Haz clic en las imágenes para leer en línea las respectivas muestras gratis. Haz clic aquí para ver mi catálogo completo y las diferentes opciones de compra o descarga gratuita. ¡Gracias por apoyar mi carrera literaria! :-)

27 de mayo de 2010

FUTBOHÓLICOS

Queridas amigas:

A medida que se va acercando el dichoso Mundial de Fútbol, me imagino que ya habrán notado ciertos cambios en la población masculina. Es que cada cuatro años los hombres son poseídos por alguna entidad deportiva malévola que los convierte en futbohólicos (o futboludos, como diríamos las rioplatenses; pero mejor usaré el término menos despectivo, para no herir sensibilidades).


Un futbohólico es más o menos como una cruza entre un zombi, un autista y una pelota. No sirve absolutamente para nada, excepto para sentarse a ver partidos de fútbol uno tras otro, como si no hubiera cosas más importantes en la vida; por ejemplo, el hambre mundial, la insoportable levedad del ser o la extinción del pájaro con pico de trompeta (¡oh tragedia!, ¡nunca más lo escucharemos tocar el jazz!).

Peeeeero... ¡no todo está perdido!

Para las mujeres casadas, esta conversión temporal del marido en un futbohólico puede representar una gran ventaja. Es tiempo de aprovechar para sacarle la tarjeta de crédito e ir de compras, visitar un spa o leer esas novelas románticas pendientes sin molestas interrupciones masculinas. También es un buen momento para comunicarle al marido cualquier mala noticia, porque estará tan concentrado en la pantalla que no se le moverá ni un pelo cuando le digan que el nene necesita ortodoncia, la perra de la familia está preñada, o el agujero en la capa de ozono se ha agrandado tanto que el sol está a punto de freírnos como huevos en el asfalto. Él no registrará ni una sola palabra, y cuando en algún futuro próximo les recrimine que nunca le dijeron nada, ustedes podrán responder: "¡Pero si te lo dije el otro día! ¡Nunca me escuchas! ¡Eres un desconsiderado! ¡Quiero el divorcio!" (Así el marido se verá obligado, encima, a subsanar su error con un ramo de flores o una caja de chocolates.)


Para las mujeres solteras... bueno, ésta no es la mejor época para ir de cacería de hombres. Lamento decirles que los hombres estarán fuera de servicio hasta la Ceremonia de Clausura, así que mejor busquen otras alternativas para pasar el rato. Pueden visitar a sus amigas casadas (= viudas temporales de futbohólicos), tomar ese curso de yoga para el que nunca tenían tiempo, o sacar a pasear al perro (por suerte, los cánidos machos son inmunes a la entidad deportiva malévola que produce futbohólicos).


¡Oye, chica, no estés triste! Mira, todavía tengo pañuelos. Aquí tienes uno. No hay de qué.

Supongo que se preguntarán si no hay un solo hombre sobre la tierra que no caiga en las garras de la pasión manía futbolera. Sí, algunos hay. Una vez tuve un novio así, y era fantástico: el fútbol no le interesaba ni un poquito. Por desgracia... bueno, como ya se sabe que ningún hombre es perfecto, algún otro defecto tenía que tener. Mi novio se convertía en rana cada vez que llovía en la Amazonia. El problema era que en la Amazonia llueve todos los días, así que la relación no prosperó.


Terminé nuestro noviazgo en la cocina. Y debo decirles que esas ancas de rana estaban deliciosas :-D

G. E.

21 de mayo de 2010

LA IMPRESORA CONTRAATACA

Compré mi primera impresora en 1996: una HP 400, a la que en su momento bauticé "Susanita", ya que el disco duro de mi primera computadora tenía la etiqueta "Mafalda" :-)

Por desgracia, los precios de los cartuchos se fueron por las nubes, y como últimamente no encontraba cartuchos compatibles, hice algo que raras veces hago: compré una impresora nueva a pesar de que Susanita todavía funciona. En general, la regla en mi casa es que no se compra un electrodoméstico nuevo mientras su homólogo no esté muerto y enterrado (figurativamente hablando, porque otra regla es apostar al reciclaje de la basura electrónica).

La nueva impresora es una láser. Es toda negra, así que el nombre lógico para ella era... "Darth Vader" :-D

(Insertar marcha del Imperio Galáctico.)

¡Me gusta! Claro que el manual tiene ochocientas advertencias sobre lo que NO debo hacer con la impresora, lo cual me hace temer que, si meto la pata, sufriré una muerte rápida y dolorosa.


Lo bueno de la impresora láser con respecto a la de tinta es que imprime MUCHO más rápido. Diría más bien que dispara las páginas a toda velocidad...


Como sea, estoy contenta con la impresora. No espero que dure tanto como la otra, pero sí que sobreviva un par de años a la garantía (es poco probable; la etiqueta dice "Made in China").


Adoro la tecnología moderna.


Ya, ya, no llores, Susanita. Te pondré en el armario con mi cámara analógica. Seguro que ustedes tendrán mucho de qué hablar. ¿Quieres un pañuelo para tus lágrimas de tinta?

G. E.

15 de mayo de 2010

ESTÚPIDO BEOWULF

El otro día vi en la tele, por segunda vez, la peli Beowulf. Ya saben, esa nueva versión animada por computadora con personajes que parecen de verdad. Y la verdad es que me dejó pensando.

La peli empieza en el castillo del rey Hrothgar, quien es atosigado por un monstruo llamado Grendel. Un monstruo feo, incomprendido, seguramente apestoso, con pésima dentadura y un terrible dolor de oídos. Y sin pene, encima. Pobrecito, le tocaron todas las desgracias posibles.

Me voy a quejar con los asistentes sociales.

Por suerte para Grendel, su madre en la peli es Angelina Jolie, de quien ya sabemos que adopta a cualquier niño que le pongan por delante.

En esta peli soy un sexy monstruo desnudo.
(Brad no está muy feliz de ser el padre adoptivo de Grendel.)

Dato curioso: Angelina es un sexy monstruo acuático desnudo... con tacones. ¿Tacones? ¿En serio? ¿Para qué quiere tacones un monstruo acuático? Más bien debería usar esas aletas que usan los buzos. Son muchísimo más adecuadas para desplazarse bajo el agua. Tacones. Pfff. (Estoy moralmente en contra de los tacones altos. Son aparatos de tortura que se hacen pasar por zapatos.)

En fin, para sacarse de encima a Grendel, Hrothgar contrata a Beowulf, un héroe archiconocido por matar monstruos y adornar los relatos de sus propias hazañas (como los políticos, más o menos).

Soy un héroe muy macho... aunque use minifalda.

Beowulf pelea (¡¡desnudo!!, ¡¡qué sexy!!) con Grendel y le saca un brazo (¡auch!). Grendel muere. Angelina se enoja mucho y mata a los amigos de Beowulf, así que Beowulf va a una cueva a matar a Angelina.

Y aquí es donde empiezan los problemas, porque Beowulf, en lugar de matar a Angelina, se la tira.

De verdad, ¿en qué estaba pensando? De acuerdo, Angelina está muy guapa, pero ¿tirarse a la madre de Grendel? Una criatura guapa que engendra un monstruo tan feo seguramente está expuesta a agentes teratógenos, como mínimo. A ver, señores, ¿ustedes se acostarían con una mujer que haya estado paseándose por las ruinas de Chernóbil? ¿Verdad que no? Por si fuera poco, la historia está ambientada en la Edad Media. En esa época no había condones ni antibióticos, así que la gente moría de sífilis. Y si los humanos tienen sífilis, ¿qué enfermedades infecciosas desconocidas podría tener un monstruo acuático? Francamente, qué poca prudencia desde el punto de vista sanitario. Beowulf podría haber quedado así:


Y éstos son sólo dos ejemplos. Las posibilidades son infinitas.

Además, aunque no hubiera teratógenos ni enfermedades infecciosas, todavía estamos hablando de la madre de Grendel. Angelina le pide un hijo a Beowulf, y él accede. ¿Perdón? ¿Acaso no le sirvió de advertencia la presencia de Grendel? ¿Ustedes engendrarían un hijo con un monstruo acuático que hubiese parido anteriormente a un ser horroroso y con dolor de oídos? (Más tarde se sabe que Grendel es hijo de Hrothgar. Por lo tanto, ya había antecedentes de que los humanos y los monstruos acuáticos desnudos no producen buenos híbridos.)

No les cuento el resto de la peli, pero Beowulf no termina demasiado bien. La verdad es que se lo merecía, por pensar con los testículos. Sólo siento lástima por la pobre Reina Wealtheow, esposa de Hrothgar y luego de Beowulf.

¡Snif! ¡Mis dos maridos me engañaron con Angelina Jolie!

Ya, ya, no llores. Mira, te voy a dar el teléfono de alguien. Se llama Jennifer Aniston. Seguro que ustedes tendrán mucho de qué hablar. Toma, aquí tienes un pañuelo. Bye-bye.

G. E.

9 de mayo de 2010

ME PRESENTO

¡Bienvenidos! Quizás me conozcan de Facebook o alguna otra comunidad, pero para los lectores nuevos, ésta soy yo:


Sí, todo ese pelo es mío :-) Tiene sus ventajas: me abriga en invierno, disimula mi enorme trasero, y cada tanto me gana algún cumplido de automovilistas babosos (el día que alguno se estrelle contra una columna por andar distraído, les pongo la foto).

Vivo en la República Oriental del Uruguay. Es un país chiquitito entre Argentina y Brasil que poca gente conoce. Sin embargo, es un país moderno, con magníficas ciudades y una población activa.


De acuerdo, lo admito, es un país medio deshabitado con más vacas que personas. Lo que pasa es que el aislamiento geográfico ha propiciado el desarrollo de vacas carnívoras que cada tanto se comen a la gente, por eso nuestra población no aumenta.


Pero no importa. Para algo estudié en la Facultad de Veterinaria, y ya tenemos planes de contingencia. Básicamente consisten en: a) exportar vacas vivas a China, ya que ahí tienen superpoblación de gente; b) cazar a las vacas usando como carnada a activistas de PETA; y c) criar unas ovejas gigantes genéticamente diseñadas para comer vacas carnívoras (se extinguirán naturalmente cuando se acabe su fuente de alimento).

Mi otro trabajo, no remunerado (todavía), es escribir. Es que tengo demasiadas ideas en la cabeza, y si no las dejara salir harían explotar mi cerebro, lo cual sería un tantito inconveniente. Además, mi madre ya me ha dicho que no quiere limpiar los sesos del piso. Aunque mi gato podría hacerse cargo de eso...


Y bueno, esto es todo por ahora. Que tengan un bonito día :-)


G. E.
SEGUIR POR CORREO ELECTRÓNICO

La suscripción permite recibir cada entrada (completa) del blog por correo electrónico unas pocas horas después de su publicación (¡incluyendo los dibujitos!). Sólo tienes que apuntar tu dirección y confirmar la suscripción. (Y no, yo no veré tu dirección, así que no la usaré para enviarte propaganda. Podrás desuscribirte cuando quieras, además.)
Seis historias románticas contemporáneas con un toque de arte en cada una.
 
 
Haz clic en la imagen para leer la muestra gratis, haz clic en el botón verde abajo para comprar ya mismito esta edición de lujo mediante PayPal (pago seguro). (¡Y de paso alimentarás a la autora de este blog para que pueda seguir escribiendo! ¡Gracias!)
 

Datos personales

Mi foto

Dice aquí que debo escribir algo para demostrar que soy yo. Pues no. Prefiero dejar a todo el mundo con la duda. ¡Buajajajaja! >:-D