, así que comió las bayas en su bolsita pensando que a la vuelta tendría que recoger más. Nadie apareció en todo ese lapso. Si el lobezno tenía familia, se hallaba fuera de su alcance.

El cachorro despertó hacia el atardecer. Quizás había pensado que su madre estaría ahí cuando abriera los ojos, porque miró en derredor y luego bajó la cabeza en un gesto de desilusión. Urkin sintió pena por él.

—Escucha, ya debo irme. ¿Quieres venir conmigo? Vamos, sígueme. —El cachorro no se movió—. Está bien, no me sigas. Pero yo volveré mañana, y si aún estás aquí, te traeré algo de comer. Adiós.

Al tiempo que decía todo esto, Urkin bajó de la roca y se alejó muy despacio del árbol. No quería dejar ahí al cachorro, pero el animalito tenía que decidir por sí mismo si aceptaba o no la invitación.

Urkin siguió caminando, le dio la espalda al árbol... y entonces escuchó pasos detrás de él. El nanok sonrió de alivio. Allí estaba el lobezno, con la cola entre sus patitas pero siguiéndolo por su propia voluntad.

—Bien hecho. Yo me encargaré de ti, pequeño.

------------------------

¿Te gustó el fragmento? Haz clic aquí para leer la muestra gratis desde el principio o clic aquí para comprar el libro en tu tienda correspondiente de Amazon. ¡Besos!

SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada (completa) del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación (¡incluyendo los dibujitos!). Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción. (Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás desuscribirte cuando quieras, además.)

Datos personales

Mi foto

Dice aquí que debo escribir algo para demostrar que soy yo. Pues no. Prefiero dejar a todo el mundo con la duda. ¡Buajajajaja! >:-D